-------
-------
VEA: CINE // PROGRAMA EDITORIAL







BERLINALE 2013: LAS FUMADORAS GANAN / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES

Publicado el 19 de febrero de 2013 // 16.20 horas, en Bogotá D.C.

BERLINALE 2013: GANAN LAS FUMADORAS 

Los triunfos más resonantes de este cierre del Festival de Cine de Berlín fueron para dos películas cuyas protagonistas son fumadoras obsesivas, en un mundo que ha desterrado el cigarrillo y lo mantiene proscrito, se supone que para siempre. La rumana “Child´s Pose” y la chilena “Gloria”, alcanzaron un resonante éxito y su trama se desenvuelve alrededor de la vida de dos mujeres para quienes el cigarrillo es, para una, el placebo de apoyo para sus angustias y para la otra, parte simbólica de su optimismo frente a la vida. La primera película es un trabajo que se alzó con el palmarés principal del Oso de Oro y la segunda con el Oso de Plata a la mejor actriz, Paulina García, en la producción que el chileno Sebastián Lelio realizó con España. Es relevante este inicio de año del cine austral, con Pablo Larraín y su “No” protagonizado por el mexicano Gael García Bernal compitiendo por el Oscar a mejor película extranjera, y ahora, con esta “Gloria” galardonada en Berlín. 

Los otros premios de la reducida lista lo integraron en la categoría de plata al mejor director, para el director estadounidense David Gordon Green, apenas un nivel arriba de la chilena Paulina García. El otro oso, para el mejor actor, fue para Nazif Mujic, de la película bosnia  “An Episode in the Life of an Iron Picker”, que también se alzó con el Oso de Plata como Gran Premio del Jurado, detrás del primer lugar que tuvo la cinta rumana

Irán, Francia y Alemania se llevaron otros galardones de menor calado, pero igual de importantes en este gran certamen de inicio de año que tiene la virtud de convocar a producciones de países distantes e ignotos que se asoman al gran mundo del cine, a veces por única vez. En esta versión 63 de la Berlinale aparecieron Bosnia, en los primeros sitiales, junto con Kazajistán, Australia e Irán, aunque estos dos últimos ya no son tan exóticos para el cine mundial

En esta versión del festival alemán, Rumania acrecienta su presencia e influencia como país de gran importancia para el cine que se proyecta desde la Europa oriental posterior a la Guerra Fría. El trabajo que se llevó el lauro principal, o mejor el Oso más importante, narra una historia psicológica, en la mejor tradición del cine europeo, sobre la relación entre una madre de carácter fuerte y posesivo, ante un hijo que se flexiona por la  presión materna, en tanto ésta pretende encubrir una muerte accidental que provocó su vástago y de la fue víctima un niño 

La producción rumana mezcla el drama con las escenas pintorescas que no marginan el humor frente a lo grotesco mezclado con lo dramático de una protagonista que se apoya en el cigarrillo para aliviar el estrés que le produce el buscar salidas para salvar a su hijo. El escenario enmarca un tejido de corrupción, tráfico de influencias y bajo perfil ético para tratar de dejar impune el delito.   

Por su lado, la historia que exhibió el cine bosnio traza el hilo dramático de una pareja que recorre hospitales en su país, buscando atención para la mujer que lleva en su interior un feto muerto, pero no tiene seguro médico. El drama está interpretado por los verdaderos protagonistas del episodio, en efecto acaecido en la vida real, que señala las lacras de una Europa en crisis que desampara y margina a sus habitantes y los sumerge en situaciones comparables en las que día a día se presentan en cualquier escenario del tercer mundo. Nazif Mujic el premiado actor novel, es en verdad el esposo de la víctima cuya historia se refleja en el libreto de la película 

Menos elitista que Cannes y también con menos aura que el festival francés, el encuentro internacional anual del cine que convoca Berlín tiene en su favor esa vocación por poner de relieve el trabajo cinematográfico de los menos afortunados por la geopolítica y el poder globalizante de la industria. En contraposición con este detalle, lo cierto es que la mayoría de estas producciones jamás circulan por los circuitos de distribución de la mayoría de los países occidentales. Eso incluye a Latinoamérica 

La consagrada y recordada súper estrella de la cinematografía francesa, Catherine Deneuve, tuvo su cuarto de hora en la capital alemana con su trabajo en “Elle s´en va”, en la cual interpreta a  una más que madura mujer que vive sus otoñales disparos de libertad y descontrol limitado. Esto sucede, en el celuloide, cuando su pareja la abandona por otra mujer más joven. La directora del filme escribió el libro hecho de manera especial para la diva francesa. que deslumbró por su belleza en la década de los años 60. En definitiva, la edición anual de la Berlinale que acaba de concluir tuvo un sesgo relevante hacia la mujer.   

En especial hacia esas mujeres que deciden, motu proprio, seguir rompiendo con ciertos arraigados criterios dentro de los que se supone se debe regir el comportamiento femenino, sea esto como cónyuge, madre, hermana, hija o sencillamente mujer. El ciclo de la liberación de género que estalló de manera abierta hace unos 60 años -aunque comenzó en el siglo XIX, con la incorporación generalizada a la producción industrial- parece no haber concluido. Resulta evidente, tal como lo señala el cine, que no sólo aún no ha terminado, sino que el retorno al hábito de fumar es otro de los desafíos que ellas protagonizan, tal como se verifica en “Gloria” y también en la película rumana que se llevó de Berlín el Oso de Oro (aresprensa)


Visitas acumuladas para esta nota: 00745



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home