----
----
VEA: CINE / PROGRAMA EDITORIAL







CANNES 2015: PALMA ÁUREA PARA FRANCIA / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 25 de mayo de 2015 / 11.45 horas, en Bogotá D.C.

CANNES 2015: PALMA ÁUREA PARA FRANCIA

Fue bueno para América Latina este Cannes que acaba de cerrarse. Ello atenúa el hecho de que la región no tuvo filme alguno en la lista privilegiada que compitió por la Palma de Oro la cual, en definitiva, quedó para los franceses con “Dheepan” de Jacques Audiard. Sin duda, dejó satisfacciones para muchos la larga lista de reconocimientos, películas y protagonistas que pasó por el atildado balneario francés del Mediterráneo. En esta edición  68 del encuentro cinematográfico mundial, los temas de género y de minorías, que aquí no son nuevos, se afirmaron y subrayaron parte de las buenas exhibiciones. Cate Blanchett, siempre en la lista de grandes estrellas, presentó su cinta “Carol”, en el que trata con maestría junto a Rooney Mara y bajo la dirección de Todd Haynes, el tema de las relaciones lésbicas.  Los argentinos con el remake de “La Patota”, llamada ahora “Paulina”, recogieron el galardón de su sección “Semana de la Crítica” y el Fipresci, para un filme que dirigió Santiago Mitre. Pero los mejores reconocimientos fueron esta vez para los colombianos, en especial para el recién llegado César Acevedo.

Además del tránsito por la alfombra roja y de las luminarias vivientes que pasaron por ella, el campo de los negocios fue activo porque a nadie le cabe que el punto principal sea en un festival como este de Cannes, el de sentarse a ver buenas películas y disfrutar de paisajes o playas en una pretemporada de verano europeo. Nada de eso, los negocios están en este espacio a la orden del día, en particular la puja por contratar buenos procesos de distribución para realizaciones de países de menor peso específico en la industria, Colombia entre ellos. Al margen de las anteriores menciones para el país sudamericano lo cierto es que el trabajo de Acevedo, con el mayor número de premios, fue “La Tierra y la sombra” que arrancó para sorprender a todos desde atrás como en la hípica.

Es por eso que también el éxito en las presentaciones de Ciro Guerra y José Luis Rugeles, dejan las líneas abiertas para buenos acuerdos y la apertura de mayores producciones colombianas, por ahora en la puerta del horno de rodaje. También Chile con “Allende, mi abuelo allende”, de la realizadora Marcia Tambutti, se fue de Cannes con el premio a mejor documental “El Ojo de oro” y las expectativas de una buena recepción en salas del mundo, montadas en la mítica figura del presidente malogrado en vida y proceso político, por el golpe de Estado de 1973. El  rédito mayor para la región, como quedó dicho, en lo que hace volumen de reconocimiento fue para el caleño Acevedo, quien se alzó con los galardones de la “Sociedad de autores”, “Premio revelación”,  “Premio del público” y el agregado de la “Cámara de Oro”. Todo por su ópera prima en largo metraje, que no sólo se va con esa honra sumada sino con un horizonte muy amplio de aceptación potencial para sus obras futuras

El mérito abultado para nuevos talentos que recayó en el colombiano, es por la innovación y creatividad demostrada en su película, con una trama que aborda una temática que para nada se aparta de la turbulenta actualidad e historia del país: un campesino marginado de su ambiente quien regresa después de casi dos décadas de ausencia, pero que ya no se reconoce en la familia que dejó ni en su entorno. Por el lado del otro colombiano galardonado, Ciro Guerra, su filme “El Abrazo de la serpiente” recogió el premio “Quincena de los realizadores” con una temática que toca la sensibilidad de los que velan por el medio ambiente y también para los motivados por la cultura de los pueblos originarios, con un guión que es caro en general para los  persistentes admiradores del mito del “buen salvaje”. Esos conceptos trasladados al cine, si continúan por fuera del hastío, seguirán rindiendo buenos frutos para la estrategia que en tal sentido han trazado los directivos de la industria cultural fílmica en el país cafetero

CÉSAR ACEVEDO CIRO GUERRA

                                                                                             

En un jurado que toma decisiones inesperadas, como es el grupo que capitanean los hermanos Coen, quedó por fuera de los pronósticos el ganador concreto y el trabajo del francés Jacques Audiard, quien se llevó la codiciada palma de Cannes. Una argumentación posterior pretendió justificar la decisión, sin discusiones previas, que dejó a Blanchett con todos los pronósticos favorables y en definitiva frustrados, como sucede con frecuencia con las anticipaciones en la evolución de la economía. Lo caprichoso de la trama de la ganadora con inmigrantes marginales, desconocidos entre sí, unidos por las circunstancias y el eterno hilo del amor, convenció a los jueces entre los que se encuentra también Guillermo del Toro. El fallo inapelable no produce insatisfacción esencial pero sí renueva cierta amargura por lo que dejó al margen, aunque eso es historia repetida. La decisión sorprendió aun cuando no pueda decirse que haya desilusionado. Tampoco puede decirse que es la mejor película del realizador galo premiado. Veterano en estas faenas, Audiard ya es conocido por filmes con argumentos siempre complejos. Entre ellos “Un Héroe muy discreto”, “Lee mis labios” y “De Latir, mi corazón se ha parado”.

Pero no es un director demasiado mimado por la crítica y la mirada del espectador. Incluso los premios ya alcanzados no bastan para decir que era natural que se llevara la Palma: dos Cesar, un Bafta y una nominación al Oscar por mejor película en habla no inglesa. El galardón al mejor director se lo llevó  Hou Hsiao-Hsien, por “The assasin”, el que correspondió al mejor actor recayó en Vincent Lindon, por “Le loi du marché”, en tanto que el premio a mejor actriz fue compartido por Emmanuelle Bercot  y Rooney Mara. La suma de la última hora ratifica que los latinoamericanos han salido bien librados y en especial los colombianos, que recibieron los reconocimientos más altos, con el ápice logrado por el novel director y en estreno de gran mérito, como es el obtenido por Acevedo: la Cámara de Oro, además de ser incluido en la velada final dentro del reducido núcleo de principales galardonados. En lo que hace a las mujeres, resultaron otra vez marginadas de manera severa y la espalda a Blanchett con el tema abordado en “Carolfue sólo el botón de muestra (aresprensa). 


Visitas acumuladas para esta nota: 00533



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home