-----
VEA: MODA / PROGRAMA EDITORIAL







EL DORADO”, AEROPUERTO DE MODA / MODA / HEDONISMO / LOM

Publicado el 05 de octubre de 2015 / 18.25 horas, en Bogotá D.C.

EL DORADO”, AEROPUERTO DE MODA

Lo curioso es el sitio donde se desarrolla el encuentro de moda: el aeropuerto de la capital colombiana. Pero ese detalle de relieve tiene una connotación pragmática, tal como lo es el tratar de aprovechar el flujo intenso y permanente de personas hacia un sitio con público cautivo por la salida y llegada de los vuelos. Eso es en sí mismo una expectativa de éxito indiscutible pero el hecho de ser un experimento, también en sí mismo, obliga a la espera para poder verificar si las cosas salen como se pensaron. Lo cierto es que este nuevo fashion de Bogotá, que se inicia este primer lunes de octubre y concluye el viernes 10, tiene una programación con suficiente peso en el campo del diseño y la moda como para hacer más atractivo lo que es muy atractivo en la propuesta. El aeropuerto de Bogotá es un punto terminal por el que pasan unos 200 mil visitantes circunstanciales y viajeros calculados para el tiempo de exhibición en pasarela, además de ser un embudo por donde transita la mayor parte de quienes deciden visitar el país, aun cuando no sea la capital colombiana el destino final del viaje interno o externo.

En torno a esas expectativas el encuentro se realiza sobre algunos espacios de tránsito de viajeros y en otros reservados para el curioso evento, no obstante que como en el deporte de fierros también se le denomina como “gran carpa”. Al tiempo, la administración del terminal aprovechará la ocasión para el lanzamiento de la aplicación móvil del aeropuerto más importante del país. El Dorado inició sus actividades a fines de la década de los años 50 y la secreta promesa que es motor de esta iniciativa se justifica en la posibilidad de darle mayor visibilidad a una Bogotá cosmopolita y con la fuerza suficiente como para hacer desafíos de expectativa que no todos hubiesen imaginado que se produjesen  en esa coincidencia entre urgencias y esperas aeroportuarias, con el despliegue de glamour y creatividad que es propia de este tipo de labores que mezclan industria y diseño estético.

En aquel tiempo, hace más de 6 décadas, lo que hoy es una gran ciudad aún no llegaba a la zona de despegue y aterrizaje de los aviones, pero en la actualidad este terminal aéreo internacional es parte del área urbana a la que se llega desde el centro de la ciudad por una, a veces, sobrecargada vía que reúne el servicio masivo de pasajeros con otras formas de transporte público, incluso una larga ciclovía. La nueva arquitectura de recepción y las pistas agregadas modernizaron al viejo aeropuerto y le otorgaron una mayor funcionalidad ya no solo restringida al tráfico aéreo de ingreso y salida, sino como un centro comercio internacional aún no aprovechado con plenitud. La convergencia entre turismo y expectativas de mercado diferentes a la tensión propia de un viaje de regreso o partida, le pone a este nuevo intento de Bogotá Fashion Week, ese toque de originalidad que es necesario para afirmar las esperanzas de éxito en un proceso así. Un grupo de once diseñadores locales mostrará sus propuestas recientes en la coyuntura ofertada.

Diseño J. Rodríguez Faride Ramos
Isabel Henao Lina Cantillo

                                                        

Entre los creadores locales hay nombres de gran recorrido tales como Isabel Henao, Lina Cantillo, Julia de Rodríguez y Faride Ramos, entre otros no menos destacados. Un grupo de invitados extranjeros se sumará a la fiesta del diseño que tiene al aeropuerto como escenario y que es una suerte de preámbulo al tiempo de vacaciones y de un fin de año que se aproxima. El país anfitrión está sintiendo en estos momentos el impacto de la recesión regional en la que Colombia no es la única víctima, pero en el cual el país aparece como uno de los menos afectados o con menores afugias y escándalos como los que ahora afligen, por ejemplo, a economías de mayor envergadura con la Argentina y el Brasil a la cabeza. El país cafetero también aparece golpeado por una prolongada sequía que está afectando su capacidad agrícola y, al tiempo, se encuentra en una aparente etapa final del proceso de paz con el más importante grupo irregular armado que le hizo la guerra a la sociedad colombiana durante más de medio siglo

Se calcula que a un escenario puntual de unos mil quinientos metros cuadrados que se destinará a la convergencia de diseño, mercado y creatividad, podrían llegar unas 8 mil personas durante las jornadas de pasarela. El resto del espacio aeroportuario, que tiene alrededor de 173 mil metros de área ocupada y de tránsito tanto humano como de medios mecánicos,  tendrá instalaciones y mensajes de simbología vinculadas con el mundo de la moda. Las expertas Pilar Luna y Paula Peña cargan sobre los hombros la responsabilidad de asegurar que las expectativas programadas se cumplan. En la experiencia también se busca que la metrópoli no solo sea un lugar obligado de paso o de destino sino que también agregue un objetivo de búsqueda de satisfacción a necesidades gratificantes como puede ser la que ofrece la industria vinculada con la moda. El año pasado “El Dorado” movilizó 27 millones de pasajeros y 600 millones de toneladas en carga, con un crecimiento del 13 por ciento en los últimos cinco años. En ese marco el Bogotá Fashion Week es una novedad y atractiva curiosidad durante los 5 días hábiles de esta semana (aresprensa).  


Visitas acumuladas para esta nota: 00724



¡SÍGANOS Y COMENTE!

Site map





MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home