------
VEA: MUNDIAL BRASIL 2014 / PROGRAMA ESPECIAL







TRES CLAVES PARA GANAR UN MUNDIAL / ÓRBITA FÚTBOL / MUNDIAL BRASIL 2014 / LOM

Publicado el 08 de junio de 2014 / 20.00 horas, en Bogotá D.C.

TRES CLAVES PARA GANAR UN MUNDIAL 

Lo primero que debe decirse es que nadie puede olvidar a ese campeón que estaba “seguro” de ganar la copa máxima antes de disputarse el mundial, en aquel Brasil de 1950. Nada pudo arrancar de la memoria brasileña el famoso “maracanazo”. Ahora la afición del vecino sudamericano es de nuevo la dueña de otros sueños renovados, que no olvidan el pasado cuando se acerca el inicio de la  competencia universal. La actitud y la convicción contra la adversidad fue un elemento central en ese equipo uruguayo que le arrebató la ilusión al Brasil del medio siglo anterior.  Tal fortaleza subjetiva es uno de los tres elementos que debe tener un grupo de jugadores, cuando se asume el compromiso de disputar un mundial. Los otros dos son la condición física y la técnica que,  sumados a la referida fortaleza mental, aseguran una disposición adecuada para afrontar un desafío como el que se viene. De acuerdo con las exigencias de un mes de certamen, cada una de esas condiciones adquiere preeminencia sobre las otras dos, en un juego de combinaciones que junto a un factor externo pero vinculante, tal como lo es la dirección del equipo, determinará al vencedor que saldrá del último partido en Río de Janeiro 

Escribe: Edgardo “Cuqui” LÓPEZ 

Eso es el fútbol, donde se juegue, y es también su imprevisibilidad lo que le agrega atractivo a cualquier justa en este deporte universal. El Brasil de esta competencia mundialista llega menos desgastado que los demás porque aunque en lo que hace a individualidades todos vienen de largas competencias, al menos la auriverde no sufrió una desgastante eliminatoria de tres años como la que debieron soportar los demás, sean americanos o europeos. Ese es el caso uruguayo que debió cargar no solo con la suerte esquiva del proceso eliminatorio sino, además, con el sacrificio de un sufrido repechaje.  

Al margen de esas referencias, es posible decir que cualquier equipo que llegue a una confrontación de esta naturaleza debe estar en un buen momento mental, físico y técnico que le permita afrontar un esfuerzo reservado a las élites del deporte. Ese es el conjunto de las tres variables básicas para los que aspiren a disputar el título o al menos los primeros lugares. Tal disposición de la mente y de las condiciones de estrés muscular que se avecinan, generaran indicadores de gran riesgo para poder subir y superar las rondas, hasta el final. En lo que hace a la disposición mental, Alemania, Uruguay o el mismo Brasil, son exponentes ejemplarizantes de lo que ocurre cuando se debe salir al campo de la liza con la claridad y frescura de actitud en el momento de disputarle la primacía al rival de turno.   

En lo que hace a los jugadores que representan a sus selecciones por América Latina, debe recordarse que la mayoría de ellos juegan en ligas europeas, donde la competencia y exigencia llega a los máximos niveles y sin compasión o miramiento alguno. Tal presión física y mental aumenta la frecuencia de las lesiones y de eso es un claro ejemplo el colombiano Radamel F. García o el mismo Lionel Messi. A este último, en los partidos finales de su club catalán se lo vio apagado y con poco disimulo ante el ojo avisado, que advertía lo evidente: se estaba cuidando. Las excesivas lesiones acumuladas del conjunto de individualidades es un factor especial de este Mundial que incidirá en las posibilidades concretas de aquellos equipos que irán trepando en el transcurso del Mundial, hasta la ópera final en Río de Janeiro.  

Es en estos últimos días de preparativos -que incluyen los amistosos jugados y, sobre todo, ya presentes los protagonistas en la concentración definitiva- es cuando se tendrá un panorama claro y la certeza de las verdaderas condiciones en las que se encuentran los equipos dentro de las dinámicas de esas tres claves ya señaladas. La pauta final, agregada y exógena pero interviniente en la triada descrita, es la que juega el director técnico de quienes pondrán la piel y los pies en la cancha.  

