logo_aresprensa_notas
FICCI 2020: ESPERANDO A LOS BUENOS

PATRIMONIOS CULTURALES  //  CINE Y  ARTES VISUALES  //  Publicado el 10 de marzo de 2020  //  17.15 horas, en Bogotá D.C.

 

FICCI 2020: ESPERANDO A LOS BUENOS *

 

El Festival de cine de Cartagena promete bien en la edición para el año que marcha. Aparece Ciro Guerra con otra película para ligas mayores y hay buenas producciones que se anuncian, dos de ellas: “Sole”, de Carlo Cirone y “Benni” de Nora Fingscheidt. En esta edición se cumplen 6 décadas de vigencia de este encuentro cinematográfico que siempre pretendió ser universal y lo ha logrado con paciencia y persistencia. A diferencia de lo ocurrido hace 60 años, la producción cinematográfica colombiana exhibe ahora una trayectoria que lo acredita para el roce en los grandes encuentros de la industria mundial. El director Ciro Guerra, que inaugura el Festival, no es el único que es invitado y compite con los grandes realizadores internacionales. En aquella primera versión de la cita fílmica cartagenera estuvo presente el por entonces astro del cine norteamericano, Kirk Douglas, quien había sido protagonista de uno de los grandes filmes que lanzó al mundo el nombre de Stanley Kubrick como director: “Espartaco”. El actor, uno de los principales astros de los años 60 y de la historia del cine, falleció el mes pasado.  Ahora, una semana antes de esta celebración local del séptimo arte, visitó a Cartegena el hijo del astro fallecido, Michael Douglas, quien fue homenajeado por el Festival.

 

Ciro Guerra abrirá el encuentro con su nuevo filme, basado en una las obras  literarias del Nobel sudafricano J. M. Coetzee, quizá la emblemática de este autor: “Esperando a los bárbaros”. Es la primera película del realizador colombiano rodada en lengua inglesa, cuyo argumento en adaptación plantea la pregunta sobre el lado en el que se encuentra la barbarie, en la dialéctica de la guerra que llevó adelante Gran Bretaña en el sur de África por imponer su visión  de lo que es la civilización. La obra está protagonizada por uno de los emblemas de Hollwood, Johnny Deep. Junto a él está Mark Rylance, en una trama que es recurrente en la filmografía de Ciro Guerra: la lógica imperial y el papel para nada pasivo de quien aparece como sometido.

El director colombiano ya hizo cine probando con el uso de lenguas distintas al español. En películas previas como “Pájaros de verano” y “El Abrazo de la serpiente”, acudió a argumentos con cuatro hablas indígenas. Por esta última, estrenada hace un lustro, el cineasta local fue candidato al Oscar. Otra película de apertura, también  colombiana, es la de Yuldor Gutiérrez “Ángel de mi vida”, que será presentada en su primera exhibición en lo alto del Cerro de La Popa, que domina la ciudad y es una de sus zonas deprimidas en lo económico. Esto es parte de lo que los organizadores llaman “la apuesta social” del Festival, y no es una proyección aislada pues un buen segmento de las presentaciones se realizan en esos sectores de la urbe caribeña.

Casi una veintena de  barrios, sectores y corregimientos cercanos podrán disfrutar de las sesiones que se brindarán en varios casos al aire libre y de forma gratuita. No es esto una novedad del festival cartagenero sino la reiteración de una secuencia de inclusión social que beneficia a amplios segmentos de población que, en la ciudad más representativa del país para el turismo extranjero, tiene un grueso de su población en condiciones de marginalidad extrema. Vale señalar que las dos películas de apertura están dirigidas por realizadores oriundos del Caribe colombiano y es la primera vez que ocurre ese hecho singular. Ello habla de la realidad de un cine emergente con éxito, entre sus similares de la  región.

