ESPAÑOL UNIVERSAL CRECE EN CHINA

PATRIMONIOS CULTURALES  //  LENGUA ESPAÑOLA EN FILIPINAS  //  Publicado el 28 de febrero de 2021  //  18.45 horas, en Bogotá D.C.

.

No es un tema nuevo pero tiene cada vez mayor vigencia: los chinos facilitarán la tendencia por aprender español y las razones son múltiples. No es una simple curiosidad o la búsqueda de erudición para una cultura como la de este sistema lingüístico, nacido en la Península Ibérica y extendido en el planeta. El español sigue siendo para los chinos exótico, en particular en lo que hace a la gran parcela latinoamericana. Aunque debe señalarse que en términos históricos esta particularidad cultural de Occidente en su despliegue orbital estuvo antaño muy vinculada con China. Por más de tres siglos fue el imperio con epicentro en Madrid un cordón umbilical del vasto país asiático con el resto del mundo, a partir del vínculo puntual con Filipinas, con arranque en Manila y desde ahí hacia México y España. Esto del despliegue amplio no es una simple expresión de deseo: Brasil en 2005 lo introdujo en sus programas de educación como segunda lengua. Tres lustros después el gobierno de Michel Temer produjo retrocesos, pero el proceso positivo al respecto, con base en la comunidad “fica espanhol”, sigue en el país sudamericano más poblado. Filipinas en cambio se quedó detenida, desde las medidas reparatorias que inició Gloria Macapagal Arroyo en 2008. Más de un centenar de universidades y otros centros de estudio superiores en China incluyen ahora la enseñanza de la lengua española en sus programas.

.

Escribe: Néstor Díaz Videla

.

Para mayor certidumbre al respecto, el gobierno de Beijin acaba de disponer que el habla de Cervantes sea optativa en los programas medios de educación. Esto es: los adolescentes podrán abrazar un idioma que, hoy por hoy, es uno de los dos de mayor difusión mundial, junto con el inglés pero por encima de este. China pretende con disimulo hacer un esguince con el sistema lingüístico sajón para no depender de este, que es el básico de los países con los que el estado chino tiene disputas y tensiones históricas. La cadencia cervantina comparte desde ahora privilegios con el ruso, el japonés y el ya referido inglés. Pero se sabe que la cachetada en términos de posibilidades va para el último y no para los dos primeros. El gran salto de la nueva incorporación lingüística en términos de linaje académico comenzó en los años 90. En el 2001 apenas 10 universidades brindaban cursos de español, en 2010 ya eran 50 y así siguió el crecimiento, en paralelo con la expansión china en el orbe.

.

Sabe también China que el mandarín, su sistema de habla oficial aunque no el único, carece de posibilidades históricas como para convertirse en lengua de uso mundial y ni siquiera en el interior chino toda su población lo habla. Es por eso que la apuesta por el español crece y nada indica que se detendrá en el inmediato futuro. Antes de que se produjese esa decisión del gobierno en vínculo con la educación de sus jóvenes, las universidades incrementaban sus cursos superiores de aprendizaje del español orientado en especial a los negocios. En ese nivel terciario hay ahora 126 centros de aprendizaje, y los estudiantes de la lengua de Cervantes en ese estadio educativo se aproximan a los 50 mil. Una cifra aún no demasiado significativa pero importante si se considera que ese interés marcado es relativamente reciente en China. La introducción, así sea optativa en la educación media, generará un insoslayable crecimiento exponencial del abordaje por las nuevas generaciones.

.

En el país que es vecino inmediato del gigante, Filipinas, separado de este apenas por el mar de la China. ya desde el 2008 el español es lengua optativa en el ciclo secundario de educación, tal como ahora lo hace Beijing. La diferencia entre ambos estriba en el hecho de que Filipinas tuvo al habla española como lengua oficial hasta inicios de los años 70 del siglo pasado, cuando el ex presidente Ferdinando Marcos la eliminó de la oficialidad que había tenido desde el siglo XVI. Unos años después, en la reforma constitucional de 1987, la ex presidenta Corazón Aquino la borró del sistema educativo. Un grave derrape histórico de Filipinas, que se formó como país bajo la égida de España y de México. El retroceso no ha podido ser subsanado de manera plena y al parecer las diferentes autoridades que han ocupado en Manila el Palacio de Malacañán, después de Gloria Macapagal, no han tenido voluntad política para revertir el brutal yerro. Fue Macapagal Arroyo la única que tuvo el valor de dar el primer paso en el sentido de la tendencia mundial y lo correcto por historia.

.

Los expertos cercanos a lo que pasa en la China y en sus relaciones con el resto del mundo señalan que esa decisión al máximo nivel de Beijig producirá una explosión de interés hacia el habla de Cervantes en aquella vieja nación que ahora pisa fuerte en todos lados. Así lo predijo hace más de 200 años Napoleón Bonaparte, al señalar que el despertar de los chinos estremecería al mundo, como lo está haciendo en la actualidad. Es también estremecedor que en ese despertar se tenga en cuenta la importancia del acento cervantino para ayudarse a sí misma a reinsertarse en el orbe. Lo ocurrido en el sudeste asiático es un golpe indirecto para aquellos filipinos que se niegan aún a aceptar la necesidad de devolverle importancia al español y, de manera plena, reincorporarlo sin reticencias en sus planes de estudio, historia y cotidianidad, a la que renunciaron de manera incomprensible e injustificable. Filipinas nació como país integrado en la diversidad propia de la mano con la herencia hispana.

.

La propia Real Academia (RAE) del español, se ha manifestado sobre lo que se prevé como “explosión” del español en la China y sobre el impacto que esto tendrá sobre los vecinos asiáticos y en el resto del planeta. No solo es eso, en paralelo debe al tiempo considerarse que en los Estados Unidos ya es el segundo sistema de uso lingüístico cotidiano y que los diques políticos o normativos por impedir la expansión han sido vanos. En California y en otros estados del oeste que han impuesto regulaciones írritas para limitar su utilización, no han impedido que las calles y la nomenclatura de sitios locales, así como la toponimia clásica, sea en español. Algo que también sucede en Filipinas. Eso al margen de que en Puerto Rico el inglés - a diferencia de Filipinas- jamás pudo imponerse, ni siquiera con la extorsión política a lo largo de las décadas, situación que se mantiene. Hace pocos años los legisladores puertorriqueños reafirmaron que es el español la lengua básica de la isla caribeña.

.

España fue despojada tanto del archipiélago flilipino y de la Micronesia española, al igual que de Puerto Rico y Cuba, en la guerra de 1898. En ese cruce bélico entre los Estados Unidos y los ibéricos, estos últimos terminaron de perder lo que quedaba de su imperio, en un proceso que se había iniciado a comienzos del siglo XIX, con la independencia de las colonias en la América continental. Así como lo hizo en el territorio que le arrebataron a México, los Estados Unidos se ocuparon de desplazar y criminalizar a la población de habla hispana, tal como lo realizaron también en Filipinas y en los restantes territorios donde hicieron baza desde mediados del siglo XIX. El inglés no podía competir en términos de sofisticación, y fortaleza gramatical con el español, de tal forma que lo prohibieron de diversas maneras. Pero la lengua de Cervantes poco a poco fue resurgiendo del asedio y recobra en forma paulatina sus espacios, Ahora avanza en marcha rápida por el planeta (aresprensa).

.

ESPAÑOL UNIVERSAL CRECE EN CHINA
Vistas: 463
28 feb 2021
Etiquetas: