logo_aresprensa_notas
ROBERTO AMPUERO: EL TRABAJO LITERARIO PUEDE LLEVAR A LA LOCURA

Publicado el 18 de abril de 2012 // 11.50 horas, en Bogotá D.C.

 

ROBERTO AMPUERO: EL TRABAJO LITERARIO PUEDE LLEVAR A LA LOCURA 

El escritor chileno fue “rescatado” por el gobierno de su país y nombrado embajador en México. Una tradición diplomática de la nación austral en la que Pablo Neruda fue un exponente relevante de otros tiempos. Brasil hace mucho también tuvo por costumbre,  más allá de la pulcra tradición de Itamaraty por el cuidado a la carrera burocrática de sus miembros, en reforzar el peso de la imagen del país con el nombre de sus grandes artistas. Vinicius de Moraes cumplió esa función para lustre de los brasileños. Así lo ha señalado el propio poeta carioca en una de sus más famosas canciones. No cabe duda que la intención del presidente Sebastián Piñera tuvo el mismo fin y desde comienzos de este 2012 Roberto Ampuero representa a los chilenos en la capital azteca. Ya lo hace desde hace mucho en el mundo con la literatura. La corrección de un trabajo literario es infinito y puede "conducir a la locura", afirma el escritor con sentido metafórico e hiperbólico. 

Entrevista: Martha Liliana ROMERO 

Unos meses antes de recibir la distinción y el nombramiento de la cancillería de su país, Ampuero dialogó de nuevo con ARES, en Bogotá, sobre su saga literaria de la que debe hacer abandono por un tiempo, no se sabe cuán prolongado. En ese intercambio habló de lo que hasta hace un tiempo fue la razón de su vida productiva: la literatura.  

ARES: su trabajo como escritor muestra matices pronunciados a través de sus obras, ¿cuál es el núcleo de esa trama? 

Considero que mis novelas son difíciles de clasificar –afirma Ampuero- en Francia aparecen las novelas de Cayetano Brulé dentro de una colección policial. Novelas como “La Otra Mujer” o “El Caso Neruda”, también “Nuestros Años Verde Olivo”, “Los Amantes de Estocolmo” o “Pasiones Griegas”, tienen obvios elementos de suspenso que permiten atrapar al lector pero no son novelas policiales. Lo que sí es cierto es que todos en la vida somos investigadores, buscamos respuestas a nuestra vida porque esta es siempre un gran interrogante y la empresa de hallar la respuesta no está garantizada. 

ARES: en esa línea, ¿qué es lo que marca la diferencia entre “Nuestros Años Verde Olivo” y “La Otra Mujer”? 

Nuestros Años Verde Olivo” -dice el novelista-  es una memoria, una autobiografía, es la experiencia personal en la Cuba de Fidel Castro en los años 70, cuando en Chile había una dictadura militar. La otra es una novela de ficción ambientada en Valparaíso. Una novela de suspenso que también habla de la dictadura chilena, pero cuyo eje es el drama pasional y el dolor del amor que encarna Isabel, la protagonista

ARES: …su país es un referente fuerte en su trabajo literario… 

es un referente muy importante en mis novelas –afirma el creador- pero en algunas aparece y en otras no, aunque siempre está presente en mayor o menor medida. Valparaíso mi ciudad natal sí tiene presencia fuerte, pero en trabajos como “Los Amantes de Estocolmo” no aparece. Ocurre que a medida que impacta el fenómeno de la globalización tanto en lo individual como en lo colectivo, van apareciendo nuevos escenarios y lo local se transforma en el texto…  

ROBERTO AMPUERO-Escritor chileno

ARES: usted fue periodista y luego escritor, siempre son difíciles las prioridades entre ambos campos… 

Mi inclinación por la escritura y la ficción surgió después de la infancia –afirma Ampuero- escribiendo cuentos, y se desarrolló durante la educación media. En Alemania, ya adulto, ejercí el periodismo y fui capturado por las historias que estaban a mi alrededor y que me ayudaron a comprender que podrían ser semillas de novelas

ARES:…el escribir como placer…  

sin dudas, escribir novelas es un gran placer –sostiene el escritor- aunque también leer ciertas novelas es un gran placer. Si esa relación no existe con una trama literaria dejo la lectura. No avanzo en las novelas en las que no se logra establecer un diálogo a través de la lectura…  

ARES:…¿placer sin dificultades? 

lo difícil es el trabajo posterior, no la primera elaboración –señala el literato austral- ese después puede ser infinito y conducir a la locura, porque no tiene fin aquello de afinar, pulir y mejorar el trabajo 

Asiduo visitante a las ferias del libro de Bogotá, Roberto Ampuero expresa su respeto de creador por las letras del país andino. Enfatiza que “Colombia tiene una tradición literaria de más de dos siglos” y considera que es un acto de cortesía elemental visitar a su núcleo de lectores colombianos,cuya afición al trabajo de Ampuero está afirmada en esa tradición por las letras, que él señala (aresprensa).

0.0
Actualizado: -/-
Articulos relacionados: "LA PAZ NO PUEDE SER OLVIDO" ROBERTO AMPUERO: TODO ESCRITOR ES UN EMBAJADOR MUNDIAL COLOMBIA SUB-20: FUEGO JUVENIL Y SUPRATRABAJO ROBERTO AMPUERO Y SU LITERATURA "REAL COSMOPOLITA"
LETRAS // PROGRAMA EDITORIAL

Visitas acumuladas para esta nota: 2892

Sin comentarios todavia...

Dejar un comenatio

Su email no sera publicado.

¡SÍGANOS Y COMENTE!