------
------
VEA: CINE / PROGRAMA EDITORIAL
------
VEA: LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS / PROGRAMA EDITORIAL







CINE COLOMBIANO EN MANILA / CINE / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 04 de setiembre de 2015 / 21.30 horas, en Bogotá D.C. / 10.30 horas del 05 de septiembre en Manila, República de Filipinas

CINE COLOMBIANO EN MANILA

Entre el 5 y el 26 de septiembre se realizará en la sede Manila del Instituto Cervantes un ciclo de cine colombiano, como parte de la programación que esa institución española desarrolla en Filipinas para el estímulo de la lengua de Cervantes y de la cultura iberoamericana en general en ese país del extremo oriente, con el cual se entronca no obstante los choques históricos que tuvo y tiene con la visión sajona del mundo y la lengua inglesa, hoy allí con patente de oficialidad.  El ciclo, que está constituido por cinco películas y una proyección semanal, salvo en la inauguración, para cada una de las piezas fílmicas, le dará un especial énfasis al Nobel colombiano de las letras, Gabriel García Márquez, quien falleció en México hace un año largo.  El lote de filmes también abordará temas de la actualidad del país sudamericano, tales como la violencia, la exclusión social y el desplazamiento. Todos estos son problemas seculares que afectan desde hace décadas la convivencia interna del país sudamericano.

La programación se abrirá con la presentación de dos películas vinculadas con la figura universal de Gabriel García Márquez: “Gabo, la magia de lo real” y “Del Amor y otros demonios”. La primera producción mencionada es de hechura hispano colombiana y se presentó en estreno apenas en marzo de este año en el país cafetero, con la ficha técnica de ser un documental sobre la vida del premio Nobel de Literatura fallecido en marzo del año pasado.  La película es una descripción de toda la saga del escritor, desde una infancia con limitaciones hasta su largo tiempo de gloria, que comenzó en Buenos Aires con la primera edición de su máxima obra “Cien años de soledad”, a mediados de los años 60, y alcanzó su ápice en 1982 con la recepción del Nobel.

La otra película se presentará en la misma jornada de apertura del ciclo, en la manileña tarde del sábado 5 de septiembre y su recorrido está basado en otro de los libros eminentes del escritor colombiano, el cual salió a circulación mucho después de haber alcanzado el reconocimiento internacional. Se ambienta la historia de la obra en la icónica ciudad de Cartagena sobre la Costa Caribe, en tiempos coloniales, con eje en el mundo fantástico que concibió García Márquez para sus letras. Trata de tiempos de inquisición, exorcismos, represiones personales y sociales, con el agregado en marco de una trama amorosa, aunque de amores imposibles. Cabe señalar que el espacio de la ciudad amurallada cartagenera tiene un aire de reminiscencia y evocación con el sector de Intramuros de la capital filipina, arrasada durante la Segunda Guerra Mundial, por orden de los Aliados bajo el mando de Douglas Mc Arthur

La programación seguirá el 12 de septiembre con la exhibición de “Sofía y el terco”, opera prima realizada por Andrés Burgos destacado escritor y novel realizador fílmico, quien la presentó hace tres años. Es un trabajo que se sale de la reciente tradición estética del país, casi siempre encasillada en reflejar las angustias que deja el conflicto interno, la marginalidad social y el atraso. En este caso, la descripción aborda una aprensión cotidiana ambientada en la ternura y la espontaneidad de gentes comunes que apenas rompen la rutina de sus vidas, a las cuales se adaptan y en las que las resistencias se enmascaran en tradicionalismos del trato formal, que incluso pretende ser cariñoso. Los sueños se reprimen y se comparten en secreto en los escasos marcos de pequeñas libertades limitadas por el regreso a los constantes circuitos del trato personal. Esta obra tiene la participación estelar de la española Carmen Maura, con la compañía de Gustavo Angarita y Constanza Duque, entre otros conocidos actores colombianos.

