------







UDCA: EL TIMO DEL RECTOR / LA TERCERA OREJA / ACTUALIDAD

Publicado el 24 de julio de 2013 / 17.55 horas, en Bogotá D.C.

Aquello que se escucha aunque se diga en voz baja 

(El chisme no es la verdad, pero sus elementos implícitos pueden ayudar a reconstruirla)

Esta sección le debe su nombre a un famoso programa radial de misterio que se emitía en Chile por los años 60. Esa es única deuda que tenemos con la prestigiosa radiofonía chilena. Hecho el ajuste de cuentas, debe decirse que, aquí, el espacio está destinado a la picaresca que disuelve nuestra seria política editorial. El único misterio es el propio que encierra todo chisme.


  • Los japoneses no tienen autoridad para enseñarle al mundo a abrir los ojos.

 

UDCA: EL TIMO DEL RECTOR

 Fuentes acreditadas han señalado a la Agencia de prensa ARES que es inminente el inicio de acciones judiciales contra la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales -UDCA- por el incumplimiento de un multimillonario acuerdo, entre esta entidad educativa, con la sociedad Gestora Universitaria que fundó y administró en nombre de esta universidad, la Facultad de  Ciencias Económicas, Administrativas y del Derecho, con sede en el barrio de Teusaquillo de Bogotá. Ese acuerdo -que es de obligatorio cumplimiento por las partes- estuvo mediado por la Universidad del Rosario. Desde el inicio del semestre que corre y por disposición del rector la UDCA, Germán  Anzola Montero, se tomó el control académico de la Facultad mencionada, la cual afronta una crisis en el requerimiento de matrículas para esta segunda parte del año, al tiempo que la institución en general ve peligrar sus compromisos de aprobación ante el Estado de los registros calificados, cuyo trámite debe iniciarse antes de finalizar este 2013. Esto último, si se cumple la  intención de demanda en los estrados judiciales, por lo que se considera un “timo” o “conejeada”*, generada por la decisión rectoral de negar el compromiso de pago por la transferencia de la unidad académica de Teusaquillo a pleno control de la universidad. 

La situación amenaza con generar un nuevo trauma institucional en el escenario académico colombiano, que se sumaría a los que ya afronta la Fundación Universitaria San Martín en la capital del país y, en Barranquilla, la Universidad Autónoma del Caribe. Ambas han visto mermado su capital simbólico -que repercute de inmediato en la credibilidad social y en la demanda de matrículas- como consecuencia de conflictos originados en la desmesura y abusos en la toma de decisiones, que han derivado en inconsistencias legales y delitos de diversa índole al tiempo que, en el caso de la Autónoma del Caribe, mantienen privada de la libertad a la exrectora Silvia Gette. 

La negativa de la UDCA a cumplir su compromiso con Gestora Universitaria se produjo después de que la Universidad del Rosario oficiara como árbitro entre las partes y a pedido de éstas, para determinar el costo del traspaso administrativo que había sido exigido por la rectoría, dando por terminado un contrato vigente y aún sin concluir en los tiempos acordados. A fines de junio de 2013 el árbitro definió que el costo de la interrupción abrupta del contrato generaba una deuda por compensación cercana a los 8 mil millones de pesos

En el pacto previo para hacer viable la intervención del árbitro, se había convenido que, “cualquiera que fuese el veredicto del par mediador, éste sería aceptado sin discusión por las partes”. Este último aspecto es el que se habría desconocido, luego de producido el dictamen de El Rosario,  y cuya expresión culminante fue la negativa de Germán Anzola, en hacer efectivo el compromiso establecido en lo que hace pago de la deuda generada. 

El telón de fondo de la situación –además de las consecuencias económicas y jurídicas-  es el de la responsabilidad ética de las instituciones universitarias y en particular de sus directivos. Las determinaciones de los últimos tiempos, en el seno de la UDCA, por parte de la autoridad rectoral han tenido cuestionamientos severos y han derivado en consecuencias notables como, por ejemplo,  la defenestración de integrantes del grupo de fundadores y miembros de la alta dirección; entre ellos Gilberto Alzate Ronga y Germán Téllez Gómez, por “diferencias irreconciliables” con la gestión de la rectoría. Anzola dirige la institución desde hace tres décadas.   

GERMÁN ANZOLA MONTERO - Rector UCA Colombia

Se acusa al rector de un “manejo despótico, arbitrario y de memoria feudal”, aunque -se señala- envuelto en el maquillaje de un trato señorial que “se asemeja al de un verdadero caballero”. La crítica al estilo del directivo añade que en realidad existe en ese despliegue del comportamiento, una suerte de “esquizofrenia social y en especial ética”, pues los buenos modales encubren “una torva manera de proceder que perjudica de manera constante y severa a las víctimas” y pone en riesgo la salud institucional de la misma universidad. Alguien que conoce bien el temperamento de Anzola le señaló a ARES que “vive reclamando el respeto para sí mismo y para su grupo áulico y amanuense, al tiempo que vive irrespetando a los demás, sobre todo en sus derechos, bajo la máscara y ritualidad del Manual de Carreño”.   

La incógnita que surge a partir de este cuadro de situación gira alrededor de la  estructura de valores que guía las acciones de algunos directivos de ciertas universidades colombianas y por precipitación a las mismas instituciones de educación superior que sufren a ese tipo de timoneles de añejo manejo y mañas. A tal incógnita se suma otra por inferencia: si el incumplimiento y el maltrato es el ejemplo que se muestra a partir de la cabeza institucional, ¿qué enseñanza se les deja a quienes se educan en estas casas privadas de altos estudios que han sido delegadas por el estado colombiano para la delicada labor de formación de sus jóvenes y futuros ciudadanos?  

De hecho y en la etapa previa al cambio de control administrativo en la sede de Teusaquillo, el desasosiego y la confusión se trasladó a la sensibilidad de la comunidad estudiantil y eso produjo una reducción vertical en la demanda de matrículas para el ingreso al primer semestre. Incluso, a punto de concluir el mes de julio, aún no se ha concertado la contratación del personal administrativo que maneja partes sensibles y estratégicas de la dinámica académica.  

A esto se suma que la situación deteriorante se produce justo en el momento en que la UDCA se apresta a solicitar la renovación de los llamados “registros calificados” que exige la reglamentación del gobierno colombiano a todas las entidades de educación superior, para poder funcionar y ofrecer sus servicios educativos. Gestora Universitaria creó hace siete años la unidad académica que, en principio, se llamó Escuela de Economía, Administración y Finanzas. Hoy se la conoce como Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y del Derecho.  

Son siete programas en total y el de formación de abogados ha sido el último que se creó. La estructura inició sus labores con 4 estudiantes y la interrupción del manejo delegado a Gestora Universitaria se produjo cuando ya cursaban más de 700 en los distintos programas. Han egresado ya 4 cohortes que, en total, integran algo más de un centenar de nuevos profesionales (aresprensa)

------ 

*En el lenguaje coloquial colombiano “hacer conejo” significa convertir a alguien víctima de un engaño, con perjuicios materiales. Eso es lo que hace el “vivo” latinoamericano,  quien -según el Nobel, Mario Vargas Llosa- ve en su entorno un universo de “pendejos”, con graves consecuencias para todos, incluso para él mismo. Esa Weltanschauung arraigada en las mentalidades latinoamericanas produce comportamientos tan marginales como despóticos, nos caracterizan sin diferencias de nivel  social y  son causa de la escasa credibilidad que padecemos en el mundo.  


Visitas acumuladas para esta nota: 06165



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home