----
----
VEA: CINE / PROGRAMA EDITORIAL







CANNES PRENDIÓ LA MECHA / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 14 de mayo 2015 / 11.50 horas, en Bogotá D.C.

CANNES PRENDIÓ LA MECHA

Una presencia latinoamericana menguada aunque no pueda decirse que poco importante y una fuerte presencia de producciones de habla inglesa, incluso sin que el origen sea en países angloparlantes, marca la secuencia 68 del ilustre Festival de Cannes. Un encuentro universal que muchos consideran el principal del mundo y que también es, sobre todo, el que pugna con mejor suerte y con desdén francés ante las luminarias de Hollywood, su rival entredientes por la primacía en el mundo.  Claro está, si eso pudiese ser posible ante el peso específico del Oscar frente a la Palma de Oro que otorga Cannes. Tal como ocurre con los otros festivales europeos hay una selección de películas de otras zonas del planeta que aprovechan el pie que da el Viejo Continente para proyectarse al universo. El cine africano es uno de ellos y en esta edición 2015 del apergaminado festival galo, trae por primera vez una producción etíope: “Lamb”, de Yared Zeleke. En lo que hace al cine de esta parte del planeta, Colombia lleva una lista bien abultada de trabajos, entre ellos “El Abrazo de la Serpiente” de Ciro Guerra y “Alias María”, de José Luis Rugeles. El encuentro mundial fílmico de Cannes se inició el 13 de mayo y concluirá el 24 de este mismo mes.

Latinoamérica no se presenta con una fuerza contundente en esta ocasión pero los abanderados en tradición y producción regional, tales como México, la Argentina o Brasil llevan de lo suyo, con menos expectativas que en otros años aunque siempre presentes con sus obras fílmicas. Incluso Panamá llegó por vez primera con tres películas y el vecino Colombia aparece por las pantallas de la ciudad balnearia francesa con una buena producción que se abre al mundo. En la apertura se proyectó por segunda vez una cinta dirigida por una mujer. La primera fue Diane Kurys con “Un Hombre enamorado”, en 1987.

Ahora, esa segunda mujer que abrió Cannes, presentó "La Tête haute" (“La Cabeza Alta”) una producción que orientó la francesa Emmanuelle Bercot, quien metió entre los protagonistas a la mítica  y veterana Catherine Deneuve, presente en la gran pantalla desde la década de los sesenta. Aquellas fueron épocas en que la Deneuve, como diva por su espectacular belleza, se pudo codear con los mejores de su tiempo, uno de ellos Alain Delon y otros grandes de ese tiempo, entre los que estuvo el trabajo bajo la dirección de Luis Buñuel (“Belle de jour”) Dino Risi y Roman Polanski. En la actualidad, aquel recordado mito de la actuación reconstruye con digno porte una historia sobre la pedagogía de una novel delincuente.

Pero esta película francesa no participa en la opción por la Palma de Oro, aunque se incluye dentro del lote de las casi dos decenas de trabajos principales, de los cuales 17 pujarán por el oro.  En ese núcleo hay 4 obras francesas, tres italianas, dos norteamericanas, una canadiense y otra australiana. También entre los europeos se enumeran, con un trabajo por país, Noruega, Grecia y Hungría. Los asiáticos aparecen en ese listado de privilegio con tres filmes, que corresponden de manera respectiva a Taiwán, China y Corea.  De esta manera, los asiáticos del Extremo Oriente parecen volver de manera fuerte a los primeros planos de Cannes. En este rubro de principales aspiraciones debe reiterarse que no figura América Latina, pero dadas las particularidades de premiación del certamen, esa ausencia no debe producir frustración.

Otros listados tienen mucha importancia como ventana y catapulta del cine local a la distribución mundial. Allí, en esas otras importantes listas, el cine regional siempre ha tenido buen peso. Nadie puede olvidar en tal sentido a “El Bonaerense” la obra emblemática de Pablo Trapero, proyectada en Cannes en el año 2002.  Precisamente Trapero es ahora la cabeza de jurado de la lista en Una Cierta Mirada, de la misma manera como el director mexicano Guillermo del Toro (“El Laberinto del Fauno”) integra el grupo de selección de nueve miembros que definirá a quien se alce con el premio áureo. Entre los jóvenes talentos de América Latina aparece por allí la austral Marcia Tambutti con “Allende, mi abuelo Allende”, un curioso documental sobre el presidente chileno que murió de manera dramática en 1973.

