logo_aresprensa_notas
LA HORA DE NUESTROS TÉCNICOS

Publicado el 26 de marzo de 2018 // 14.50 horas, en Bogotá D.C.

Orientadores suramericanos en Rusia 2018

LA HORA DE NUESTROS TÉCNICOS

Para la próxima cita mundialista en Rusia son nueve los técnicos suramericanos que estarán al mando de igual número de selecciones asistentes. Una buena parte de ellos al frente de equipos ajenos a su nacionalidad. Hay en el lote de entrenadores mundialistas una notable presencia de argentinos y de colombianos. Debe señalarse como un detalle relevante que los primeros tuvieron mayoría durante las eliminatorias pasadas, aunque varios quedaron por el camino, como fueron los casos de Gerardo “Tata” Martino al frente del grupo de su país; Ramón Ángel Díaz, por Paraguay; Luis E. Quintero, quien dirigió a Ecuador; o Juan Antonio Pizzi, como timonel de los chilenos, entre otros. Estos últimos quedaron eliminados en los estertores de la disputa regional por Rusia 2018, cuando Colombia empató en partido postrero frente a los peruanos, en Lima. Un empate que abrió la posibilidad de que los muchachos de Gareca pudiesen disputar el repechaje ante Nueva Zelanda y, en definitiva, sumarse de manera inesperada a los 5 clasificados para el Mundial inminente. Esa eliminación de Chile no estaba en los cálculos, como tampoco lo estaba que el grupo incaico retornase esta vez a un mundial, de los que estaba ausente desde hace más de tres décadas. Un detalle curioso: la salida de Pizzi y de Chile de asistir a Rusia, le abrió al técnico, a continuación, otra llamativa posibilidad mundialista en la que hoy se encuentra. La suma muestra para estar en territorio ruso a 5 técnicos argentinos, 2 colombianos, un brasileño y un uruguayo.

Escribe: Juan David GALVIS LINARES

Dos entrenadores de la lista, Jorge Sampaoli y Néstor Pékerman, dirigirán repitiendo  experiencia de manera consecutiva, pero el primero en selecciones distintas. Sampaoli dirigió a Chile en Brasil 2014,haciendo una muy buena eliminatoria y quedando eliminado en octavos de final ante el local, Brasil, en un encuentro mano a mano, muy disputado. Sampaoli, a posteriori, siguió al mando de la selección de la estrella solitaria, consiguiendo el primer título de la Copa América para ese país y ganándole a una Argentina subcampeona del mundo, por lanzamientos desde el punto penal, con una  buena definición, e inolvidable, de Alexis Sánchez. Esto dejó huella para el pueblo chileno, que alcanzó en seguidilla irrepetible el apetecido trofeo americano y luego la Centenario ante el mismo rival. En especial porque la gloria fue haberle arrebatado la esperanza a los vecinos trasandinos, que venían de perder la final mundialista brasileña ante el actual campeón, Alemania.

José Néstor Pekermantambién estará por vez consecutiva al frente de un seleccionado pero con la misma Colombia con la que venía desde la cita brasileña, siendo el entrenador suramericano, junto a Hernán Darío Gómez, con más participaciones en un evento de este tipo.Las actuaciones de este técnico austral en tal nivel de competencia fueron las siguientes: con la selección Argentina en Alemania 2006 y luego con Colombia en Brasil 2014, llevando a ambos grupos hasta cuartos de final. Pero esto de los mundiales no era una novedad  para el trainer argentino pues ya  había dirigido a las juveniles de su país, resultando campeón mundial  en 3 oportunidades en la categoría Sub-20. En esos logros tuvo ocasión de contar con noveles astros que después descollaron en el seleccionado máximo, tales como Javier Mascherano, Lionel Messi y Ángel Di María, en lista breve. Cuando lo hizo con la selección de mayores fue muy cuestionado por algunas decisiones de campo.