Aunque es aún largo el camino para que la producción colombiana se sume a la tradición de premios y éxitos que cargan el cine mexicano, chileno, argentino o brasileño, los pasos que se han dado y el futuro que se percibe muestran que el andar es seguro, y que los estímulos que desde hace pocos años brinda el Estado a la producción nacional afirman los propósitos de los realizadores. Por  pronto, puede decirse que el Ficci de Cartagena y el festival que a fines del año se realiza en Mar del Plata, son los más importantes de la región. El desarrollo del Festival tendrá un acompañamiento de la plataforma tecnológica Netflix, algo que pone de relieve no solo lo ineludible de la inserción de la tecnología en la industria sino de la señalada importancia del mismo encuentro.          

El tema central de la convergencia cinematográfica es el ambiental, bajo el llamativo título de “Deriva cósmica”, con 5 temas alusivos. Esto dentro de un total de 195 filmes que se proyectarán durante el 11 y el 16 del mes en curso. Lo significativo de la selección de casi dos centenas de películas que tendrá este Ficci, versión 60, es que se presentaron a selección y escrutinio de curaduría casi dos mil filmes representativos de casi un centenar de países. El programa no se limita solo a la exhibición, que es básica del encuentro, sino también al desarrollo de una agenda académica que incluye las llamadas master classes, a cargo de invitados como Roger Corman y Werner Herzog, y los conversatorios, junto con otras dinámicas de grupo, entre especialistas.    

Dentro de esta lógica, en la sección Nido se realizarán muestras audiovisuales y también se podrán ver nuevas producciones de cine, tanto en español como en inflexión lingüística indígena. Esto con el apoyo del Sundance Film Festival. La presencia de Corman como uno de los principales  invitados especiales, se subraya por el hecho de la paternidad de este director en el cine contemporáneo, si se tiene en cuenta que carga en su mochila una lista de más de 400 realizaciones y ha sido premiado con un Oscar honorífico. En el lote de películas a presentar -en número cercano a las doscientas- la mayoría son realizaciones iberoamericanas y asiáticas. Tanto Corman como Herzog serán homenajeados.  

En los días previos al Festival también recibió una India Catalina de distinción el visitante fuera de concurso Michael Douglas. Fue una suerte de evocación al padre del relevante actor y productor, Kirk, quien tiene en su haber dos Oscar. El padre de Michael también fue galardonado con la dorada estauilla, aunque honorífica en 1996, además de 3 nominaciones en sus mejores años.  A lo largo de su aquilatada historia el encuentro de cine de Cartagena ha recibido a otros grandes de la industria mundial. Entre ellos estuvieron Roman Polanski, Susan Sarandon, Jack Nicholson y Benicio del Toro, en lista acotada. El Teatro Adolfo Mejía, el Convento de Santo Domingo y el Palacio de la Proclamación, serán tres de los principales centros de proyección (aresprensa).

--------

VÍNCULOSBERLÍN: IRÁN GANA OSO DORADO  //  CARRERA HACIA EL OSCAR III

--------

* De manera inesperada, pero previsible, la organización del Festival no resistió la presión pública y de la propia administración del Estado, decidiendo hoy viernes 13 de marzo la suspensión de la programación restante, la cual se proyectaba prolongar hasta el el próximo lunes 16. 
Actualizado: viernes 13 marzo 2020 19:57
Articulos relacionados: EL FICCI APAGÓ LUCES LA ESTELA DEL FICCI 58 BUENOS AIRES: AVANZA FERIA MAYOR DEL LIBRO BUENOS AIRES CERRÓ SUS LIBROS BUENOS AIRES ABRIÓ SUS LIBROS FICCI 2016: LUZ Y ACCIÓN EN PANTALLA SEMANA DE LA MODA EN BUENOS AIRES BUENOS AIRES: CERRÓ FERIA MAYOR DEL LIBRO FIESTA DEL LIBRO EN BUENOS AIRES "FICCI" A LO GRANDE
festival de cine cartagena

Visitas acumuladas para esta nota: 653

¡SÍGANOS Y COMENTE!