GLOBO DE ORO DESINFLADO
Vistas: 246
Vistas: 246

PATRIMONIOS CULTURALES  //  CINE Y ARTES ESCÉNICAS  //  Publicado el 11 de enero de 2022  //  20.30 horas, en Bogotá D.C.

.

La polémica y el bloqueo televisivo empañaron esta nueva edición del Globo de Oro, pero la premiación se hizo el pasado domingo. Menos oropel y contrición obligada por la crítica impiadosa que aparece justificada y no es nueva, tampoco es solitaria sino todo lo contrario, se aproxima a lo múltiple. La ceremonia de entrega de premios fue casi de anacoretas, con restricciones que se hicieron esta vez en complicidad con las precauciones pandémicas en las que se enmascararon los otros motivos de plegado a la discreción. No hubo transmisión directa de televisión, pero esta vez no por decisión de los organizadores sino de la red NBC, que es el soporte tradicional de divulgación del evento. Por todo ello tampoco hubo alfombra roja, tan solo una apagada entrega de los lauros. En el Globo se premia en especial a las estrellas y astros de la televisión, pero sigue siendo el cine lo más atractivo para esta parte del mundo. La mejor película del rubro drama fue «Power of the Dog» y el premio al mejor director (directora para el cruce) fue también para esta realización: Jane Campion. Pero el premio al mejor actor en este segmento fue para Will Smith, protagonista de «King Richard», y así dejó por fuera al protagonista de la cinta del perro: Benedict Cumberbatch.

.

Así, entre claros y oscuros, más lo segundo que lo primero, se desarrolló esta edición de los globos, en Los Angeles. Un detalle de alegría para los colombianos, en esta ocasión, fue que la producción asociada con Disney «Encanto» ganó el principal galardón a película animada, imponiéndose a favoritas como «Raya y el último dragón», entre otras cuatro nominadas. Ambas películas fueron realizadas por Disney en términos de producción y eso incluye a la dirección y al libro, pero los contenidos argumentativos estan inspirados en la multicularidad, historia y confictos de los cafeteros. Disney junto con Pixar ya había hecho algo parecido con México en «Coco», de 2017. Algo importante para los latinoamericanos aun cuando la cinta, considerada dentro del género fantasía musical, no haya tenido una taquilla brillante hasta el momento y dentro de una gala que este año aparece desinflada como resultado de los pinchazos críticos. No hubo más al respecto, porque no había más ni podía ser para más. La cinta del perro empoderado, en esta versión, ganó más de lo principal con lo que se llevó en lo protagónico. Kodi Smith McPhee ganó el rubro a mejor actor de reparto en esta misma producción.

.

El mérito de «El Poder del perro», desde su título, es por un argumento que se adentra en las contradicciones de la subjetividad, sus miserias, las que suelen ser más reales que sus virtudes. El nombre de la película acude a un salmo de la Biblia, que llama a alejar de la vida el acecho del can. Ese poder serían los impulsos incontrolables que pueden llevar a la destrucción del otro, incluso de quien se ama, y a una eventual autodestrucción. La realización fue rodada en Otago, Nueva Zelandia, y su producción fue una asociación entre este país oceánico, junto con Australia, el Canadá, Gran Bretaña y los Estados Unidos. Está considerada como una trama psicológica y de memoria western, pero rodada en un ambiente rural neozelandés. Esto de hacer cine con una evocación del legendario cine de vaqueros no es nuevo y debe recordarse que lo iniciaron los italianos filmando en España en lo que se llamó «spaghetti western» y hoy forman parte del cine de culto. En esas películas apareció un desconocido actor joven llamado Clint Eastwood. La historia original en la literatura que fue base para esta ganadora del Globo se desarrolla en Montana. El libro es de Thomas Savage, bajo el mismo título.

.

En esta evocación de lo que ahora se considera como cinematografía de culto, aparece el remake de una película emblemática, como ganadora del Globo a la mejor película musical o de comedia. Eso le correspondió a «West side story», interpretada en este caso por Rachel Zagler, quien ganó el lauro a mejor actriz del rubro. Vale detenerse en este reconocimiento que renueva lo ocurrido a inicios de la década de los 60, en plena efervescencia de la lucha por los derechos a las minorías étnicas en los Estados Unidos. Aquella primera comedia musical se basó en una historia de amor entre una joven puertorriqueña y un norteamericano, con oposiciones familiares incluidas. Fue interpretada en el rol femenino por una leyenda: Natalie Wood y una banda musical bajo la batuta de Leonard Bernstein, aunque con un tema que Trinie López -fallecido el año pasado por covid- se hizo famoso en toda la América de habla española: «America». En el subcontinente, la película de 1961 fue conocida con éxito de taquilla como «Amor sin barreras». Esta otra película de remembranza sobre lo nefasto de la discriminación fue por más. Ariana DeBose alcanzó el premio a mejor actriz de reparto. Esta fue una nueva obra de Steven Spielberg.

.

Otra leyenda femenina del cine se llevó el premio a mejor actriz de drama por su interpretación en «Being the ricardos». Fue Nicole Kidman en una reaparición dentro de las listas de galardonadas. La película sobre los «ricardos» se las trae. En el reparto estelar, además de Kidman, está Javier Bardem y tiene nominación dentro de los aspirantes del Critics choice awards, cuyas premiaciones también estaban previstas para el domingo pasado, pero que se potergaron por la suba en la curva pandémica, según lo dicho por los organizadores en diciembre pasado. La historia es picante y también de fácil recordación para todos, se trata de los entretelones de lo que fue Lucille Ball -otra leyenda- y el que fue su famosísimo «Show de Lucy» («I Love lucy»), que compartió con su marido Desi Arnaz, de 1962 al 68, por la cadena CBS. Bardem realiza en este film el rol de Arnaz como Ricky Ricardo, el personaje de la comedia. Esos entretelones dicen de una crisis matrimomial entre el cubano Arnaz y la señora Lucille, durante un corto tramo de la producción, en la vida real. Llama la atención, aunque no sea la primera vez que ocurre, que estas producciones tomen lo exitoso del pasado para dar una buena pátina en el presente.

.

Quedó claro que los señalamientos de corrupción en la organización empañaron la celebración y eso es un arranque en gris de los grandes eventos de premiación anual en la industria. Se ha dicho aquí corrupción aunque en general no se use el lapidario calficativo. Se habla en cambio de «influencias» y de falta de autocrítica de la organización para aceptar lo que parece y aparece como evidente. La compra reiterada de fallos con gentilezas equívocas es uno de los argumentos de los acusadores. El impacto al respecto se ha extendido de tal manera que no ha sido solo el boicot televisivo la consecuencia sino también la confrontación directa con luminarias como Scarlett Johansson y Tom Cruise. La organización responsable del encuentro es la Asociación de prensa extranjera de Hollywood (Hollywood Foreign Press Association), que reúne a los periodistas del mundo que cubren los desarrollos habituales de la llamada meca del cine. Las acusaciones desbordan la pesada carga de corrupcion, la asociación también es señalada como racista porque no incluye entre sus asociados a personas que no sean blancas. Hace unos quince años el New York Times había deslizado críticas serias sobre lo que ahora es extenso. Pero los señalamientos al respecto ya se vieron desde hace 4 décadas (aresprensa).

.

VÍNCULO : "CODA", INTERESANTE REMAKE 

.