Una de ellas y la principal, fue la de dejar en el banco durante el torneo a Lionel Messi, quien en su primer mundial de mayores llenaba las expectativas de todos, en especial como bien capacitado parael lanzamiento desde el punto blanco. El arqueroJens Lehmann, con el famoso papel en su mano, mandó a casa a aquel equipo argentino, lleno de astros, que llegó al mundial alemán luego de un mal paso en Corea - Japón 2002, bajo la batuta de Marcelo Bielsa, y fue eliminada en la primera fase por Suecia, no obstante haber llegado como favorita. En Alemania la carga positiva de Argentina se mantenía a pesar del trago amargo sufrido por el paso de Bielsa en Oriente, pues estaba fresco en la mente de todos lo ocurrido con un plantel que había barrido en la etapa de juveniles y quedaba renovado  por estos jugadores ansiosos de más gloria. Debe aclararse que el revés de Pékerman en Alemania estuvo reforzado por el infortunio.

En un momento decisivo al final del partido con el patrón del patio local, la salida del guardameta Roberto Abbondanzieri por lesión, antes de la tanda de disparos desde los 12 pasos, desordenó a los argentinos y los condenó a un bajón anímico que sentenció la disposición para los minutos finales y los tiros definitorios. Después, la Afa le puso un paréntesis y un tácito cono de sombra a la presencia del prestigioso entrenador. Un nuevo aire respiró Pékerman con su rol de orientador de Colombia. Bajo su criterio experto puso en lo más alto de la historia a la selección andina en todas sus participaciones en un mundial de fútbol, alcanzando su mejor actuación al llegar a los cuartos de final en Brasil, ante un dueño de casa que aspiraba a ganar su sexta copa en terreno propio.En un polémico partido se impuso Brasil sobre el vecino rival, pues las decisiones arbitrales dejaron a los muchachos colombianos por fuera de la justa, con el mejor gol de la historia para este grupo en una puja semejante. En la disputa orbital, James Rodríguez resultó el goleador del certamen, cuando aún no era un reconocido astro internacional.

El actual nivel de Colombia  llegó después de largos años  de acumulación de méritos, desde aquel tiempo germinal  en el que descollaron nombres como Carlos “Pibe” Valderrama, Leonel Álvarez, Faustino el “Tino” Asprilla y tantos otros, hasta este tiempo de un veterano aunque renovado Pékerman. En ese largo periodo también se formó una cantera de buenos técnicos colombianos. Uno de ellos es el ya mencionado Hernán Darío Gómez. Para este histórico orientador colombiano de selecciones será este de Rusia su cuarto mundial. Gómez fue asistente técnico de Francisco Maturana en USA 94, y DT principal de Colombia en Francia 98. También lo fue para Ecuador en Corea-Japón  2002 y en esta ocasión lleva por primera vez a Panamá a un campeonato orbital, junto con favoritas como Bélgica e Inglaterra, además dela africana Túnez. Eso convierte en difícil para cualquiera esa ronda en la que quedó Panamá. Los dirigidos por “Bolillo” esperan dar una sorpresa en el Mundial, tal como lo hizo el también colombiano Jorge Luis Pinto con Costa Rica,en el pasado certamen brasileño.

En aquella ocasión los ticos dejaron por fuera de competencia a favoritos para disputar título, como Italia y la ya nombrada Inglaterra, en lo que fue un verdadero grupo de la muerte. El disciplinado Pinto no tuvo esta vez similar fortuna y sus dirigidos de Honduras quedaron eliminados en la puja de repechaje ante Australia, en noviembre del año pasado, dejando a la Concacaf con uno menos en Rusia. Pero la zona tiene el refuerzo de otro colombiano muy conocido: Juan Carlos Osorio,al frente de México.Vale reseñar que esa liga de Centroamérica y el Caribe ha estado nutrida en los últimos años por técnicos cafeteros. En lo que acontece con los 5 clasificados por Suramérica, se observa una lista en la que hay 3 argentinos. Entre ellos Ricardo Gareca, el “Tigre” quien es hoy por hoy un héroe para el pueblo peruano, pues rescató a esa selección del Pacífico de una sequía de 36 años sin asistir a encuentros orbitales. Ello no obstante la evocación del buen fútbol e identidad que exhibieron los incas en sus mejores años.

