-----
-----
VEA: CINE / PROGRAMA EDITORIAL







BAFTA: LO MEJOR PARA "BOYHOOD" / CINE / PATRIMONIOS CULTURAES / A-P

Publicado el 09 de febrero de 2015 / 19.45 horas, en Bogotá D.C. 

BAFTA: LO MEJOR PARA “BOYHOOD

El mexicano Alejandro González Iñárritu apareció en todas las mesas de esta carrera previa al Oscar 2015, también lo ha sido para la gala británica que se decidió en este fin de semana. Algo muy bueno para el cine en el que intervienen los latinos y este director mexicano de amplio reconocimiento bien representa al arte cinematográfico regional. “Birdman” es la última pieza del realizador y tiene en la confección del libro a dos argentinos, Armando Bo y Nicolás Giacobone.  También es cierto que le queda mejor como título y estrategia de marca la alusión al “hombre pájaro” y no el poético y antimercado nombre de “la inesperada virtud de la ignorancia”, propio de un romántico o barroco poeta de habla española y oriundo de esta parte del mundo. Aunque queda también claro que todos los nominados que acompañaron a González en las aspiraciones de la velada londinense también están pegados a en la carrera por el Oscar de este año. Ellas son: “Boyhood”,  “El Gran Hotel Budapest”, el “Código Enigma” y la “Teoría del Todo”.  

Ahora la premiación del BAFTA 68 ya es historia, ganó en lo principal “Boyhood” y se cerró cualquier expectativa previa a la decisión final que se tome ahora en la gala de los Estados Unidos. Muy cerca de la galardonada principal estuvo esa joya del cine británico que es “La Teoría del todo”, con la tremenda actuación de un impecable Eddie Redmayne para reconstruir la vida de otro británico de talla universal: Stephen Hawking. Todos quedaron conformes en el sentido de que esta última película se haya llevado por merecimientos el galardón a mejor filme del país anfitrión.

La extraña historia del hotel Budapest ya tenía en la antesala el mayor número de nominaciones, 11, y fue seguida de cerca por la historia del Stephen Hawking y el trabajo del González Iñárritu. Detrás venía el “Código Enigma” con 9 nominaciones.  Al margen de lo que es normal en este tipo de certámenes, los flemáticos británicos quedaron extrañados por la ausencia en listas, sobre todo en la de premios para las películas británicas, del filme “Mr. Turner”, que tiene como protagonista a Thimoty Spall, un consagrado de Cannes

Como se sabe, en este tipo de competencias las sorpresas son múltiples y  aunque estaba en el pelotón de llegada a la consagración no era fácil prever que la trama del ganador, “Boyhood”, se impusiese a la historia de la vida del científico que tuvo en el papel a Redmayne. Una estelaridad difícil de  conseguir en lo que a la encarnación de un personaje tan difícil como lo es el de un Hawking, enfermo y aún vivo en la vida real.  Es probable que la parábola vital del físico hubiese podido llegar más lejos porque la delicadeza con que se trata el tema y la capacidad de los actores, tanto como la dirección de la película, tenían una potencialidad suficiente para mayores alturas.

Eddie Redmayne Julianne Moore

                                                                                            

Aquí, dentro de la imprevisibilidad de los resultados, estuvo esa caída de “Birdman” en la premiación alcanzada. Apenas un renglón secundario en el reconocimiento: mejor fotografía. Si se tiene en cuenta que esta producción estaba nominada a casi todos los premios principales debe decirse que significa una verdadera catástrofe para las aspiraciones de los realizadores y actores, tanto latinos como norteamericanos que participan en la obra. No hubo piedad en las consideraciones de quienes determinan este último escalón londinense, previo a la  entrega de la estatuilla dorada al otro lado del océano.  

Algo parecido puede decirse de “El Gran Hotel Budapest”, esa pieza cinematográfica cargada de simbolismo contra la opresión, la marginalidad y la discriminación. Es probable que en ambos casos  las decisiones de distribución de méritos no hayan sido justas tanto para el trabajo de Wes Anderson como para el de González Iñárritu, pero también es cierto que el sabor amargo es otro de los ingredientes en este tipo de certámenes. El retroceso de “Birdman”, como anticipo gris, no necesariamente debe reproducirse en la decisión que se tome en California y debe considerarse como un simple tropezón antes que una caída. Aunque es obvio que un tropezón a esta altura de las circunstancias también puede interpretarse como un aviso de mal agüero.

También debe estimarse que la academia londinense no quiere parecerse a la que agrupa a sus colegas norteamericanos y en este caso optaron más por la factura de la casa propia, el trabajo de James Marsh, que pegó fuerte aunque no como mejor película ni mejor director pero sí se alzó con el galardón al mejor actor: Eddie Redmayne. En la otra orilla de género, el lauro para la mejor actriz, Julianne Moore, recogió su mascarilla por “Siempre Alice”. Una distinción solitaria entre los premios principales para la reconocida intérprete norteamericana, con un argumento de género y de la vida cotidiana.

El guión está basado en el libro de la escritora Lisa Genova y trata sobre el temprano ataque de una grave enfermedad con agravamiento paulatino e irreversible que afecta a una mujer de mediana edad, Alice, y los cambios que ocurren en su entorno familiar. Desde el entorno y en la observación de la carrera que han tenido el año pasado estas dos películas, “Birdman” y “El Gran Hotel Budapest”, podría suponerse que ambas tenían mayor proyección y mérito para logros más sólidos frente a esa otra película que se llevó los trofeos que despiertan mayor codicia: mejor director y mejor película.

El trabajo de Anderson es una parábola y narra tanto la decadencia como el caldo social en el que se cocina “el huevo de la serpiente” del periodo de entreguerras en el siglo XX. Los méritos de lo hecho por González Iñárritu en su último trabajo son bien distintos en tiempo y personajes, pero también están cruzados por la paráfrasis y la decadencia de la sociedad de consumo, con sus obsesiones y mitos, además de los hundimientos de las perspectivas personales. Todo quedó atrás y Richard Linklater con su “Boyhood” recogió dos de las presas con mejor carne, incluida esa que lo designa como mejor director (aresprensa).


Visitas acumuladas para esta nota: 00262



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home