----
VEA: LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS / PROGRAMA EDITORIAL
----
VEA: LETRAS / PROGRAMA EDITORIAL







HOMENAJE A CORTÁZAR EN MANILA / LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINA / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 26 de agosto de 2014 / 20.50 horas en Bogotá D.C. / 09.50 horas del 27 de agosto, en la República de Filipinas

HOMENAJE A CORTÁZAR EN MANILA 

El Instituto Cervantes de Manila rindió un homenaje a la memoria del autor argentino Julio Cortázar en el centenario de su nacimiento, que se cumple en este 2014. Se pretende recordar la obra del escritor rioplatense, quien falleció en 1984, en razón de ser uno de los principales exponentes del español en el siglo XX y haber pertenecido al grupo de escritores que constituyó el llamado “boom latinoamericano” de la literatura de los años 60, que puso otra vez en el primer plano mundial a la lengua de Cervantes. En fecha reciente -2013- se cumplió el medio centenario de la publicación de “Rayuela”, editada en Buenos Aires, la cual se constituyó en la obra emblemática del autor que fue recordado hoy martes 26 de agosto en Manila, República de Filipinas. A ese núcleo de creadores pertenecieron, además de Cortázar, dos premios Nobel de Literatura: el colombiano Gabriel García Márquez, fallecido en este mismo 2014, y el peruano Mario Vargas Llosa, quien alcanzó ese máximo reconocimiento en el año 2010.  

La conmemoración que se realizó en la capital de ese lejano archipiélago asiático que cuenta con una histórica carga de hispanidad, estuvo a cargo del reconocido saxofonista local Tots Tolentino. Fue una representación musical que rindió tributo a la admiración que sentía Cortázar por el jazz, esa modalidad de la música de los Estados Unidos, y a la connotación universal de la misma. El escritor le dedicó parte de su trabajo literario a ese género y en numerosas ocasiones ratificó en vida ese sentimiento por la música negra norteamericana

Incluso en sus reuniones sociales privadas ensayaba notas de las composiciones más representativas de esa música, con instrumentos de viento. Tal como lo hizo ahora el músico filipino con su propia carrera artística, con base en la cual dio sustento artístico al homenaje de Manila. Precisamente en este 26 de agosto se cumplió el aludido centenario del autor de “Rayuela”, un libro en cuyo texto se plantean desafíos lúdicos a la imaginación y que es, al tiempo, una interpelación a la linealidad del mediocre paisaje cotidiano

En esa perspectiva, debe tenerse en cuenta que Cortázar escribió sus obras en tiempos de revoluciones de aficiones, gustos, estilos y formas de confrontar en lo político. Un tiempo de cambios perceptibles en el sensorium social, con una marcada mundialización de los estilos de vida.  Fueron épocas que compartieron Elvis Presley, The Beatles, el Mayo francés, la guerra de Argelia, la cultura hippie, Viet Nam, Jean Paul Sartre y los cronopios de Cortázar.  

Esos personajes ficticios se integraron en su obra como una crítica literaria de proyección universal desde la particularidad de la política argentina y de sus recurrentes dictaduras, que signaron la historia del país austral por esas décadas.  Las figuras literarias aparecieron con todo su relieve en la trama de “Historia de Cronopios y Fama”, publicada en 1962. Los cronopios, “seres verdes y húmedos” se oponen a las “famas”, que son rígidos, organizados y de comportamiento vertical

Tots Tolentino Julio Cortázar

                                                                                        

Lo curioso es que la palabra “cronopio” apareció por vez primera en un artículo de Cortázar publicado en la capital argentina en 1952, en el que comentó una presentación parisina de Louis Armstrong. Fue una de las evidencias tempranas en palabra escrita del culto que hizo el escritor a la música negra de los Estados Unidos, a la que consideraba el primer ritmo universal del siglo que vivió. Tanto influyó esa relación musical con su vida que, incluso, una parte importante de su trabajo literario lo refleja.  

La propia vida del escritor fue una expresión de universalidad: nació en Bélgica por un accidente diplomático pues su padre ejercía en 1914 una comisión del gobierno de Buenos Aires. Julio Cortázar vivió su niñez, juventud e inicial madurez entre la capital de su país y ciudades como Mendoza, ejerciendo la docencia en literatura y el oficio de traductor, pues lo fue tanto del inglés como del francés. Después la vida lo llevó a residir de nuevo a Europa y en otros países de América Latina, entre ellos Nicaragua. La república francesa le dio su ciudadanía en el final de su vida y aunque tuvo una existencia cosmopolita lo fundamental de su literatura fue escrita en español y sobre paisajes urbanos y humanos de su entrañable Argentina.  

Existen fotografías del creador sudamericano con una trompeta en los labios, expresivas de su vínculo con esa música. Eso es lo que recuperó Tolentino, el artista filipino, en el homenaje que se realizó en Manila, el cual, además del acorde jazzístico con saxofón, estuvo acompañado por pasajes y lecturas de los textos de Cortázar, referidos a su legendario culto del sonido que se mezcló con la cadencia de una escritura tejida sobre realidades fantásticas, propias del “boom” literario en lengua española que impactó al promediar el siglo XX.  

Tolentino es un afamado crooner muy apreciado por su arte en el sudeste asiático y con una buena colección de álbumes musicales que circulan desde el año 2000. La relación con el jazz une al músico filipino con el vigente escritor argentino, así como también los une en cierta forma la historia de Filipinas alrededor de la lengua española, anclada por ejemplo en el apellido del artista encargado del homenaje a Cortázar. Todo esto dentro del escenario que ofrece el Instituto Cervantes de Manila, un baluarte cultural en las distantes islas, el cual señala que el habla universal que dejó España en el mundo, aún y de alguna manera sigue presente en el Asia (aresprensa).             


Visitas acumuladas para esta nota: 00768



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home