------
VEA: MUNDIAL BRASIL 2014 / PROGRAMA ESPECIAL







ARGENTINA SIN CABEZA / ÓRBITA FÚTBOL / MUNDIAL BRASIL 2014 / LOM

Publicado el 05 de julio de 2014 / 10.15 horas, en Bogotá D.C.

ARGENTINA SIN CABEZA 

Al producirse la convocatoria definitiva de jugadores para la albiceleste las sospechas y las dudas sobre las condiciones internas de la Selección Argentina comenzaron a aflorar: quedaban por fuera dos grandes jugadores, uno de ellos “fijo” y que tiene la confianza de sus compañeros, en especial de Lionel Messi.  Ese es Ever Banega, quien fue el eje de una discordia soterrada a la que se agregó la no convocatoria de “Willy” Caballero, un arquero de méritos evidentes entre otros de nombre y méritos reclamados. Es cierto que en el llamado final de cualquier selección mundialista surgen las quejas por los no que no son llamados y, también en este caso, los comentarios remediales hacia el exterior atenuaron la crisis larvada. Pero es que en eso no terminaban las reservas e incógnitas sobre lo ocurrido en la etapa anterior del viaje a Brasil, para intervenir en la competencia.  En el cuadro referido debe agregarse la exclusión de Carlos  Tévez y el señalamiento de que fue Messi quien le bajó el pulgar a ese astro cuyo apodo es “El Apache”. La situación anómala con riesgo de incidencia larga en la actitud del conjunto saltó a la vista en el primer partido ante Bosnia y en el vestuario, después de un deslucido primer tiempo. Allí los jugadores le cuestionaron a Alejando Sabella la disposición táctica del equipo y le exigieron un replanteamiento que el director técnico aceptó en el cruce, pero que hizo visible la potencial fisura entre la cabeza del grupo y sus dirigidos. A lo ocurrido con ese episodio se le suele llamar golpe de estado, aun cuando lo que se dijo en declaraciones posteriores y en la misma conferencia de prensa de Sabella, después del encuentro con Bosnia, se minimizó la situación

En el segundo partido ante Irán se volvió a notar la crisis con la disposición en el campo, al quedar en punta y medio campo los amigos del astro máximo. La retaliación  inmediata por el acumulado anterior llegó al promediar ese encuentro tras la impotencia en la intención de perforar la defensa iraní. Así, salieron del juego Agüero -también aquejado por lesión- y Gonzalo Higuaín, restándole posibilidad ofensiva al equipo pero ajustando la movilidad de paquidermo que acentuaba la castración del conjunto albiceleste para concretar sobre la valla adversaria. Lionel Messi resolvió en el último segundo lo que parecía un empate con sabor a derrota en contra de Argentina, pero ya el desbalance en el marco de las decisiones se hizo evidente y deja en carne viva la incógnita sobre quién es que está dirigiendo a esta Selección, siempre candidata al título mayor

Debe decirse sin embargo que Tévez o Messi no son el centro de la discusión aunque ambos nombres intervienen en lo integral y en la convergencia de circunstancias. Las cosas profundas tienen que  ver más bien con el entorno de la dirección técnica y las formas de manejo al interior de la Afa. Esa “manera” de conducción que se muestra desde la cabeza de la organización del fútbol argentino, debía terminar tarde o temprano en este tipo de situaciones y en un trance de todo o nada, para que Argentina demuestre que está en condiciones de permanecer en Brasil en estas etapas postreras y superar la instancia decisiva a la que ha llegado con deslumbrantes y desequilibrantes resoluciones de Messi, pero que no son suficientes si se aspira a más.  

