LA HAYA: CHILE Y PERÚ REDEFINEN LÍMITE MARÍTIMO / ACTUALIDAD

Publicado el 26 de enero de 2014 / 11.17 horas, en Bogotá D.C.

LA HAYA: CHILE Y PERÚ REDEFINEN LÍMITE MARÍTIMO 

El estado chileno aceptó la competencia del Tribunal de la Haya ante la denuncia peruana de la no vigencia de tratados de límites sobre el mar que comparten y que de manera indirecta desconoce, al menos en parte, el Tratado de 1929 y la delimitación marítima que se supone derivada de ese acuerdo. Esto es, que en lugar de una línea recta proyectada sobre las aguas, se  pretende trazar una bisectriz la cual en su deriva geométrica, se estima, beneficiaría al Perú. Vuelven de esa manera los fantasmas y las consecuencias de aquello que parecía haber quedado zanjado a partir de los acuerdos que surgieron de la Guerra del Pacífico, conflicto armado que le permitió al país austral sumar más de 500 kilómetros de costas perdidas por La Paz y Lima. Esto, además del territorio que va desde la costa desértica hasta la cordillera en el límite con la Argentina. Las consecuencias de la inminente decisión de La Haya producen aprensión no solo en sí mismas sino también por lo caprichoso que pueda ser el resultado y a la vista de lo sucedido en el litigio reciente y vigente entre Colombia y Nicaragua, que afectó de manera vertebral a los primeros al privarlos de casi 70 mil kilómetros de mar territorial sobre el Caribe, con la reacción y declaración del gobierno de Bogotá en el sentido de que el fallo del Tribunal es “inaplicable”. Voceros oficiosos de los intereses de Santiago, entre ellos los de varios parlamentarios, han señalado que el mismo reclamo de sus vecinos sobre límites ya acordados, desde el inicio fue un “acto inamistoso” y atentatorio contra las buenas relaciones entre ambos. Las prevenciones chilenas no son simples declaraciones a la vista, frente a esos resultados, y prosperan medidas en igual sentido por otro de los interesados en el área: Bolivia. Se aguarda con expectativa, pero sin tensiones peligrosas, que al finalizar este enero de 2014 el Tribunal de Holanda haga conocer su decisión al respecto 

Escribe: Rubén HIDALGO 

Ambos países perjudicados por la guerra del siglo XIX construyeron acuerdos con su anterior enemigo vencedor y en este proceso posterior al conflicto, tal como lo fue el mismo conflicto, Bolivia resultó ser el más afectado porque perdió su litoral, adjudicado en la década de 1820 por el árbitro victorioso en la contienda por la Independencia: Simón Bolívar, quien lo hizo sobre un espacio que había estado bajo control nominal y anterior de la provincia argentina de Salta. Todo esto hace que la decisión arbitral de La Haya sea bien compleja y de repercusiones futuras en la geopolítica del Cono Sur.   

El Perú desconoció la vigencia de límites marítimos entre ambos países y, de cierta manera, fue más allá de los tratados firmados que se derivaron de la contienda que los envolvió durante cuatro años en el siglo XIX. Lima reclama un espacio marítimo de unos 38 mil quilómetros comprendidos en una bisectriz que parte del punto que marca el límite binacional terrestre en la costa que baña el Océano Pacífico. El mar territorial adyacente hacia el occidente del triángulo en cuestión, sobre más de 28 mil quilómetros, también es parte de las exigencias peruanas mientras que Chile considera a esa superficie como “aguas internacionales”

Chile ha rechazado la reclamación peruana al poner de manifiesto que los temas limítrofes con sus vecinos ya quedaron zanjados en el transcurso del siglo XX y que existen tratados internacionales vigentes los cuales comprometen a ambos países. Santiago plantea que las aguas reclamadas son soberanas de Chile, en tanto que los peruanos exigen una partición equitativa de ese espacio oceánicoLos tratados que se toman como referencia, tanto en afirmación como en impugnación por sus vacíos, son el llamado Tratado de Ancón de 1883 y el de Lima de 1829.  

Aunque a esos acuerdos que dejaron zanjados los cambios en los límites heredados de la Colonia y la lucha independentista, debe sumarse el de 1904 que selló la pérdida del litoral boliviano. Todo esto sucede y se relaciona en el marco de la hoy llamada Convención sobre el Derecho del Mar. El Perú oficializó el reclamo ante la Corte Internacional de La Haya en enero de 2008 y se espera que el alto tribunal internacional emita su fallo en el inicio de este 2014. En tal encadenamiento de convenios históricos surgidos del enfrentamiento entre estos países y la nueva y esperada determinación de La Haya, se mantiene en el aire una síntesis que tanto entre expertos como en la sabiduría popular han señalado desde el comienzo: Chile tiene el control del candado para la una nueva salida boliviana al mar, en tanto que el Perú tiene guardada la llave de ese candado 

No pocos estiman que la determinación de La Haya será perjudicial para los intereses de Chile y por si fuera poco, también a los de una Bolivia que está terciando en el problema puesto que el estado altiplánico considera que su irrenunciable aspiración de salida al mar puede verse más impactada por el cambio geopolítico que se avecina. La inquietud de La Paz en este sentido no es gratuita. En 1929, cuando Lima y Santiago firmaron un acuerdo que parecía definitivo, sellaron de manera bilateral los intereses del futuro para el tercero en discordia en lo que hace a las secuelas de la Guerra del Pacífico.  

En efecto, en ese convenio quedó consignado que cualquier concesión o cambio eventual en el equilibrio resultante de aquella confrontación debía contar con la aprobación de Lima y no quedar limitado a una decisión bilateral exclusiva entre chilenos y bolivianos. Las aprensiones de Bolivia en lo que hace a su aspiración marítima futura podrían quedar golpeadas con la decisión del tribunal internacional, en tanto que Perú afirmaría su presencia en la zona marítima que fue escenario de las batallas navales que se desarrollaron entre 1879 y 1883.  

En esa confrontación Bolivia perdió un litoral de unos doscientos kilómetros que incluía el puerto de Antofagasta, en tanto que el Perú debió resignar los puertos de Arica e Iquique. No es improbable que cualquier punto que se le diese a Bolivia para que accediera a la aspiración marítima quedase enfrentado ahora a aguas peruanas, si La Haya decidiese hacer modificaciones sustanciales sobre la jurisdicción soberana en el Pacífico que divide a Chile y el Perú. Es por eso que Bolivia también tramita en La Haya un proceso frente a Chile. El caso de Colombia en su litigio con Nicaragua en el Mar Caribe está demasiado fresco como para suponer que los temores del Altiplano no tienen fundamento (aresprensa).                                    


Visitas acumuladas para esta nota: 00849



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home