logo_aresprensa_notas
PRIMERA JORNADA SIN SORPRESAS

Publicado el 11 de octubre de 2011 / 22.45 horas, en Bogotá D.C.

ELIMINATORIAS BRASIL 2014

 

PRIMERA JORNADA SIN SORPRESAS

Al cabo de la primera secuencia se confirman pronósticos y aparecen las primeras angustias. Estas últimas aquejan de alguna manera a orientadores como Claudio Borghi, de Chile, y también al flamante estratega paraguayo, Francisco Arce. Es cierto que no está todo dicho, pero estos tropiezos iniciales que requieren de remedios y correcciones inmediatas se pueden llevar la cabeza de algunos entrenadores. Otro que podría entrar pronto en esa lista de pasivos es Alejandro Sabella, de Argentina. Entre los directores técnicos que estrenan eliminatorias el mejor librado fue el colombiano Leonel Álvarez, cuyos dirigidos conjuraron en el último instante y en tiempo de descuento, un empate que maduraron los bolivianos en La Paz. Así, los cafeteros se llevaron el triunfo con la fuerza de las piernas de Falcao García.   

La primera página de esta jornada inicial la cumplieron con buenos resultados los uruguayos con un triunfo y un empate. Sus vecinos de la Argentina tuvieron un traspié histórico en Venezuela y se demostró que una cifra de cuatro goles sobre un atribulado e inseguro Chile en el primer partido era un tanto mentiroso, tal como lo admitió al final del encuentro en Buenos Aires el orientador Alejandro Sabella. Una Argentina desconocida en su nuevo esquema de juego, presentado ante los chilenos, que renunció al toque y la triangulación de pases para apostar a la producción y eficiencia, le trajo buenos frutos en lo inmediato. La flor de un día se marchitó frente a los de la vino tinto.

Aún no es posible determinar si esa renuncia argentina a la picardía del dibujo táctico quedará reducida a la potencialidad de Messi, si fue un planteamiento de circunstancia o es una política de largo plazo del director técnico argentino, nombrado después del desastre que produjo la conducción de Sergio Batista.  Los largos pases erráticos que se vieron en el curso de la confrontación del equipo argentino con su vecino austral, no tuvieron consecuencias en este enfrentamiento pero pueden ser apuestas de alto costo frente a conjuntos más duros y con mayor fortaleza subjetiva, tal como es Uruguay o el mismo Paraguay, aunque éste aparezca disminuido en el inicio de la eliminatoria.

Chile sí estuvo desconocido y por momentos apareció confundido ante su rival eterno. Mala concepción táctica de Borghi al pretender contener a una Argentina de Messi con apenas tres defensas ante el arco. Algo de diferencia hay entre el recordado fantasma de Marcelo Bielsa y la realidad concreta de Borghi. Esto fue evidente a partir del primer gol tempranero que le propinó el recurrente de la jornada: Gonzalo Higuaín. El que Lionel Messi haya hecho su primera anotación tiene valor de anécdota pues Chile no fue el rival que se esperaba.

ECUADOR ABRIÓ SUS AGALLAS

Ecuador, por su lado, golpeó con rudeza a la encopetada Venezuela que llegó rutilante de su paso por la Copa América. No es una disculpa que el técnico Richard Páez haya guardado su mejor recurso humano para el segundo enfrentamiento de la jornada, con la Argentina. Dos goles a cuestas en el arranque con Ecuador es un pasivo que pesa y Páez deberá medir con mayor cautela sus posteriores despliegues tácticos: renunciar a tres puntos en la largada es algo que se puede lamentar en el futuro. Aunque esa recomposición se produjo frente a la Argentina, eso no significa que deba renunciar puntaje para obtener una victoria hito como lo fue la lograda frente a los argentinos. 

El técnico de Ecuador, el colombiano Reinaldo Rueda, tuvo un premio justo a su constancia y seriedad como experimentado estratega que supo disponer lo necesario para aprovechar las ventajas de circunstancias: la altura de Quito, la localía y las expectativas en más y en menos de una y otra selección. Rueda es un juicioso analista de las condiciones de entorno inmediato, de la misma manera que lo es Páez, pero el más y el menos de este primer mano a mano favoreció a la experiencia del colombiano y a sus muchachos ecuatorianos.   

El Perú, por su parte, desnudó las precariedades de una selección paraguaya y sus baches que no pudo disimular el paso de Gerardo Martino en su gestión como responsable la dirección técnica de ese país. Después de un tránsito con pundonor por Sudáfrica 2010 y una Copa América de Argentina que aprovechó con exceso y buena suerte, las falencias del onceno guaraní estallaron y, en la crisis, la brillante selección peruana aprovechó unas debilidades que el técnico Sergio Markarián conoce muy bien. El virtuosismo de la delantera inca hizo el resto.

