----
----
----
----
VEA: LETRAS // LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS / PROGRAMAS EDITORIALES







NOCHE DE LIBROS Y ROSAS EN MANILA / LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 22 de abril de 2015 / 21.15 horas, en Bogotá D.C. // 10.15 horas del 23 de abril, en Manila, República de Filipinas

NOCHE DE LIBROS Y ROSAS EN MANILA

Será una velada de celebración en la sede del Instituto Cervantes de Manila, con ocasión del día internacional del Libro, que se reitera cada 23 de abril. Pero la noche solo es parte de un programa que se iniciará en este día a las 16.00 horas, en mitad de la tarde. Un programa especial que tendrá como eje otra celebración y actividad cultural convergente: el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote de la Mancha. La ocasión recuerda que hace diez años cuando se conmemoró la aparición de la primera parte del libro de Miguel de Cervantes, hubo otra programación de homenaje en la capital filipina que incluyó una prolongada e ininterrumpida lectura de la obra cumbre de la literatura en lengua castellana. En esta jornada se ha previsto por parte de la filial del Instituto en la urbe insular, la escritura de fragmentos del texto original entre la hora del inicio de actividades celebratorias, en la mitad de la tarde, y su cierre cuando den las 23 horas en el Archipiélago.

Los participantes directos de la reescritura de fragmentos del Quijote, en la sede isleña del Instituto Cervantes, recibirán como obsequio al final de las actividades, una rosa o un libro. La entrega de la flor recuerda una añeja tradición de la Península al respecto, detalle de raigambre hispana que para esta celebración alrededor del libro no se repite en la herencia americana. En los espacios del edificio de la “perla del Asia” habrá expuestos más de 4000 títulos escritos en Lengua Madre y varios cientos de ellos serán distribuidos entre los asistentes de forma gratuita. El resto será vendido con descuentos en una relación de géneros que incluye obras de ficción y también dirigidas tanto al público infantil como a los adultos.  Cada libro comprado incluirá como obsequio la “yapa”* -o “ñapa”- de la rosa.

Otra actividad propia de la programación es la llamada “cadena de poesía”, la cual supone que se realice la lectura de un poema elegido de manera aleatoria y continuada por parte de los asistentes a la celebración y en la lengua que elija quien asuma la responsabilidad de recitar la pieza elegida, sin exclusión del habla española. Esto comenzará tres horas después de iniciada la velada y cuatro antes del cierre del programa. Pero eso no es lo único que sucederá en el recinto manileño del Instituto, también la música tendrá lugar en la lista de actividades con la puesta en escena de una presentación de chelo y un jazz concert, entrada la noche y avanzado ya el cronograma anunciado. Al final, se rifarán camisetas alusivas al Día del Libro y quienes hayan sido eslabón activo del recital poético recibirán el estímulo de un libro que, se supone, estará escrito en español.

El conjunto de la programación no es una simple relación de actos de celebración sobre el libro y su fecha emblemática, también es una oportunidad para incentivar el interés por la inmersión en la lengua universal de Cervantes, en particular en la juventud filipina. Este país asiático tiene una memoria implícita al respecto, fruto de más de tres siglos de presencia del ancestro hispano que compartieron Madrid y México. De este último país partió la expedición de colonización que encabezó López de Legazpi, en 1565, y estableció los intereses de la Corona en el Asia, hasta 1898, cuando el país insular ya conformado y ligado con Occidente, pasó manos de la administración norteamericana hasta 1946.

Rosa de abril Camiseta alusiva**

                                                                                            

México fue capital de la Capitanía que integraba a todas las posesiones españolas en Asia y la Micronesia, incluidas las islas Marianas y Carolinas. Los accidentes de la historia produjeron una suerte de intencionado vaciamiento de la herencia lingüística  hispana que, ahora, el Instituto Cervantes y políticas parciales del estado filipino pretenden rearticular con la historia de la nación asiática. Esto, aunque aún sea de manera tímida si la propuesta restauradora de la lengua española ese compara con las dimensiones de la población del país: casi cien millones de habitantes. No obstante, debe señalarse que el ejercicio que hacen tanto el Instituto como el Palacio de Malacañán ha permitido ampliar el interés por una lengua que toca el alma filipina desde todos sus flancos y está presente en sus idiomas locales y en la toponimia.

Una presencia histórica implícita y explícita, que es una forma de resistencia a la desaparición y a contrapelo de la intención política en tal sentido, que se impuso durante todo el siglo XX. Durante el gobierno de Ferdinando Marcos, a principios de la década de los años 70, se le quitó oficialidad al español y, en 1987 durante la gestión de la presidenta Corazón Aquino, se lo hizo desaparecer de los programas de estudio, en tanto que la nueva Constitución del país terminó de liquidar la pretensión de continuidad del castellano como lengua oficial -que lo fue durante más de tres siglos- junto con el tagalo y el inglés.       

La celebración por el Día del Libro en Manila se produce casi en simultánea con la apertura anual de las ferias del libro en Bogotá y Buenos Aires. En la capital andina, el comienzo del encuentro con la industria del libro y sus obras, se produjo hace dos días. En la metrópolis a orillas del Río de la Plata las puertas se abren precisamente en la misma jornada en que se realizan los actos del Instituto Cervantes de Manila. Ambas ferias americanas se extienden por dos semanas, entre la segunda quincena de abril y los primeros días de mayo y reciben un aforo de visitas que, sumadas, pueden superar cada año los dos millones de personas.

Cabe señalar que estas dos ferias y la de Guadalajara en México -que se realiza en el último tramo de cada año-  son las mayores en el mundo de habla hispana. Cada una de ellas acostumbra a invitar de manera especial a una ciudad o país en cada una de sus ediciones. En esta edición de la Filbo 2015 de Bogotá, los organizadores decidieron invitar a “Macondo”, la aldea imaginaria del Caribe, donde se desarrolló la trama de la mejor literatura del Nobel colombiano Gabriel García Márquez, quien falleció en abril de 2014 (aresprensa). 

--------

* En América Latina, el vocablo "ñapa" o "yapa", nombra a un obsequio que se agrega de manera gentil para quien se lleva o compra un elemento principal.  

** Fotos: Instituto Cervantes - Manila


Visitas acumuladas para esta nota: 00943



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home