Pero cualquiera de esas tres condiciones y la interviniente puede anteponerse a las otras, según sean las circunstancias en la evolución de un mundial y pueden en el cambio de supremacía de una u otra, imprevisto y aleatorio, volcar un resultado en los papeles o en el trámite en un sentido u otro. En la cita de convocados iniciales de la Selección Colombia figuró Radamel F. García, no por las condiciones físicas ni por su destreza técnica que ya no podrá revalidar en Brasil sino por la actitud mental que contagia a los restantes integrantes de su equipo y galvaniza a sus compañeros, como siempre lo ha hecho. Esto porque Falcao es un líder en su grupo, un verdadero “capitão do mato*, para expresarlo en la flexible lengua portuguesa de Brasil.  

La fatalidad de las lesiones previas sobre los astros de este Mundial inminente ha tensionado a las direcciones técnicas de varios países que hacen los últimos aprontes antes del viaje a Brasil. No solo Colombia es la perjudicada con estos percances en la hora anterior a la disposición definitiva, también Chile se ha visto impactada, al igual que México e Italia. Son marcos de riesgo inevitables pues no es solo en los partidos de ligas el único tramo donde se pueden romper las formaciones de los futuros titulares en el mapa imaginado por los técnicos, sino que incluso en los amistosos premundialistas puede haber bajas por las lesiones. Eso es lo que está perjudicando a los aztecas con la salida de Luis Montes y a los italianos con la desafectación de Riccardo Montolivo. También ha sido disminuida Holanda, con la imprevista ausencia de Rafael Van der Vaart y Kevin Strootman. Pero no son los únicos, la lista es larga con suficiencia para la ocasión.   

Es histórico esto de las condiciones físicas y lesiones anticipadas con la consecuente obligación del cambio de planes que alteran todo el panorama y las apuestas. Pékerman es una de las víctimas de ese imprevisto e involuntario condicionamiento y tiene que cambiar el esquema que fue exitoso durante las Eliminatorias a Brasil. Su equipo para el Mundial ya no es el mismo que iluminó el regreso de Colombia a una disputa orbital como esta. Es por eso que la prudencia del orientador colombiano amortigua el hecho negativo de que ya no cuenta con Radamel F. García, ni con Macnelly Torres, ni con Luis Amaranto Perea y que, además, debe sopesar el juego lento del veterano Mario Alberto Yepes con otros equilibrios para la defensa, debido a que el célebre jugador, hoy por hoy, no siempre es tenido en cuenta en su equipo italiano, el Atalanta.  

Entonces, la combinación adecuada de las tres claves para apostar a un buen papel en un Mundial, o la ausencia de una de ellas, define todo el panorama de quienes saltarán a la cancha dentro de pocos días. En este sentido debe recordarse lo que le ocurrió a la Argentina y a Marcelo Bielsa en el 2002: terminó primero en la eliminatoria sudamericana, mucho antes de finalizar el programa de compromisos. Pero al mundial asiático llegaron lastimados, quedaron por fuera o en condiciones de bajo rendimiento, sus principales figuras: el goleador histórico Gabriel Omar Batistuta, el capitán Roberto Ayala, Hernán Crespo y Diego Simeone.  

El resultado fue la salida de los albicelestes en la primera ronda, eliminados por una Suecia que no llegó a los lugares preeminentes de esa copa mundial pues fue eliminada por Senegal en octavos de final. Otro caso similar en este recuento fue el ocurrido con Brasil en el mundial de 1966, celebrado en Inglaterra. Las condiciones físicas regulares de algunas figuras de esa selección auriverde y una salida inesperada de Pelé, por intencionada lesión, le permitió al mundo de habla portuguesa abrir las puertas a un fenomenal y por entonces poco conocido Eusebio, el astro mozambiqueño, del equipo ibérico (aresprensa).  

----- 

* En sentido literal “capitán de selva”: es un término que se creó durante la gesta bandeirante de los siglos XVI y XVII para referirse a los jefes de grupo que se internaban en la desconocida hasta entonces desconocida foresta del interior brasileño.              


Visitas acumuladas para esta nota: 00469



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home