En ese marco, la evidencia de un Ezequiel Lavezzi echándole agua como al descuido sobre la orilla del terreno de juego a un director técnico que no reacciona ante el atrevimiento, podría estar señalando que, en efecto, el grupo de jugadores albicelestes no respeta al orientador Alejandro Sabella. En otras circunstancias ese episodio pudo haber sido un hecho aislado y típico de un jugador que ha sido calificado como de “bromista” dentro del grupo, pero no en este caso y en el panorama inocultable, porque es un rubro más para pensar en la sumatoria de un núcleo de jugadores que pareciera ya no creer en quien debiera ser su principal cabeza orientadora

La no credibilidad eventual de Sabella en la relación con sus dirigidos tiene otras variantes que acentúan la gravedad de la situación: se trata del verdadero papel que tiene Carlos Salvador Bilardo sobre el conjunto y, más distante pero con igual peso, la incidencia del mismo presidente de la Afa, Humberto Grondona y de su hijo Humberto. Bilardo con su aura de ganador y verdadero artífice de las decisiones fundamentales en el equipo de Sabella, también sería el intérprete de mañas e intenciones externas de negocios, que no son extrañas en el firmamento deportivo argentino y que en este caso habrían pesado en la decisión sobre los nombres de los convocados. El tufo de los intereses en juego es lo que como rédito estaría incidiendo en la espalda de los jugadores rioplatenses, en particular por la presencia de esas figuras que hoy aparecen en la contienda mundialista con la camiseta de barras celestes, pero que eran suplentes o estaban radiados en sus escuadras de liga.  

Al delfín de Grondona se lo señala como el verdadero timonel de las últimas impactantes y seguidas derrotas argentinas en juveniles y  en el declive de su fútbol en esas selecciones menores. Entre otros aspectos de referencia en ese plano, debe señalarse la ausencia de Argentina en fútbol de la última olimpiada en Londres 2010, saliendo por la puerta de atrás de la competencia Sub-20 en Venezuela y resignando la posibilidad de defender la medalla de oro en fútbol que se había ganado en Pekín 2008. Se señala en los mentideros deportivos argentinos que este Grondona junior es capaz de enfrentarse con todos y de salir impune de los problemas que genera en el interior de la Afa.  

Esto es: con manejos a contrapelo, pues cuenta con la protección paterna de quien tiene en verdad comportamiento y cobija -señalan todas las fuentes- de “capo di tutti I capi”. El puñetazo que le propinó Diego Maradona al heredero del nepotismo en alguna oportunidad por su comportamiento -al que se señala de “mala entraña”- le produjo al retirado astro todas las centellas del padre y su extrañamiento, incluso de los pasillos de Afa, además del ninguneo a que se lo sometió en este Mundial Brasil 2014, en el cual incluso Grondona padre le adjudicó el baldón deave mal agüero”.                 

Lo cierto de los ingredientes en este panorama total detrás de bambalinas del conjunto albiceleste, es que truena desde la superestructura directiva y se responde en la resistencia del equipo a su conducción, lo que se refleja en el campo en dos planos: rechazo y enojo hacia el entorno, al tiempo que coraje y decisión en la confrontación con sus rivales. Esto le ha permitido superar hasta ahora los obstáculos, aunque por momentos la Argentina parezca jugar a nada y no existan conexiones entre los jugadores durante el trámite de cada partido. La evidente contrariedad de Lionel Messi al terminar el difícil compromiso ante Suiza es probable que no haya sido sólo por las incidencias específicas del encuentro.  

El impacta de esa convocatoria de jugadores casi desconocidos o carentes de ajuste a este Mundial deja la sensación de una manipulación distante de los objetivos virtuosos por obtener mayor rendimiento y méritos. En las entrelíneas de esos injertos se presume el peso y la evocación de Estudiantes de La Plata, vía ritual e influencia de Carlos Salvador Bilardo. Es sabido que en las sombras internas de la Afa se priorizan los negocios y compadrazgos por encima incluso del talento. El rechazo a la dirección de Alejandro Sabella sería la tapa de ese recipiente y la evidencia sobre el terreno de las maniobras extradeportivas y no siempre claras que existen en el seno del fútbol argentino, las cuales aún no estallan y siguen acumulando presión. Una nueva frustración podría ser parte del estallido que se anuncia (aresprensa).


Visitas acumuladas para esta nota: 00516



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home