Uruguay en la primera exigencia ratificó lo que ya se sabía de su excelente momento y el hecho de ser campeón sudamericano, además de figurar como cuarta selección entre las mejores del mundo. Aplastó a las bolivianos en su primera aparición pero los del Altiplano demostraron que tienen bastante bagaje para sacar y uñas que mostrar. Le devolvieron dos goles a una defensa charrúa que no es fácil penetrar aunque uno de los goles haya sido de penal. También los bolivianos están para mayores cosas en esta Eliminatoria.  

Sin embargo, en la segunda página de la primera jornada tanto chilenos como paraguayos recuperaron el pundonor. El primero aplastó en el Monumental de Santiago a su otro rival histórico, Perú, que se desdibujó frente al onceno rival y recibió cuatro goles de gran factura, uno de penal. Tanta calidad para concretar como la que hubo en los dos goles que le devolvió el Perú, con responsabilidad en las extremidades de Claudio Pizarro y Jefferson Farfán.

Paraguay por su lado le quitó la victoria a Uruguay, la segunda en el inicio de esta eliminatoria sudamericana, en el último aliento del último segundo. Una buena respuesta porque no es poca cosa recuperarse de la derrota en Lima e igualar con el mejor y más aguerrido equipo de Sudamérica. Esto si se tiene en cuenta que el otro gran aguerrido histórico de la región es, precisamente, el conjunto guaraní. Ambos dejan todo el sudor dentro del campo hasta el instante final. Ambos también han remontado marcadores claves, de todo o nada, con ese aliento postrero. 

DERRUMBE ARGENTINO

Argentina ante Venezuela mostró las severas deficiencias de su defensa, algo que la aqueja de manera persistente en los últimos años. Una Venezuela paciente logró tejer su triunfo con ayuda del entorno climático, el desaliento y la falta de asociación como equipo que mostró Argentina en su compromiso con el conjunto patriota.

Desbalances que ya habían aparecido durante el afortunado partido que tuvieron los hombres de Sabella frente a Chile, en Buenos Aires. En suma, Venezuela frenó a la Argentina de manera merecida, puso en carne viva sus debilidades crónicas y demostró una vez más que un grupo lleno de estrellas no es necesariamente un equipo. Todos los jugadores argentinos fueron la sombra del prestigio acumulado en las ligas europeas. Ni Messi ni Higuaín, o cualquiera de los otros, existieron en el campo venezolano.

No hubo defensa ni mediocampo y la ofensiva se fue desdibujando hasta desaparecer después de los primeros minutos. Tampoco se vio reciedumbre o vocación argentina para remontar un marcador desfavorable después del gol venezolano, al promediar el segundo tiempo.  Tan sólo sacó la cara con decoro el portero Mariano Andujar, en por lo menos tres ocasiones, para salvar los tremendos yerros de sus defensores. Los hombres de Sabella pudieron haberse llevado al menos otros dos goles venezolanos en su pesada mochila de perdedores. 

Colombia en Bolivia tuvo la mejor y más grata reaparición en esta fase inicial de Eliminatoria, si se tiene en cuenta que no jugó el partido previo. De igual forma, su victoria en La Paz es un hito histórico para los cafeteros, si se observa que nunca habían ganado en el Altiplano un partido de eliminatorias.

Los venezolanos también coronaron su primera victoria sobre los argentinos en este tipo de justas. Esto para la Argentina es vergonzoso, así sea por un gol. Una caída de esta naturaleza vale tanto en lo simbólico como perder por seis goles ante Bolivia o por cinco ante Colombia, también en eliminatorias. Ya se sabe desde hace al menos una generación que, haciendo salvedad de la calidad de los rivales que en Sudamérica la han humillado en los últimos años, a la Argentina le gana cualquiera. Eso ya no es una sorpresa (aresprensa). 

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: COLOMBIA, SORPRESAS TE DIO LA VIDA ESPAÑOL , PRIMERA LENGUA UNIVERSAL COLOMBIAMODA: FRANCIA, PRIMERA INVITADA CHILE BUSCA SU PRIMERA VEZ ARGENTINA-HOLANDA: SORPRESAS ASTRALES SORPRESAS DE ARRANQUE YA ESTÁN LAS PRIMERAS LLAVES "SEGUNDONES DE PRIMERA", NUEVO LIBRO DE ENRIQUE SERRANO HUBO BUENAS SORPRESAS EN EL OSCAR 2013 MÉXICO, ESCENARIO DE LA PRIMERA "FITA"
OTRA VEZ SE MUEVE LA PELOTA

Visitas acumuladas para esta nota: 1547

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!