LA VITRINA MOSTRÓ SU GARRA
Vistas: 204
Vistas: 204

HEDONISMO  //  TURISMO  //  Publicado el 27 de febrero de 2022  //  21.15 horas, en Bogotà D.C.

.

La muestra internacional que cada año convoca a operadores y expertos en esa expresión acabada del hedonismo moderno, que es el turismo, renovó sus esfuerzos y presencia en Bogotá, capital de la esquina cafetera de Sudamérica. Fue la Vitrina Turística la última feria de volumen que se realizó en 2020 en la urbe andina, antes del prolongado paréntesis que se impuso por el curso del golpe pandémico. Ahora, cuando todo parece volver a la normalidad en la evolución de la situación, la ola de recuperación encuentra de pie a quienes participan y garantizan que las corrientes de viajeros lleguen a destino y retornen con normalidad a sus puntos de origen. Ello no obstante que las consecuencias de la circulación viral se mantienen aunque atenuadas por la réplica de las vacunas contra la peste que cubrió al mundo. Los agentes de viajes redoblan la apuesta por revitalizar uno de los sectores productivos más  golpeados por el drama que parece quedar atrás. No ha sido fácil para los responsables de esta industria el pasar esta página, porque hubo y hay aún muchas víctimas de lo sucedido en lo que hace a pérdida de fuentes de empleo y  hundimientos empresariales, sobre todo en los niveles y eslabones más débiles de la extensa cadena de relacionados que tiene el turismo en sus diferentes escenarios. El hito de la Vitrina que se celebró y culminó el viernes anterior se llevó a cabo con anuncios optimistas.

.

No solo las líneas aéreas levantan vuelo con menores limitaciones. También lo hacen la hotelería y las cadenas logísticas vinculadas.  Tan solo un anuncio reciente marca el brío de la recuperación. Anato, la entidad organizadora de la Vitrina Turística en Bogotá, señaló que en los primeros dos meses de este año el flujo solo de  viajeros colombianos hacia el exterior, en particular a Europa y Sudamérica, se incrementó en un 72 por ciento. La proyección estadística señala que un total de casi doscientos mil colombianos viajarán fuera del país en el trimestre del año que se transita. En ese volumen de viajeros más de 130 mil lo harían hacia el Viejo Mundo. Tal esperanza en números podría tropezar ahora con la situación difícil que se presenta en Europa Oriental y las respuestas que se precipitan por parte de los aliados de la Otan. En el mismo orden la Unión Europea ha calificado a Colombia, entre otros 14 países, como origen de bajo riesgo epidemiológico para el desplazamiento a esos destinos europeos siempre apetecidos, pero ahora en potencial conflicto bélico. En igual sentido se espera que unos 180 mil viajeros saldrán de Colombia hacia países vecinos durante el mismo lapso.

.

También en Sudamérica se han distendido las prevenciones y restricciones por el impacto pandémico. Chile y  Argentina son dos de esos puntos de llegada regionales que reabrieron el ingreso de viajeros. Por  su lado, el Consejo mundial de viajes y turismo reveló que se espera en este año un crecimiento del 48 por ciento del PIB turístico que puede aportar la región iberoamericana. Ese porcentaje significa en dólares la nada despreciable cifra de unos 233 billones de dólares. La misma organización asevera que esto marca una dramática diferencia con lo ocurrido en el 2020 en que se redujo el acumulado a 147 billones, vale decir una caída de más de un 40 por ciento. En el mismo horizonte y desde la misma fuente se registra que la recuperación de la industria ha permitido en esta primera etapa del proceso, una recuperación del empleo que podría llegar en el curso del año a los 16 millones de puestos de trabajo en el sector y en la región. Eso significaría un crecimiento de la empleabilidad en casi un 23 por ciento. La previsión se cumpliría si continúa evolucionando de la manera como viene sucediendo, el ciclo y etapas de vacunación, así como también la atenuación continuada de las restricciones que se impusieron en viajes y controles, obligados por la crisis de salud.

.  

Lo que en el momento es en verdad importante resulta ser que en la cresta de la revitalización productiva aparece la Vitrina como un emblema del esfuerzo, la garra, con que el sector turismo se mantuvo altivo durante la tormenta y desgracias que trajo la pandemia. Es como una suerte de bandera y mensaje simbólico que aspira a señalar que la vida sigue y que además del esfuerzo para fundamentarla tanto como el derecho a disfrutarla se mantiene firme. El punto de encuentro en la sede de Corferias, al centro occidente de la metrópoli colombiana, puso a la vista una buena parte de los estands tradicionales de países y regiones locales, aunque con algunas ausencias notables y justificadas: no todo se ha reincorporado aún.. Los invitados  especiales fueron, desde el exterior, el estado norteamericano de La Florida; en tanto que en el plano local fue el departamento de Santander el principal referente del encuentro ferial. El invitado extranjero lo es en términos relativos no solo porque esa zona sobre el mar Caribe bajo soberanía de los Estados Unidos está atravesada por el alma latina desde antaño y es una de las regiones más visitadas por los viajeros del resto del continente.

.

Allí se agrupa gran parte de la migración que llega desde el sur y el este continental inmediato. Cubanos, puertorriqueños o mexicanos no son los únicos residentes latinos en ese territorio estadounidenses que limita con el mar Caribe, y que tiene a Cuba a apenas 150 quilómetros de distancia. Es además, uno de los grandes centros financieros de importancia no solo para los propios sino para el conjunto americano y del mundo, así como es de primera línea en inversiones internacionales. No solo eso, también es uno de los puntos vacacionales tradicionales en los Estados  Unidos. Distancia y migración no son las únicas razones de ese cordón umbilical entre La Florida y los latinos de centro, Sudamérica y el Caribe. La Florida fue parte del imperio español desde el siglo XVI, con breves interrupciones en disputa con los ingleses y franceses, hasta poco antes de que concluyeran los procesos de independencia, en los inicios del siglo XIX. La toponimia local habla de esos antecedentes históricos que luego de más de dos siglos nunca se interrumpieron. Ese conjunto de mezclas y vivencias históricas es una huella profunda en el alma de los residentes floridanos, nativos e inmigrantes que siguen llegando y tornan amable una visita en plan turístico.

.

El español es allí una lengua de uso cotidiano, al igual que el inglés. Cabe señalar como complemento que la existencia del parque temático Walt Disney es uno de los atractivos principales del estado, en las proximidades de Orlando. También tienen su sede allí los estudios cinematográficos Universal y el conocido centro espacial de lanzamiento y exploración Kennedy, ubicado en lo que se conoce como Cabo Cañaveral. Lo opulento de su economía tiene un detalle significativo: en La Florida no existe un impuesto sobre la renta. Ese es el perfil acotado del que fue invitado especial para esta Vitrina Turística que acaba de concluir a ritmo de recuperación que se supone postpandémica. En cifras, el encuentro que se cerró el último viernes de febrero convocó a más 26 mil concurrentes. Entre ellos, hubo unos doscientos empresarios entre locales e internacionales, quienes de manera presencial junto con otros casi trescientos que asistieron de forma virtual, cumplieron más de siete mil citas de negocios. Esa dinámica dejó, según los organizadores, un consolidado de 216 millones de dólares en negocios acordados. Los anuncios del cierre señalan que la versión 42 de la Vitrina se realizará entre el 22 y el 24 de febrero de 2023 (aresprensa).

.

VÍNCULOS : FITUR 2022: DOMINICANA ES LA ASOCIADA  //  FLORIDA EN LA VITRINA 2022

.