------
VEA: CINE / PROGRAMA EDITORIAL







“PELO MALO” PINTA BIEN / CINE / ARTES ESCÉNICAS / A-P

Publicado el 07 de octubre de 2013 / 21.00 horas, en Bogotá D.C.

PELO MALO” PINTA BIEN

Nadie esperaba que la película venezolana de Mariana Rondón se alzara con la Concha de Oro en San Sebastián, a fines de septiembre. Es cierto que la ternura que emanaba la trama había elevado el entusiasmo. Pero una cierta mirada de minusvalía pretendía seguir viendo a esta obra del país caribeño como una prolongación edulcorada de los ya famosos “culebrones” que produjo durante décadas la televisión de ese país. Estos criterios olvidaban que esas telenovelas fueron y son la expresión estética de un especial imaginario colectivo sobre el cómo se entienden los buenos y los malos, aunque y sobre todo, han sido y son un verdadero fresco de la manera de ser de los latinoamericanos. Pero, claro, no todos han leído las obras de Jesús Martín Barbero y sus compañeros de aventura reflexiva sobre la mirada filosófica y antropológica que los latinoamericanos tienen sobre su propia vida. Esta “Pelo Malo” va en camino de convertirse en una verdadera bandera de marca en la producción del buen cine regional.

La sorpresiva decisión del jurado de San Sebastián tuvo también la impronta de convertir a la directora Mariana Rendón en la cuarta mujer que gana el palmarés supremo en aquella ciudad vasca.  Esa señal tiene un dejo machista y al tiempo habla de la escalada que siguen pegando las mujeres que hacen cine desde la dirección. Algo que ya anticiparon creadoras como la italiana Liliana Cavani y la norteamericana Kathryn Bigelow. Esta huella que deja en alto la producción de América Latina en la larga historia del Festival de San Sebastián, no se detuvo allí.

También los mexicanos brillaron por sus méritos. Fernando Eimbcke ganó la Concha de Plata a mejor director por “Club Sándwich”. En definitiva, la edición 61 del encuentro cinematográfico en San Sebastián tuvo un marcado acento de lengua española. También la ibérica Marian Álvarez ganó la Concha de Plata a mejor actriz por su interpretación en el filme “La Herida”.  Así y todo, los méritos reconocidos no fueron completos para los hispanoparlantes: el británico Jim Broadbent se llevó una Concha de Plata para mejor actor por la participación en “Le Week-end”. La propuesta de Eimbcke vuelve a explorar el tema de los adolescentes, que ya había tratado con “Temporada de patos” y “Lake Tahoe”. En lo que se presentó en San Sebastián el realizador mexicano aborda las complejas relaciones de los jóvenes, pero esta vez con la madre.     

La película venezolana que tuvo acceso a la cúspide trata sobre las tribulaciones de un muchacho mulato, preadolescente y pobre, que sufre por el rizado de su cabello y realiza esfuerzos por alisarlo, situación que lo lleva a conflictos con su progenitora, quien supone que esa actitud es propia de homosexuales. El planteamiento, tal como lo señaló Rondón, afronta los conflictos de discriminación y falta de reconocimiento hacia la diferencia que envuelve los rituales sociales y el trato entre personas muy cercanas, en la actual sociedad latinoamericana. “Es una cinta chiquita contra la intolerancia”, definió la directora de la obra.  

MARIANA RONDÓN
"Pelo Malo" ganadora
San Sebastián 2013

Después del logro en el prestigioso festival de San Sebastián el trabajo de la venezolana debe afrontar los problemas de distribución en la propia América Latina, pero si supera esas barreras, los expertos suponen que “Pelo Malo” tiene éxito asegurado en taquilla.  El cine venezolano no es un ámbito de producción estética que pelee por los primeros lugares en lo que brindan los latinoamericanos al mundo, pero ha comenzado a construir una tradición en la que este trabajo de Rondón sigue a producciones como la recordada “El Pez que fuma” de Román Chalbaud  o “Punto y raya” de Elia Schneider. Venezuela ya se distingue –desde hace varias décadas- en las propuestas de artes visuales como la pintura y la escultura, con figuras tales como Jesús Soto.

El cine venezolano puede a aspirar, después de este “Pelo Malo”, a afirmar la calidad y el reconocimiento de su labor colectiva en la estética cinematográfica, de la misma manera como lo hacen Chile o Perú, que ya comienzan a disputar el primer plano que ocupan desde siempre brasileños, argentinos y mexicanos.  Ya los australes compitieron por la mejor película en lengua no inglesa, en la edición 2013 del Oscar, con la película “No” que protagonizó el mexicano Gael García Bernal.

La producción de Rondón superó los pronósticos de los europeos en San Sebastián, que apostaron por filmes como “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, “Enemy” o “Like father, like son” de Hirokazu Kore-eda y también, “Una cuestión de tiempo”.  Esta última, realizada bajo la dirección de Richard Curtis.  Aún no es fuerte en Europa el imaginario favorable de las apuestas que se realizan para el cine que se habla en español (aresprensa).


Visitas acumuladas para esta nota: 00535



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home