Stella Márquez(1959) Marlon Moreno
Reina de belleza Actor colombiano

                                                                                  

Una semana después, el sábado 19 de septiembre, se proyectará el trabajo de Roberto Flóres Prieto “Cazando luciérnagas”, que tiene la participación protagónica de Marlon Moreno. Es una pieza estrenada hace dos años y trata el drama de la soledad  en un pueblo del Caribe, donde habita un hombre apartado del mundo por propia decisión, quien es sorprendido por la llegada de una hija adolescente de quien no tenía idea sobre su existencia y la aparición de una perrita cuya afición es la caza de luciérnagas en las sofocantes noches que rodean a los protagonistas. El ciclo se cerrará con “Los Hongos”, una película de Óscar Ruiz Navia  que aborda el tema del arte callejero y de la marginalidad que encuentra en la creación pictórica sobre las paredes de Cali, el espacio de libertad que los jóvenes protagonistas  del filme buscan con afán y esperanza, búsqueda acotada por las privaciones cotidianas y las sociales, que incluye a la discriminación étnica.

La propuesta de divulgación y promoción tanto de Colombia como de la cultura construida sobre la base del habla hispana tiene para este ciclo,  además del respaldo del Instituto Cervantes, a la embajada del país sudamericano, que fue abierta en el año 2013 y tiene como cabeza al embajador concurrente Jaime Alberto Cabal, quien reside en Seúl. El trabajo del embajador Cabal está secundado por Stella Márquez de Araneta, encargada de Negocios de la legación, quien fue en 1959 la soberana de la belleza colombiana y tres años después contrajo enlace matrimonial con el empresario filipino Jorge Araneta. Desde entonces hasta hoy, tiene residencia permanente en Manila y ha sido durante un largo lapso la representante en el lejano país asiático del reinado universal de belleza, hasta acceder al vigente encargo diplomático. La cancillería colombiana no ha anunciado una fecha para la designación en propiedad de su embajador en Filipinas. Un detalle especial en el desarrollo de este programa es que todos los filmes colombianos tendrán subtítulos en inglés, a la inversa de lo que ocurría hacia los años 30 del siglo pasado, cuando las películas en idioma sajón o cualquier otro debían llevar debajo de la imagen leyendas en español para ser entendidas.        

Esta ocasión es propicia para recordar que la primera película que se produjo en Filipinas -un gran productor de cine en el Asia- fue en lengua española: “Secreto de Confesión”, que se estrenó en 1939 y tuvo distribución en Europa, Estados Unidos y en América Latina. No fue la única obra fílmica que se hizo por esos años sin renunciar al habla de Cervantes. Otros títulos fueron “Muñecas de Manila”, “Las Dulces mestizas” y “El Milagro de Quiapo”, dentro de una lista mayor. En ese tiempo, a pesar del embate feroz de la lengua inglesa promovida por la ocupación colonial norteamericana, desde 1898, la cadencia hispana seguía siendo en esa nación asiática la “lengua franca” representativa de su cultura e historia y también de resistencia a la presencia impuesta de los Estados Unidos. El desastre definitivo sobrevino en la Segunda Guerra Mundial, sobre todo en 1945, cuando el bombardeo inclemente de los Aliados sobre la población civil produjo, sólo en Manila, el genocidio de 100 mil civiles que tenían al español como lengua madre, sobre el medio millón de habitantes que por entonces tenía la capital.

En ese holocausto bajo fuego también se perdieron todas las copias de aquel primer filme y de muchos entre los que hicieron los realizadores filipinos. En otras palabras, el amplio crimen de guerra de los vencedores no solo alcanzó a hombres, mujeres y niños, sino que también acabó los patrimonios culturales con los que España y México habían marcado la presencia de su identidad compartida con el Asia. Toda la estructura urbana desarrollada durante más de tres siglos, incluso las iglesias, quedaron arrasadas y los ocupantes coloniales no se interesaron en la reconstrucción de los tesoros bombardeados, sino que arremetieron con aplanadoras y motoniveladoras sobre las históricas ruinas que quedaron, con el fin de eliminar todo vestigio de una presencia que les molestaba y que desde el principio pretendieron cancelar. El resto lo hizo la clase dirigente del Archjpiélago a través de Ferdinando Marcos quien a inicios de los años 70 eliminó al español como idioma oficial de las islas y 15 años después Corazón Aquino canceló de la Constitución la enseñanza en las escuelas de ese acto de habla con el  que se fundó el país independiente en 1896 (aresprensa). 


Visitas acumuladas para esta nota: 00731



¡SÍGANOS Y COMENTE!

Site map





MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home