----
VEA: LETRAS / PROGRAMA EDITORIAL







BUENOS AIRES CERRÓ SU FERIA / LETRAS / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 13 de mayo de 2013 / 22.15 horas, en Bogotá D.C. 

BUENOS AIRES CERRÓ SU FERIA  

El cierre de la Feria del Libro de la capital argentina que en esta edición cumplió 40 años, dio a conocer una noticia que no puede sorprender a nadie: los libros que más se vendieron fueron los del Nobel colombiano fallecido el mes pasado. Este acontecimiento se suma al hecho de que el encuentro tuvo más de un millón doscientos mil visitantes, un verdadero record para esta feria argentina del libro, que es decana en Sudamérica y la más importante entre sus iguales de América Latina.  El incremento en visitas representa un siete por ciento más que lo aforado en el año 2013. Esa cifra de un dígito por encima de los niveles alcanzados en la edición interior tienen otro indicador de dos dígitos: las ventas de libros fueron superiores en un 20 por ciento a las alcanzadas el año pasado.  La feria del libro de Buenos Aires se inició el 24 de abril y se cerró el mismo día en que también se clausuró la similar de Bogotá que alcanzó una cifra de visitantes algo superior a las 450 mil personas. 

Fueron casi tres semanas completas de actividades alrededor del libro, en el marco de una cultura colectiva amarrada por tradición a la palabra escrita y a despecho de que los índices generales del país argentino muestran índices en bajada en casi todos sus rubros, incluso en el soporte social que determina de forma insoslayable las cifras de consumo cultural, aunque para los voceros oficiales los indicadores negativos no existan. En Argentina ha crecido, la desocupación, implosionan las condiciones económicas macro y llega la recesión, también se ha incrementado la inseguridad y sumado a ese sombrío panorama, está en aumento el narcotráfico en todos sus niveles

A pesar de ese horizonte negativo en lo estructural, los niveles de lecturabilidad y de acceso del libro parecen mantenerse o al menos sostenerse. Los datos de esta feria del libro realizada en la capital argentina así parecen confirmarlo. El entorno de la gigantesca oferta editorial que tuvo por escenario el tradicional predio de la Sociedad Rural del porteño barrio de Palermo tuvo el desarrollo 1120 actividades culturales en torno a la palabra escrita. En ese marco Quino (Joaquín Lavado) fue el creador que tuvo a su cargo la sesión de apertura de la Feria. Una de las presencias internacionales destacadas fue la del español Arturo Pérez-Reverte, aunque no la única.   

Algunos de los autores más vendidos en esta feria de Buenos Aires fueron Stephen King, J.K.Rowling, George Martin, Florencia Bonelli, Suzanne Collines, John Ronald Reuen Tolkien, Jane Austen y Eduardo Sacheri. Al margen de lo anterior, hubo otro espacio internacional que concitó marcada atención del público, que no es sólo argentino sino que está compuesto por flujos que llegan para este encuentro desde los países vecinos, incluido Brasil. Ese espacio de reflexión fue el que generó el llamado “Diálogo de Escritores Latinoamericanos”, en cual participaron tres decenas de autores de diferentes países del continente

J.M. COETZEE PAUL AUSTER

                                                                                              

Aunque uno de los encuentros más esperados -el diálogo entre Paul Auster y el Nobel sudafricano J.M. Coetzee- tuvo un fuerte respaldo del público, llamó la atención el interés por los temas relativos a la juventud. Eso quedó marcado en el éxito del libro “The Maze Runner” y la presentación de su autor, James Dasher. Un éxito compartido por los libros de autoría de Gabriel García Márquez, quien resultó ser el escritor más solicitado a través de sus obras en este encuentro de Buenos Aires. En esa línea debe advertirse que lo normal es que el escritor colombiano venda unos 10 mil libros al año en la Argentina, pero en esta ocasión se agotó la disponibilidad de ejemplares dispuestos para esta edición de esta feria (Filb) número 40.  

Debe recordarse que Sudamericana, esa empresa editorial que publicó por primera vez “Cien Años de Soledad” en 1967 y en Buenos Aires, tiene previsto hacer un lanzamiento próximo y especial de 150 mil ejemplares. Este éxito del fallecido autor colombiano repite lo que ocurrió hace casi medio siglo cuando se agotó en pocos días esa edición inicial del libro mayor de Gabriel García Márquez. Al respecto, debe recordarse que nunca el escritor caribeño hizo alusión pública a esa recepción inicial que le dio el público argentino a su obra y que le dio un impulso universal hasta su consagración definitiva, en un tiempo que en su propio país su trabajo no era reconocido en la verdadera dimensión que después se le reconoció

La conmemoración a aquella primera tirada del libro del escritor colombiano se produjo en la programación de la Feria de Buenos Aires, en simultánea con el homenaje por el centenario del nacimiento Julio Cortázar, autor de “Rayuela”. El escritor argentino muerto en 1984, fue integrante del grupo de escritores que conformaron lo que se conoció como el “boom” de la literatura de esta región del mundo, en los años 60. Ese grupo de referencia, compuesto por el colombiano y el argentino, entre otros escritores latinoamericanos, también tuvo espacio indisputable para el peruano Mario Vargas Llosa (aresprensa).      


Visitas acumuladas para esta nota: 00721



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home