-----

-----
VEA: ARTES VISUALES / PROGRAMA EDITORIAL







LA ESTELA QUE DEJÓ ESA 9a. EDICIÓN DE ArtBo / ARTES VISUALES / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 16 de diciembre de 2013 / 21.30 horas, en Bogotá D.C.

LA ESTELA QUE DEJÓ ESA 9a. EDICIÓN DE ArtBo

Más de un mes después del cierre de escenario que genera ArtBo para el mercado del arte regional, una perspectiva del rédito que deja esta feria señala que puede señalarse como positivo, no solo en lo que hace a la asistencia de público local sino también en la asistencia de galerías internacionales. Muy atrás quedaron los inconvenientes y desacuerdos que empañaron la edición del año anterior. Puede afirmarse entonces que la imagen del evento se ha reforzado y estabilizado lo cual, por exclusión, precisa que la Feria se ha autorregulado y que ha disipado la entropía potencial que pudiese restarle imagen. Un espacio nuevo, Articularte, fue evidencia de ese fortalecimiento y nada indica que la pugnacidad previa haya continuado. No al menos en la superficie, con incidencias en las que incluso los celos políticos y de casta tuvieron algo que ver. 

Escribe: Martha ROMERO RICO 

Hubo en esta novena edición de octubre una fuerte presencia del Brasil, como reflejo de esa suerte de “fuerza-país” que también se expresa en este campo. En vísperas de dos encuentros deportivos ecuménicos, un mundial de fútbol y las olimpiadas en Río de Janeiro, el vecino gigantesco también se hizo presente con su producción en el campo de las artes visuales. Hubo 10 galerías brasileñas que mostraron tanto el trabajo plástico tradicional del “país tropical”, como las nuevas tendencias de su arte joven. La concurrencia de los brasileños a esta feria internacional de arte pone una marca a la intención de los organizadores de ArtBo para fortalecer su apuesta por convertirse en un escenario de proyección, al menos regional, con fuerte peso simbólico y de convocatoria especializada.  

También Cuba tuvo una fortaleza marcada en esta feria de 2013, en menor en número que Brasil pero con propuestas de marcada creatividad que convocaron la atención de un público numeroso y satisfecho con el despliegue organizativo y de propuestas estéticas. Un hecho curioso de esta nueva edición de ArtBo fue la desaparición del programa “Pon de tu Parte”, reemplazado por “Articularte” y con intención similar a la anterior propuesta. Esto es, vincular iniciativas y talentos jóvenes e infantiles a la práctica de la construcción tanto en pintura como en otras manifestaciones del género. El interés general en ArtBo fue tan marcado como lo muestran las cifras al respecto: hubo un incremento de un 50 por ciento de asistencia frente a la marca registrada el año pasado. En la suma, ArtBo 2013 tuvo más de 25 mil asistentes en sus cuatro días de vigencia. 

Una de las novedades de esta novena edición de ArtBo fue la presentación del premio Prodigy Beca Flora, destinada a un joven creador que surgiese de entre los 23 artistas noveles inscritos en “Artecámara” para intervenir en el espacio que se denominó “La Desilusión de la Certeza o la Ilusión de la Incertidumbre”. Este premio se entregó a la joven artista Camila Botero quien expuso su obra “Arriba y Abajo en el Futuro”, una instalación compuesta por fotografía, video y una pieza de neón, con homenaje a la ciudad de DetroitEse aspecto puntual de lo que ofreció ArtBo en su novena edición quedó enmarcado en un entorno de participación que incluyó la presencia de 26 galerías que asistieron por vez primera a la convocatoria, en un total de 65 salas de exhibición que integró a 21 nacionalidades.

Algunas de las piezas que atrajeron la mayor atención del público que asistió al recinto de Corferias fueron, sin orden de prioridad: las cinéticas del argentino Julio Le Parc, de la galería Infinito; el trabajo “Coluna” de la brasileña Tatiana Blass, de la galería Johannes Vogt. También las pinturas de la mexicana Minerva Cuevas, de la galería Hurimanzutto -asistente primerizo de la Feria- o los trabajos que exhibió la sala “La Habana” de Cuba y la del peruano Aldo Chaparro, representado por OMR, de México. Por su lado, la galería Baró de Brasil incluyó piezas del chileno Iván Navarro, que reiteran el tema del proceso autoritario que vivió el país austral en las décadas de los años 70 y 80.

En el plano académico hubo exposiciones y mesas redondas con atractivos temas para el público, tanto especializado como general. Algunos de ellos, fueron: “Los Museos en el laberinto postmoderno”, o “La Responsabilidad pública en la constitución y preservación del patrimonio artístico”. Una de las estrategias pedagógicas dirigida a la incorporación del simple observador a la apreciación del arte, fue la implementación de la visita guiada por grupos no superiores a las 15 personas, en los diferentes pabellones de la Feria. Esto incluyó el intercambio presencial con artistas y galeristas.  

Uno de los detalles que no pasó inadvertido fue la reducción en asistencia de galerías venezolanas: apenas dos, frente a cuatro de la versión anterior de ArtBo.  Otro detalle: la constitución de espacios intermedios para el descanso de los visitantes, diseñados por Jorge Lizaraso, con énfasis en el mensaje ecológico y la sostenibilidad ambiental, conjugando materiales y diseños contemporáneos. Articulado con ese concepto, se vieron en esos espacios muebles fabricados con fibra de costal y elementos afines, como los tejidos a mano en el plano decorativo, aunque sin confundir la artesanía con el arte y sin cerrar la añeja y sempiterna polémica al respecto (aresprensa).  


Visitas acumuladas para esta nota: 00847



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home