------
VEA: CINE Y ARTES ESCÉNICAS / PROGRAMA EDITORIAL 







TURQUÍA SE LLEVÓ LA DORADA PALMA / CINE Y ARTES ESCÉNICAS / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P 

Publicado el 27 de mayo de 2014 / 08.10 horas, en Bogotá D.C.

TURQUÍA SE LLEVÓ LA DORADA PALMA  

Entre 18 títulos fue “Winter Sleep”, la película del turco Nuri Bilge Ceylan, la realización que levantó la Palma de Oro en Cannes 2014. La máxima distinción como director fue para Bennet Miller por su labor al frente de “Foxcatcher”, una obra que tuvo una gran recepción del público. El galardón para mejor actor se lo llevó Timothy Spall, británico él, por su protagonismo en “Mr. Tunes”, en tanto que el lauro a la mejor actriz fue Julianne Moore, norteamericana ella, por “Map to the Stars”. El trabajo del jurado estuvo presidido por la neozelandesa Jane Campion, que como grupo de decisión también concedió reconocimiento a Jean-Luc Godard (“Adieu au Langue”) y a Xavier Dolan por “Mummy”. 

En esta edición 67 del encopetado festival de cine de Cannes, Sofía Loren fue una de las invitadas que concitó la mayor atención, como no podía ser de otra manera.  La Loren tuvo expresiones elogiosas para el trabajo y la presencia de Dolan como punta de renovación que hacen las nuevas generaciones de realizadores. Elogios hacia el cine emergente que bien hubiesen podido alcanzar, y de la misma forma, al colombiano Simón Mesa. Ese mito del cine italiano que estuvo en el festival francés asistió a un escenario que le rendía homenaje por su aporte insoslayable a la cinematografía mundial y ella misma asumió en la ocasión esa condición sobresaliente de su historia personal y artística.  

A punto de cumplir su octava década de vida, Loren habló sobre lo divino y humano de su existencia, sus repulsas hacia nombres intocables entre sus colegas y las reiteradas referencias a sus orígenes humildes, en la inmediata postguerra, cuando el hambre hacía mella entre los europeos pobres, incluidos los italianos. En ese marco tuvo también su hora el cine turco, con el primer premio para una saga sobre una familia residente en Anatolia y una locación en un hotel de provincia donde se desarrolla la trama, a la que los críticos saludaron como una herencia del cine psicológico de Ingmar Bergman

Fue una gran sorpresa que el colombiano Simón Mesa arrebatara la Palma de oro para el rubro cortometrajes. Sobre todo porque Mesa llegó sin sobreexposición mediática y con una carrera como director que todavía es inicial y por lo tanto está en crudo proceso de armado. El premio logrado en Cannes es en realidad una tesis de grado y, al tiempo, una suerte de consagración preliminar para mayores aventuras de realización, ahora con mayor fortaleza. El novel director colombiano llegó a Cannes con “Leidi”, un relato con sus virtudes de texto en imágenes y una sencilla historia de amor inscrita en los persistentes problemas de los jóvenes a los que envuelve el tramado social en ritmo paisa. El alcanzar este triunfo fue definido por el realizador como algo “surrealista”, es decir ni siquiera él tenía esperanzas de llegar tan lejos.  

La película es el fruto de una coproducción colombo-británica y tiene apenas 16 minutos de factura, un breve trabajo para el gran espaldarazo que recibe para un director que apenas tiene 28 años de edad. Ya en años anteriores había pasado por Cannes un colombiano consagrado como Víctor Gaviria, con sus largometrajes e historias que tienen una línea argumental de alguna manera parecida a la de Mesa, en lo que hace al marco de una sociedad en conflicto, tensión y desarticulación constante. El iraní Abbas Kiarostami fue el presidente del jurado que eligió este corto y el director consagrado no tuvo empacho en manifestar su admiración por el trabajo de cámaras y manejo de imágenes, para decir cosas, que hizo el colombiano

TIMOTHY SPALL  JULIANNE MOORE
Mejor actor  Mejor actriz 

                                                                             

En la prominente sección “Una cierta Mirada”, el conjunto de trabajos propuestos tuvo otro protagonista de relieve en Viggo Mortensen y su participación estelar en “Jauja”, que entró a competencia con un gran auspicio pero se llevó un premio menor, si así quisiera mirarse por la figura principal del filme. El certamen acotado -no competía por la Palma- tenía como director del jurado a un argentino, Pablo Trapero, en tanto que el director del trabajo encabezado por Mortensen también estuvo dirigido por un rioplatense: Lisandro Alonso.  

La trama de la cinta relata una historia focalizada en el extremo austral de la Patagonia, a fines del siglo XIX, cuando Buenos Aires trataba de imponer su hegemonía territorial en una zona muy disputada y con el acecho evidente de intereses europeos que aspiraban al control del paso bioceánico en el área marítima que rodea a Tierra del Fuego. Para Mortensen trabajar en un filme de argentinos sobre temas de ese país tiene satisfacciones particulares.  

El artista de “El Señor de los Anillos”, vivió su primera infancia en ese país y su acento en el manejo del idioma español es de aquella zona. Furibundo hincha del club San Lorenzo de Almagro, afición que comparte con el Papa Francisco, hizo durante su paso por Cannes, fuertes críticas al director técnico de la selección argentina, Alejandro Sabella, a causa de la composición del grupo de jugadores seleccionados para el certamen mundialista. Expresó al respecto su temor por los presuntos desaciertos en la elección de los arqueros argentinos señalando que Willy Caballero, quien juega en el Málaga español, es mucho mejor que al menos dos de los tres elegidos para proteger el marco albiceleste en el inminente Mundial de Brasil.  

En general, Mortensen extendió sus dudas sobre la totalidad de la defensa argentina que participará del certamen brasileño. En todo caso, la realización de Alonso sólo alcanzó el lauro otorgado por la federación de críticos, un premio menor tal como es evidente para una luminaria como el protagonista del trabajo. Empero, lo anterior no significa que América Latina haya tenido brillo y relevancia especial en esta edición 67 del festival de cine de Cannes. La participación regional en piezas de trabajo fílmico fue más bien escasa y la presencia de Trapero, Mesa o Alonso no alcanzaron a disimular el poco aporte de los latinoamericanos en la ocasión (aresprensa).


Visitas acumuladas para esta nota: 00425



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home