logo_aresprensa_notas
LA LUCHA PARA QUEBRAR LA HEGEMONÍA EN EL FÚTBOL UNIVERSAL

Publicado el 16 de junio de 2006

Un Mundial con Cuatro Sorpresas Anunciadas

 LA LUCHA PARA QUEBRAR LA HEGEMONÍA EN  EL FÚTBOL UNIVERSAL

Puede ser éste el Mundial en el cual se rompa la tradicional hegemonía de los mismos protagonistas en las rondas finales. Hay cuatro equipos en condiciones de disputarle los roles principales a los llamados grandes. Esos conjuntos, que aparecen ahora de sorpresa en la disputa, no debieran sorprender tanto porque acumulan ya suficiente experiencia y capacidad para competir  en los máximos niveles. Son ellos: México, la República Checa, Suecia y España. 

Escribe: Edgardo “ Cuqui ”  LÓPEZ 

Hemos visto en esta primera semana un Mundial en el que se han cumplido, en cierta manera, los pronósticos de la mayoría. Tenemos a una Alemania fuerte en ataque y con altas preocupaciones en defensa. Inglaterra se muestra fuerte y eficaz, aprovechando las debilidades de sus rivales y manteniendo intacta su férrea defensa. Allí están también Holanda y Argentina, respondiendo a su condición de favoritos: inteligentes y con contundencia para manejar sus resultados, pero a veces con  dudas en el trámite de los partidos. 

En uno de los otros grupos encontramos a una Italia que no ha desentonado y marcó en su encuentro inicial una nota de referencia muy alta para sus rivales, sin desviarse de su estilo y de su tradición de equipo mundialista. Tiene esta Italia, tal vez, la mejor dupla de centrales de todo el Mundial. El “pero” es FrancescoTotti, quien muestra un nivel muy inferior al que todos esperan de este jugador. 

Brasil, por su lado, está luchando contra su favoritismo, contra la prensa y contra sí mismo, para responder a las expectativas que siempre ha generado como el mejor equipo del mundo. Aunque le tocó enfrentarse con el conjunto más fuerte de su grupo, Croacia, demostró que tiene en ataque a jugadores que pueden definir un partido y ratificó al mismo tiempo que su defensa es muy permeable y le crea angustias cuando el rival lo ataca con fundamentos. 

SORPRESAS RELATIVAS 

En suma, es un Mundial con goles, con calidad y con lo que, considero, es la revolución de los equipos llamados “chicos”.Fenómeno que, aunque ya previsto, no por ello deja de ser una grata sorpresa y con la evidente disposición de  querer llegar a sitios más altos en la clasificación final de los mundiales.También es ésta la ocasión de ver equipos sorpresa, esos conjuntos que pueden llegar a deslumbrar y ¿por qué no?, ganar un Mundial. Dentro de estos equipos “sorpresa” debe estar México en primer lugar. 

El cuadro azteca jugó en su primera salida un partido táctico y aburrido en el primer tiempo contra Irán pero luego, en la segunda mitad, el técnico Lavolpe se la jugó toda y cambió su esquema táctico por uno más ofensivo. El giro le permitió obtener un resultado abultado, muy importante en su camino a la siguiente fase. 

Zinha fue determinante en ese triunfo y por eso fue incluido desde el inicio para el próximo partido. Aquí México hace evidente el cambio de mentalidad. Su preparación previa para este Mundial ha sido, tal vez, la más seria en muchos años y tienen en Rafael Márquez a un baluarte importantísimo a la hora de “echarse el equipo al hombro” para sacar adelante los resultados favorables. 

Esta referencia no debe alterarse aún, no obstante el gris resultado obtenido en su segundo partido frente a Angola. Una mala tarde, magra en resultados, no necesariamente señala la no clasificación azteca y la continuidad de la buena imagen y el ascenso mostrados. Esto debe considerarse como parte de la lógica, no siempre lógica, del fútbol.    

Otro conjunto que da para prestar una atención especial es el de la República Checa. Tiene una gran condición táctica, unos jugadores que están en las mejores ligas del mundo y un proceso de preparación que ya lleva más de cuatro años. Esas condiciones hacen que ésta sea una de las mejores selecciones del Mundial. Jugaron y ganaron con contundencia y pusieron en ridículo al once estadounidense, falto de competencia y sin opciones para pasar a la segunda ronda.

La República Checa tiene en Pavel Nedved a su estandarte y mejor jugador. No es casualidad que este equipo ocupe el segundo puesto en la clasificación por equipos que hace la FIFA. Aunque éste es uno de los casos en que se debe esperar para ver si se mantiene el gran nivel demostrado en el primer partido. 

En este mismo caso debe ponerse al equipo español. España goleó a Ucrania y desplegó un juego rápido y eficaz a la hora de marcar goles. El técnico Aragonés le imprimió un toque suramericano  a esta selección que, a diferencia de otros mundiales, no tiene esa condición de favorito que siempre lo ha perjudicado. Esperemos que la mentalidad de sus jugadores le permita llegar a instancias finales con la firmeza necesaria para reclamar un título esquivo desde hace ya muchas décadas.

Por último, no debe descartarse a Suecia pues jugó dos  excelentes partidos, de los mejores hasta el momento, a pesar de los resultados obtenidos. Es un equipo fuerte en defensa y con un ataque masivo y potente. Jugadores como Fredrik Ljungberg, Zlatan Ibramovic y Henrik Larsson hacen de este equipo uno de los más interesantes y con mayor proyección en este Mundial. Como dato adicional, debe decirse que acumulan experiencia en un proceso de más de cuatro años. En el Mundial pasado eliminaron a la Argentina y cumplieron una decorosa actuación.  

Estos cuatro equipos deben sumarse a los que, en las cuentas tradicionales, siempre aportan para ser campeones. Muchos observan con expectativas esta evolución en la competencia universal, pero en verdad ya han demostrado tener los jugadores, la capacidad técnica y la preparación adecuada para afrontar con perspectivas de éxito una copa del mundo. En buenahora si rompen la hegemonía tradicional de las rondas finales.

Hubiese querido incluir a Costa de Marfil como otro equipo que tuvo condiciones para  sorprender  eliminando a uno de los  llamados grandes. Mostró un gran despliegue físico en el partido contra la Argentina, con ese estilo de juego que siempre ha caracterizado a los equipos africanos: fuertes, rápidos y con amor a la camiseta hasta el final del partido.  

Didier Drogba ha sido la referencia de este team  que en la fase de clasificación del Mundial, eliminó a Camerún, un invitado tradicional de la zona africana. En su segundo partido con Holanda perdió de manera temprana y con algo de injusticia, la posibilidad de pasar a la segunda ronda. No obstante, planteó, como lo hizo contra la Argentina, un juego que debió haberle dado mejores frutos, de no haber tenido en contra la falta de asertividad al tratar de vulnerar a Holanda y exhibir  una natural y cierta inocencia de once primerizo para los mundiales (aresprensa.com).

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: XUAN BELLO, ASTURIANO UNIVERSAL INDIEBO 2019: GENTE DE LO UNIVERSAL SAN ANDRÉS, CONTRACARA DEL PARAÍSO FÚTBOL MANCHADO SOL NEGRO PARA MACRI II LIBROS PARA LOS QUE EMPIEZAN SOL NEGRO PARA MACRI UN VIRAJE PARA MÉXICO MARCELO ROFFÉ, PSICÓLOGO DE FUTBOLISTAS FARIDE RAMOS: MIRADA UNIVERSAL
Un Mundial con Cuatro Sorpresas Anunciadas

Visitas acumuladas para esta nota: 899

¡SÍGANOS Y COMENTE!