------
VEA: CINE / PROGRAMA EDITORIAL







POCA SORPRESA EN GLOBOS DE ORO 2014 / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 13 de enero de 2014 / 19.25 horas, en Bogotá D.C.

POCA SORPRESA EN GLOBOS DE ORO 2014

La entrega de los premios que hacen los corresponsales extranjeros en Hollywood y que se considera la más importante manifestación de reconocimientos previos al Oscar, otorgó lauros dentro de previsiones nada sorprendentes, salvo uno ó dos premios inesperados. En efecto, el premio a mejor actor fue toda una sorpresa: ganó Matthew Mc Conaughey como mejor actor en una película de drama en su primera nominación, por “Dallas Buyers Club”. El principal lauro para el drama estaba pensado para tres candidatas nominadas: “Gravity”, de Alfonso Cuarón; “12 Years a Slave”, del director Steve Mc Qeen y “Philomena” del británico Stephen Frears. Leonardo di Caprio y Martin Scorsese, mimados de la asociación de corresponsales, tuvieron satisfacciones por su trabajo con “Wolf of Wall Street”. Esta agremiación está integrada en buena parte por residentes no norteamericanos en el área de Los Ángeles,  y es por eso que la cinta del mexicano Cuarón, “Gravity”,  tenía grandes posibilidades de tener un reconocimiento por sus méritos, que no pocos consideran tediosos en lo que hace a trama cinematográfica. En efecto, el mexicano se llevó el trofeo como director, tal como se esperaba, pero resignó otras ambiciones.

Entre las mujeres que buscaban el primer plano en los premios ninguna tenía perfil de derrotada. Era difícil la decisión entre Sandra Bullock por su participación en el filme de Cuarón, Cate Blanchett, como estrella de “Blue Jasmin” o Judi Dench como protagonista de “Philomena”. Flotaba en el ambiente la sensación de que cualquiera que fuese la decisión ésta sería justa puesto que todas ellas tenían los méritos bien ganados, en especial la obra de Woody Allen que protagonizó Blanchett, en esta otra buena factura del consagrado director. Ya se había anunciado que ese icono del cine norteamericano no asistiría a la gala y si un premio llegaba lo recibiría en su nombre Diane Keaton, como en efecto sucedió. Blanchett se alzó con el lauro bajo nutridos aplausos que reafirmaron lo acertado de la decisión y fue su tercer globo de oro en ocho nominaciones de su historia como actriz consagrada

Las apuestas por “Gravity” eran contradictorias, por un lado -en esta carrera que recién se inicia por el techo de premios de inicio de año- la película para muchos aburrida por la carencia de trama argumentativa, era la porción latina y extranjera entre los grandes consagrados. Eso le daba un pasaporte especial a Cuarón pues podía desprenderse de los determinismos de la cultura norteamericana que se observan en los Oscar. Además, la compleja película de grandes méritos por sus efectos especiales, ponía un gran acento en la participación de la carismática Sandra Bullock, quien no recogió halago material pero sí presencial por parte de los asistentes a la velada. De esa manera, Cuarón se llevó el solitario reconocimiento a mejor director, aunque perdió la puja por mejor película y también por la eventualidad de lauro a mejor actriz de drama y a mejor banda sonora, al tiempo que se aperó para aguardar las nominaciones al Oscar.  

La tendencia del entorno que rodea a las decisiones de los corresponsales extranjeros se ha estado volcando a la temática que teje “12 Years a Slave”, pues la misma es cara para los norteamericanos. El recurrente y sensible tema de la esclavitud y la forma cómo se ha insertado en la matriz cultural e imaginario del país anfitrión de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, le abre un excelente panorama en las aspiraciones de alcanzar el mayor éxito en la cascada de premios que culminan con el Oscar de la Academia, pero la cosa entre los corresponsales de Los Angeles es a otro precio, tal como se vio de nuevo en el caso de Cuarón. Aunque, en el mismo giro, se confirma el clima favorable al tema de la esclavitud pues fue la película que lo abordó la que se llevó el globo máximo como la mejor en el renglón de drama.

CATE BLANCHETT MICHAEL DOUGLAS
"Blue Jasmine" "Behind the Candelabra"

Otros dos filmes que llegaron bien aspectados para llevarse los mejores reconocimientos fueron: “American Hustle” y “The Wolf of Wall Street”. En ambos casos los guiones se encuadran en las carreras de esos personajes que luchan por alcanzar fama y fortuna a cualquier costo, dentro de las posibilidades que brinda el estilo de vida de los Estados Unidos. El desafío vital y los caminos por la estafa, el abuso y el vértigo en la intención por cumplir los fines trazados, vuelven también como materia prima de trabajo para la realización de David Russell, en el primer caso, y de Martin Scorsese para el lobo del mundo de las finanzas. En una época de crisis económica, fruto en parte de la especulación sin sustento, las moralejas de ambas realizaciones son actuales e impactan la sensibilidad de quienes decidieron el destino de los premios. En ese orden no podía sorprender que el globo a mejor actor de comedia y como lobo de Scorsese, se lo llevara Leonardo Di Caprio con derechos indiscutibles.

Otro galardonado con justicia fue Michael Douglas por su realización para la televisión “Behind the Candelabra”, un trabajo sobre la vida de Liberace, pero que en realidad encara el difícil tema de la vida privada entre quienes no son heterosexuales y también el del amor y la soledad. Douglas le rindió un homenaje especial al coprotagonista de la producción, Matt Damon, quien también estaba nominado y recibió el halago simbólico desde la mesa en la que se regaba champagne suficiente, ante la miríada de astros y estrellas que asistieron a la noche de reconocimientos.    

La historia de los otros fulleros, los de “American Hustle” -cuyo nombre podría traducirse como estafadores o escándalo americano- tuvo tres grandes satisfacciones. Jennifer Lawrence se llevó el gran galardón como actriz de reparto en esa obra y desplazó a una casi segura ganadora entre las predicciones: Lupita Nyong´o de “12 Years a Slave”. En tanto que Amy Adams atrapó el globo a mejor actriz por la misma realización. En la suma, la misma “American Hustle” se alzó también con el premio a mejor película musical y la suma de mayor cantidad de reconocimientos.

Mientras Woody Allen recibió en ausencia el premio Cecil B de Mille por toda su vida de labor cinematográfica, Sofía Vergara quedó postergada por cuarta ocasión en la posibilidad de acceder a un premio como actriz de reparto. Ese reconocimiento se lo llevó la renombrada Jacqueline Bisset por su participación en “Dancing in the Edge”. Una cierta tristeza generó el que se haya dejado de lado de cualquier consideración, a la obra sobre el corredor Niki Lauda, “Rush”, quien estuvo presente en la ceremonia vpero que, incluso con el peso de su fama en el escenario, ya no alcanzaba para tener en cuenta al hispano-alemán Daniel Brühl y el tremendo papel que sobre Lauda interpretó en ese filme.

En tanto que Jared Leto -quien fue el que le ganó a Brühl la puja- también tuvo premio en conjunto con Mc Conaughey, por la participación como actor de reparto en la, esa sí, sorpresiva realización que es “Dallas Buyers Club”, con un guión sobre los afectados por Sida. Pero también se debe señalar que fue inesperado que en el rubro de televisión, “Breaking Bad” se alzara con los premios a mejor serie de drama y a mejor actor para Bryan Cranston. Dos sorpresas que no alcanzaron para romper la regla de que aquí no hubo sorpresas (aresprensa). 


Visitas acumuladas para esta nota: 00589



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home