-----
VEAMUNDIAL BRASIL 2014 / PROGRAMA ESPECIAL







DOS GRANDES AFUERA / ÓRBITA FÚTBOL / MUNDIAL BRASIL 2014 / LOM

Publicado el 20 de junio de 2014 / 07.00 horas, en Bogotá D.C.

DOS GRANDES AFUERA 

España fue el primer grande en pedir vuelo anticipado de regreso a casa en este Brasil 2014. El otro, con apenas un día de diferencia, fue Inglaterra. Pero el equipo ibérico que se marcha tiene una particularidad especial, es el actual campeón del mundo. Nunca había ocurrido algo de ese tamaño para quien ostentaba la corona, en este tipo de certámenes que se celebra desde 1930. Aunque otros campeones se fueron en la primera de cambio, casi es inédito que -a diferencia de los otros- se haya ido con un perfil tan bajo como el demostrado por esta España. La selección de Vicente del Bosque se retira goleada en sus dos presentaciones, que para ellos fueron lapidarias: siete goles contra apenas uno. Es el fin de un ciclo, sin más consideraciones. Los ingleses por su lado se van también con dos caídas consecutivas, ante Italia y frente a los charrúas, que resucitaron después del tropiezo con los “ticos” de Jorge Luis Pinto. A esto debe sumarse la patinada de Brasil y la caída de revoluciones de Holanda en su segundo partido frente a una Australia ya también herida de muerte, pero no en una caída súbita y merecida como ha sido la de España con su segunda presentación ante Chile. Los oceánicos se retiran con la frente en alto pues le presentaron una digna pelea a esa Holanda que había dejado malherida a España en su primer partido y después encontraron un muro en los australianos, quienes por un momento se montaron en el partido y que incluso pudieron empatarlo. Todos estos trámites han sido una verdadera sorpresa en su rédito, pues los brasileños repitieron un paso contradictorio en su segundo partido y afirmaron la sospecha sobre sus reales condiciones, que había surgido desde su primer compromiso, el de inauguración, frente a esa Croacia perjudicada por un arbitraje claramente sesgado hacia el anfitrión. Los ingleses se van porque penden de un milagro para avanzar y en estos temas y ámbito de experiencia los milagros, en general, no existen

Este Chile Jorge Sampaoli ha sido el conjunto de mayor impacto en presentación pues no ha perdido la personalidad que le imprimió en su momento Marcelo Bielza, quien lo hizo retornar al mundial de Sudáfrica. Un camino y un estilo que continuaron los entrenadores Claudio Borghi y el actual orientador, que está en Brasil. El director técnico rioplatense ha sabido asegurar la condición de candidato para el ingreso de Chile a octavos de final, lo cual se sabrá sin discusión ni cálculos después del último partido de ronda frente a Holanda. En el inicio de este proceso y antes de la empresa sudafricana, Chile dejó atrás una etapa negra nimbada por el fracaso y el escándalo. El pararse frente a un campeón mundial para terminar el trabajo de los holandeses en despacharlos a su casa, muestra en los responsables de este papel que están jugando los australes una suerte de “política de estado” que prioriza la continuidad y la seriedad de los planes que se emprenden 

Para España en cambio queda la evidencia de una catástrofe y de una humillación concreta que obliga a cerrar un expediente del que obtuvo una merecida gloria y que al tiempo obliga a tomar otro rumbo y variar en buena parte el cuadro de estrellas con el que acumuló tantos méritos, aunque ahora se cierre la etapa saliendo por la puerta de atrás. El equipo español pareciera haber llegado cansado a este desafío y esto no es una sorpresa porque los españoles no son los únicos en estas condiciones -vistas las lesiones y el número de astros que debió desistir de llegar al Mundial de los diferentes equipos citados- habla a las claras de la carga de actividad que los lleva casi al desfallecimiento y al colapso que se expresa en lesiones excluyentes.  

Pero pareciera que en el equipo español hay otros fenómenos que inciden en su bajo rendimiento y en eso pesan los fuertes rumores de que muchos de los integrantes del equipo español sucumbieron a la tentación hedonista del mundo farandulero, los más insidiosos señalan que la mayor parte de sus miembros se han “shakirizado” y que ese síndrome no es sólo Gerard Piqué quien lo sufre.  En todo caso, lo cierto es que los muchachos de del Bosque quedaron vacíos de recursos para afrontar un compromiso de esta categoría y lo demuestran los siete goles contra uno que debieron embolsar al tiempo con una eliminación que les explotó en la cara. 

El compromiso ante Australia ahora es de trámite porque ni siquiera una ecuación afortunada de matemáticas de último momento y resultados podría sacarlos del abismo en el cual cayeron. España es el primer grande que anuncia de manera estrepitosa su salida de este Mundial en una condición inédita pues la eliminación en primera ronda y de manera vergonzosa no es algo digno de un campeón. La salida del otro grande –Inglaterra, el campeón mundial de 1966- no invalida el brillo y la altura deportiva que ha tomado este torneo orbital, además del aporte de energía y pundonor deportivo de selecciones como Colombia, Chile o de un Uruguay que resucita eliminando a su rival de las islas británicas. Esto le poner un color diferente a la gesta pues son unos latinoamericanos emergentes y no los de siempre –salvo los charrúas- los que sacan la cara por América Latina.  

BRASIL PATINA 

La otra situación curiosa que estalló al promediar esta primera ronda es la disposición concreta en que se encuentra Brasil para afrontar el compromiso mundialista. La manera en que México le arrancó el empate a los pentacampeones desnudó sus desequilibrios de creación y capacidad ofensiva, casi toda centrada en las habilidades que pueda desplegar Neymar. Se suponía que este equipo de Luiz Felipe Scolari, es un grupo con problemas de concreción en el área contraria que no puede suplir la experiencia e imagen ganadora del orientador, ni la fortuna de una figura en formación como lo es el joven jugador del Barcelona. Tampoco puede esperar Brasil la continuidad sospechosa en la ayuda de los árbitros, tal como ocurrió con su primer compromiso ante Croacia con la participación en el resultado del japonés Nishimura 

Pero el mérito del empate en el segundo partido de la auriverde no está sólo motivado  en las confusiones de planteamiento de juego que muestra Brasil ni en la impotencia de sus delanteros. También es mérito de un rival mexicano que tuvo virtudes no sólo en su arquero “Memo” Ochoa. Lo cierto es que México tejió el ahogo de Brasil en el medio campo y en la generación de conexiones y de juego, tanto como para que los de Scolari quedasen frustrados en sus pretensiones. El correcto diseño y lectura previa del partido que hizo el técnico Miguel Herrera para su confrontación con Brasil, le dio unos resultados que le comienzan a dibujar el salto a la siguiente ronda de octavos de final. Esto sumado a otro detalle: ya hace mucho tiempo que México juega sin complejos ante los brasileños y le crea tantas dificultades como para hacerle perder incluso su aspiración a ganar su primera medalla áurea en fútbol olímpico. Algo que ocurrió en Londres, hace dos años.   

Croacia, a pesar del traspié de su primer partido, demostró que quizá está para más en este Mundial y que la zancadilla del árbitro nipón en el primer partido no le iba a arruinar de manera definitiva su paso por Brasil. La victoria de 4-0 sobre un Camerún débil no significa que  los europeos carezcan de argumentos para pisar fuerte en el campo de lidia sudamericana. Por el contrario, estos croatas acaban de demostrar que, cualquiera que sea el resultado del compromiso ante México, llegaron a la cita brasileña para realizar un buen papel. El rédito de una derrota y un triunfo contundente en sus dos primeros partidos no dice todo de los balcánicos y el encuentro con México será a muerte súbita y resultado incierto, si se tiene en cuenta que Brasil tendrá su tercer partido ante un Camerún ya eliminado y debe ratificar como dueño de casa su derecho a disputar los octavos de final. 

La clasificación enfilada y que debe afirmarse en lo que hace a merecimientos, tanto para Holanda como para Colombia y Chile, ya va perfilando lo que será la segunda ronda de octavos de final, en la que parece habrá un subido color y sabor latinoamericano. Quedan aún por ajustar las cuentas que están realizando la Argentina y Brasil, suponer que los del “maestro” Óscar Washington Tabárez ratificarán ante Italia lo que hicieron frente a los sajones -con el riesgoso aporte y sacrificio de Luis Suárez- e imaginar que los costarricenses venderán cara su piel ante los mismos peninsulares que esperarán luego a los uruguayos, para dejar en blanco y negro la ronda de su grupo “D”. América Latina agradecida por ahora con lo hecho por éstos, sus muchachos, y su herencia de gladiadores (aresprensa).                     


Visitas acumuladas para esta nota: 00546



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home