Sequía de juego pulcro e identidad que hacía mucho tiempo no revivía la selección de la banda cruzada El entrenador argentino dirigirá su primer mundial como técnico del Perú y en su historial como jugador en eliminatorias regionales aparece en el año 1985 marcando el gol para la clasificación de la selección su país, que dejó a los peruanos por fuera de México 86. Una devolución de gentilezas por lo ocurrido con aquel Perú de 1969, que sacó en partido eliminatorio postrero y en Buenos Aires, a la selección argentina marginándola de la asistencia a México 70. En aquel mundial mexicano, el Brasil del último Pelé se alzó con su tercera estrella mundialista. Ahora, todos esperan que este Perú de Gareca renueve las viejas glorias que hicieron famoso al atildado y eficiente fútbol peruano. Desempeño y buen fútbol es lo que por tradición distinguió a esa selección que ahora se ubica en el grupo C, junto con una Francia, favorita, Australia y Dinamarca. Es por eso que se espera que los incas logren avanzar a los octavos de final de la próxima cita universal.

En la misma línea, aunque en otra zona del mundo, Héctor Cúper está al mando del equipo de “los faraones” egipcios, y a este argentino se une otro: Juan Antonio Pizzi, quien dirigirá a los sauditas. Pizzi tuvo la fortuna de hacer una pirueta consecutiva de trapecista, al quedar eliminado Chile, pues hizo el salto de la ceca de Santiago a la meca de Riad, cuando fue designado orientador del grupo árabe clasificado. Todas las selecciones reseñadas, con suramericanos en la dirección técnica, tienen una difícil responsabilidad con estos jugadores que representan banderas tan diferentes aunque con un interés común: llegar lo más lejos posible en la disputa universal. Una carga de  gran peso, en particular para el caso del colombiano Osorio, quien ha sido duramente criticado por la prensa mexicana después de actuaciones muy flojas en la pasada Copa América y en la seguidilla de la Centenario. De esta última se llevó un contundente 0-7 a manos del Chile de Pizzi. La “Tri”, campeona olímpica de fútbol en Londres 2012, se encuentra en el grupo F junto a la máxima favorita Alemania, y a rivales de gran riesgo como Suecia y Corea del sur.

No hay duda que de esos tres últimos entrenadores nombrados, Osorio es quien sobre el papel tiene la pulseada más dura. En el otro polo el de la ansiedad positiva aparece la larga trayectoria de Óscar Wáshington Tabárez al frente de la “celeste” que viste a los orientales del Uruguay, y pone a su director técnico como candidato a pelear el título para los suyos. Los charrúas tuvieron su mejor actuación reciente en Sudáfrica 2010, donde cayeron en semifinales ante Holanda,aunque la caída no fue obstáculo para que el “Maestro” fuese designado como el mejor técnico de ese año. En la lista relacionada también tiene un lugar preeminente, hasta el inicio de este Mundial, el brasileño Tite (Adenor Leonardo Bacchi) quien llegó para dirigir el scratch en junio de 2016, haciendo un cambio total en su estilo de juego y recuperando la jerarquía que caracteriza a la canarinha.  Eso, además  de hacer una brillante eliminatoria,que puso a sus jugadores en el primer lugar de la tabla zonal y esperando poner un sexto título en el  palmarés de Brasil. Ningún DT que se encuentre al mando de selecciones ajenas a su país ha logrado, hasta ahora, alcanzar el título de campeón en un mundial (aresprensa). 

--------

VÍNCULO DIRECTODOS NOVATOS EN RUSIA  //  TRES PASOS PARA EL CIERRE 
Actualizado: lunes 30 abril 2018 17:26
Articulos relacionados: VENECIA, HORA DE LA MOSTRA IVÁN DUQUE: HORA DE AVENTAR ESPANTOS ARGENTINA, AFUERA POR AHORA HORA DE DEFINICIONES EN SUDAMÉRICA HAITÍ: APOCALIPSIS AHORA DIEGO MARADONA DEBE MARCHARSE AHORA LA MEJOR HORA DE HUGO CHÁVEZ FRENTE A UNA DEMOCRACIA GOLPEADA Y AMENAZADA HOLLYWOOD: ¡FELICES 80 AÑOS!, EN LA HORA PREVIA DEL ÓSCAR
rusia 2018 suramérica

Visitas acumuladas para esta nota: 2322

¡SÍGANOS Y COMENTE!