CATHERINE DENEUVE-circa 1960 NATALIE PORTMAN

                                                                                                    

El marco en el que América Latina se verá representada, muestra como novedad, y por primera vez en lo que hace al volumen, a 4 películas colombianas además de las ya señaladas panameñas. Los cafeteros presentarán “Alias María” de José Luis Rugeles, quien trata los problemas de la desmovilización y los temas de género en medio de la violencia interna, en un largo metraje que será visto en la prestigiosa y ya mencionada categoría Una Cierta Mirada.  También se verá “El Abrazo de la serpiente”, dirigida por un conocido de Cannes: Ciro Guerra, quien ya en el 2009 había presentado “Los Viajes del viento”. El país sudamericano incrementó su producción cinematográfica en los últimos tiempos, con fuerte impulso desde la academia y cierto concurso del Estado que amplía el escenario de presentaciones, en medio de una fuerte riqueza argumentativa basada en la propia, aunque reiterativa, historia y actualidad.  

Los otros dos trabajos que llevó un país como Colombia, que pretende internacionalizar su cine, son “La Tierra y la sombra”, el largometraje inicial de César Acevedo y “El Concursante” de Carlos Osuna. Este último trabajo se proyectará en el espacio de los nuevos talentos, llamado Cinéfondation. En las pantallas se exhibirán, además, obras como “Las Elegidas” del mexicano David Pablos, también enlistada para la sección Un certain Regard.  En tanto que el argentino Santiago Mitre exhibirá “Paulina” y competirá con el colombiano Acevedo, en el escenario de la sección Semana de la Crítica. Mitre es otro conocido de Cannes pues tuvo una exhibición precedente con “El Estudiante”, en el 2011, en tanto que ahora trae el remake de una película vista medio siglo atrás “La Patota”, en la que una abogada se compromete con causas sociales.

Las expectativas son grandes para varios filmes en esta muestra universal. Uno de ellos es la opera prima de Natalie Portman, “A Tale of love and darkness”, basada en la experiencia de la periodista Amos Oz, dedicada a tratar de conciliar en el conflicto palestino-judío. Un tema que toca de manera concreta a la novel directora israelí, famosa desde niña por sus películas, entre ellas “El Perfecto Asesino” (“The profesional”) en sus inicios y el “Cisne Negro” en sus trabajos recientes, esta última con Oscar a mejor papel femenino. Además de actriz y ahora directora, Portman es psicóloga de Harvard.  Algo más que todos quieren ver es lo nuevo de Woody Allen, quien estrenará “Irrational man” pero no competirá por los premios mayores. También hay fuerte expectativa por Benicio del Toro, quien estrena “Sicario”, con una trama de acción que se produjo bajo la conducción del canadiense Denis Villeneuve. El latino también aparece en la sección Quincena de Realizadores con “Un Día Perfecto” y es la voz de “El Principito”, además de haber trabajado en el guión, en una producción animada de Mark Osborne.

Lo cierto es que, para el caso de Allen, este ya no necesita otros reconocimientos porque desde hace mucho tiempo mira todo lo que ocurre en su gremio desde la cumbre que alcanzó hace varias décadas. La producción del emblemático director norteamericano tiene como protagonistas a Joaquin Phoenix y Emma Stone y nadie quiere perderse el clásico toque que le da Allen a sus filmes. Pero no son ellos los únicos que  estimulan la búsqueda de buenas películas nuevas, pues por ahí están incluso algunos de los compiten por el oro: entre ellos están la pieza inaugural fuera de concurso de Emmanuelle Bercot, así como “Il racconto dei racconti” de Matteo Garrone o “La Giovinezza” de Paolo Sorrentino. Claro está, no son esas las únicas películas que llegaron a Cannes con grandes esperanzas previas. Todo esto en un festival que en su edición 2015 le rinde homenaje al centenario del nacimiento de Ingrid Bergman y a los 120 años de la aparición del cine, de la mano de los hermanos Lumière (aresprensa).  


Visitas acumuladas para esta nota: 00836



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home