2020, “FILBO EN CASA”
Vistas: 516
20 abr 2020

2020, “FILBO EN CASA”

Patrimonios culturales  //  Letras  //  Publicado el 20 de abril de 2020  //  18.30 horas, en Bogotá D.C.

2020, “FILBO EN CASA


La coyuntura lo impone: este año la tradicional Feria del libro de Bogotá convoca a una celebración desde casa, la propia casa. Si bien la programación alusiva ya se lanzó desde los primeros días de este abril que avanza, el martes 21 se iniciará la parte más importante de lo previsto, con cuatro actividades diarias hasta el 5 de mayo. Ello en coincidencia con el calendario que ya se había trazado, antes de que los acontecimientos que provocó la pandemia se precipitasen, entre ellos la cuarentena. El cuadro inicial de actividades feriales, que debería haberse prolongado hasta el 5 de mayo -tal como se señaló- en la versión de contigencia llegará hasta el 10. Estas incluyen la intervención de autores invitados, quienes participarán de los encuentros colectivos con los lectores y demás interesados. La novedad apresurada para que el encuentro internacional prosiga sin interrupciones y traumatismos mayores, se suma a otros cambios de comportamiento y de vínculo social y cultural, que está amarrado a alteraciones similares, en diferentes planos de la vida social. Esos mismos que aparecen ahora como ineludibles. El espacio web de la Feria (www.feriadellibro.com) es uno de los ejes de la agenda abrupta: participar de la convocatoria, pero desde la pantalla doméstica. El recinto ferial que hubiese albergado el multitudinario encuentro ya tiene instaladas las camas y elementos complementarios de lo que pasó a ser un verdadero hospital de campaña, listo para afrontar la eventual expansión de la peste.


Los dispositivos tecnológicos de los dos organizadores del evento -la Cámara colombiana del libro y Corferias-  desarrollan las actividades que incluyen temáticas alrededor de la industria de la palabra escrita, dirigidas a todos los públicos: niños, jóvenes, adultos y profesionales. El 7 de abril se la campaña correspondiente, que incluyó las inscripciones para participar en los siete clubes de lectura organizados como parte del desarrollo ferial. El conjunto de actividades se lleva adelante bajo el significativo nombre de “Filbo en casa”. El lanzamiento del cronograma se realizó el pasado 13 del corriente mes. La actividad atípica pretende conservar al menos parte del contenido y acervo que estaban configurados para la feria presencial, no esta virtual que resultó sorpresiva e inevitable. Por ello los que eran habituales concurrentes al reciento de Corferias deberán realizar un esfuerzo de adaptación, para nada diferente al que ocurrió cuando se pasó de la cola del banco a la operación de cuentas desde el computador o teléfono, y de la clase magistral a la sesión didáctica en pantalla.  

Uno de los aspectos rescatados de lo que desde la edición pasada había quedado avisado, es la presencia de los países nórdicos como invitados especiales de la Feria. Al respecto debe recordarse que esa parte de Europa está conformada por una constelación de 5 países. Sus tradiciones y literatura se articulan desde los enfoques culturales que deja la contrición  secular originada en los hábitos del sesgo protestante y el vigoroso ancestro viquingo, que dejó su marca en otras nacionalidades del centro y el oriente de Europa, además de las islas británicas. También, el hecho de que en dos de estos países se realiza la entrega anual de los premios Nobel. Aunque la primera sesión sobre pantalla de lo que se ha llamado, como sección, “Tierras nórdicas” se realizó el pasado 16 de abril, los encuentros de este enfoque temático  se repetirán en otras tres ocasiones: 23, 30 de abril y 7 de mayo. El invitado Diego Felipe González modera el encuentro con la lectura del libro “Visión de la memoria”, de Tomas Tranströmer. Este autor sueco fue ganador del Nobel de literatura en el 2011

  

El polo local, dedicado a la literatura colombiana, está a cargo del librero Jimmy Torres, con el abordaje de “Delirio” de Laura Restrepo.  Las sesiones en este segmento se iniciaron el pasado 13 y se reiterarán el 20 y el 27 de abril, para cerrar el 4 de mayo. El segmento de aporte en literatura medioambiental y de sostenibilidad tiene la intervención moderadora de la divulgadora científica Ángela Posada-Swafford. La tarea se apoyará en la lectura del libro “Un Enemigo invisible”, de su autoría. La primera sesión ya se realizó el día 14, pero los interesados pueden participar de esta experiencia, la cual se reiterará el 21 y 28 de abril, así como también el 5 de mayo.    En tanto que el tramo de género, bajo el nombre de “Las Sin sombrero” -dedicado a la producción escrita de las damas- está a cargo de Gloria Susana Esquivel, apoyado en la lectura de “Cuaderno de faros”, de Jazmina Barrera.  Esta parte de la feria virtual inició presencia el pasado 15 de abril y se agregarán al calendario las sesiones del 22 y 29 del mes que corre, para cerrar el 6 de mayo.

El ámbito de ficción plena, con sus distopías  y el título de “Juegos del hambre”, está ocupado por un conversatorio a cargo de Laura Ocampo, alrededor de “El cuento de la criada”, de Margaret Atwood. Este contenido se inició el sábado 18 y se repetirá el siguiente 25, para continuar hasta su final, el 2 y 9 de mayo. Otro tramo, con fuerte contenido evocador es el que está a cargo del escritor Pedro Baldrán, sobre el libro de Álvaro Cepeda Samudio “Hoy Decidí vestirme de payaso”. El espacio, que se encuentra con el nombre sugestivo de “Para Leer al atardecer” abordará un relato diferente en cada sesión, con dinámica de “club de lectura”, como el resto. La actividad de este club se inició el viernes 17, se reabrirá el 24 y las dos últimas sesiones se realizarán el 1 y 8 de mayo.  Los domingos quedaron reservados para otro nombre sugestivo: “Donde viven los monstruos”. Se trata del escenario abierto a la literatura infantil. Aquí, Yolanda Reyes e Isabel Calderón, en asociación con la libreria Espantapájaros, abordarán de manera didáctica para el público menor de edad, la obra de Maurice Sendak. Son 4 sesiones domingueras que se iniciaron ayer 19 de abril y culminarán el 10 de mayo.

El formato de programación alternativo de la Feria del libro de Bogotá, en este 2020, muestra que en lugar de las tradicionales dos semanas extendidas de actividad presencial, se ampliaron a un mes largo. Ello si considera que los encuentros en pantalla se iniciaron el pasado 7 de abril y se prolongarán hasta los primeros diez días de mayo. Si además se observa con atención la data numérica descrita en lo que hace a las jornadas previstas, se encuentra que las sesiones abarcan todos los días -de lunes a domingo- de cada semana que cubre la convocatoria ferial. El confinamiento obligado como alteración de las rutinas laborales y de la vida cotidiana, sumado a las circunstancias ciertas que no permiten entrever aún de manera plena el final del aislamiento dispuesto, le dan al cuadro de situación una posibilidad estimulante para vincularse desde el hogar con la lectura.  Un beneficio de largo plazo que puede no tener compensación con las angustias que dejan las circunstancias vigentes, pero que frente al empobrecimiento generalizado que deja la pandemia, el libro es cuando menos una gota transparente de enriquecimiento individual y familiar (aresprensa).  

---------

VÍNCULOS : FILBO 2020 : SUSPENSIÓN ESPERADA  // ENRIQUE PATIÑO : LEER IMPUGNA AL ENGAÑO  //  ¡ADIÓS, AUTE!, FILIPINO UNIVERSAL
Etiquetas: