RAÚL PEÑARANDA, EN PRIMERA LÍNEA
Vistas: 339
Vistas: 339

HEDONISMO  //  MODA  //  Publicado el 16 de julio de 2022  //  2015 horas, en Bogotá D.C.

.

Raúl Peñaranda es un diseñador nacido en Cali que está en primera línea, pero no en la que con sobradas razones repudia la opinión colombiana, sino en la de la  virtuosa, la del trabajo meritorio y la fama bien ganada. El creador figura en el circuito emblemático del fashion internacional: New York. Para llegar hasta la capital del mundo, también en el ámbito de la moda, el camino no fue corto ni despejado. Después de partir de su país pasó por Venezuela con su familia y un entorno infantil y juvenil de privaciones. Luego se estableció en la metrópoli norteamericana para de manera pausada pero firme lograr un espacio de reconocimiento. Su talento lo ha llevado a diseñar prendas de mujer para Tommy Hillfiger, Donna Karan y el dominicano Óscar de la Renta. En la actualidad Peñaranda maneja  su propia marca. La revista Forbes lo calificó como empresario de fulgurante crecimiento. Vale considerar que lo que dice esta revista estadounidense cuyo contenido es de negocios y finanzas -además de tener una antigüedad de más de un siglo en el medio- resulta ser siempre palabra puesta y afirmada. Peñaranda es un hombre de mediana edad, quien dejó muy atrás su vida de migrante en un barrio humilde de Caracas, de esto hace 4 décadas, pero que no niega sus orígenes como fuente de principios y afirmación vigente. Sus presentaciones en la Semana de la moda de la urbe neoyorquina se aproximan a la veintena y su trabajo se considera consolidado. Tanto, que hubo diseños con su firma incluso en la alfombra roja de California para la última entrega de los premios Oscar. ARES entrevistó al afamado diseñador que estuvo como invitado en el espacio académico del pasado Bogota Fashion Week y en esa charla manifestó que para diseñar sigue “la emocióny que los colores “son un aperitivo para los ojos”.

.

Entrevista: Marha Liliana ROMERO

.

A medida que se desgrana una pausada charla con esta suerte de  divo que irrumpió desde atrás -tal como se dice en el turf- al estrellato internacional del diseño de modas, se advierte una especie de devoción hacia su madre. Algo que no puede extrañar, pero que en el relato de Peñaranda tiene un énfasis particular. ¿Por qué se inclinó hacia este espacio de creación, que es para nada fácil?

.

Si busco el origen de este camino debo expresar que yo no lo elegí, por el contrario, fui el elegido. Sospecho que el fundamento de ese proceso fue el amor y el respeto  que siempre sentí por mi madre y mis hermanas -precisa el creador- y ese sentimiento es una línea que quise compartir con las mujeres del mundo. Entiendo que eso se advierte en mis colecciones. Todo comenzó de repente, fue algo muy orgánico a partir de valorar el trabajo de mi madre. No tuve control en la elección de esta profesión y me alegro de que haya sido así.

.

La madre de Peñaranda es costurera, de tal manera que el  niño que sería diseñador creció entre carretes de hilo, agujas, máquinas de coser y telas. En su brazo izquierdo tiene un tatuaje en letra que no siempre queda a la vista. La leyenda dice: “sueño, visión, realidad”. Fueron palabras guía de la madre, que siguen presentes. A partir de esas fortalezas de inicio, ¿qué lo inspira en el momento  de crear?

.

Nada diferente a una emoción personal. Ese es el inicio -asegura Peñaranda- y no importa si es una emoción de felicidad o tristeza. Una pieza creada es una manera de canalizar esa emoción y ponerla ante el mundo.

.

¿Cómo se construye el proceso?

.

Al margen de la agenda que se deba cumplir prefiero trabajar a través de la inspiración y a ese punto no lo puedo definir, simplemente emerge -describe el  creador- y cuando la mente esboza la intuición inicial en matices, estos pasan al papel y de allí a la tela, después a la modelo y a la pasarela. Yo disfruto cada trazo y cada paso.

.

Llama la atención del proceso heterodoxo que sigue Peñaranda para crear, el que juega con esa complejidad subjetiva de manera opuesta a lo que hacían Hemingway o Picasso, para quienes la inspiración no era otra cosa más que un noventa por ciento de trabajo fuerte y un 10 por ciento de hallazgo aleatorio. ¿Cuál es el toque especial de una prenda Peñaranda que la hace  diferente a la de otros creadores?

.

Son cuatro elementos -enfatiza el diseñador- el brillo, la transparencia, la fluidez y el toque o el ADN colombiano.

.

Hay otro detalle poderoso en los vericuetos  de la subjetividad creativa que mueven la mano y la obra de Peñaranda. Afirma q ue la vulnerabilidad es una de las herramientas más poderosas  en su fuerza de trabajo. En apariencia esto es inexplicable porque lo que puede mostrar como evidencia indiscutible es, precisamente, lo contrario. Lo complejo del proceso se debe mirar en términos de dialéctica histórica: vulnerabilidad y pobreza en el origen, fortaleza en el presente y un largo camino de esfuerzo entre ambos opuestos. ¿Qué es eso de la vulnerabilidad en la posibilidad creativa?

.

No lo sé todo en el momento de empezar a estructurar la propuesta -aclara el diseñador- y eso me torna en extremo vulnerable, antes de dar el primer paso. La pieza a crear se vuelve una suerte de confidente del proceso a desarrollar y la memoria de los momentos difíciles son un acicate para hacer lo mejor, necesario y suficiente para que las cosas salgan como deben ser. En este sentido la idea de vulnerabilidad se convierte en una fortaleza que resiste hasta la crítica. Debo señalar que no le tengo miedo a la crítica y la necesito porque en este mundo aquello que se contrapone a lo hecho obliga a mejorar de manera permanente. Eso es bueno.

.

Queda claro que la transparencia y el brillo son un eje en el trabajo de este colombiano. ¿Qué lugar ocupa la paleta de colores?

.

Los colores son un lenguaje que permite canalizar  la emoción -ilustra Peñaranda- y al tiempo son un aperitivo para los ojos. Pero no tengo colores preferidos, más allá de los colores brillosos, que son parte del trópico y por ello de Colombia  .

.

El creador es consciente de que la industria de la moda y la textil en general es una de las industrias más contaminantes. Es por ello que señala la necesidad de “respetar al planeta” pesando en que el consumidor más que plantear cambios de indumentaria a diferentes horas del día, un pequeño aporte sería el de una prenda para todo momento. ¿Cómo se plantea esa estrategia?

.

Somos pioneros en la idea de que una pieza se pueda llevar de la mañana a la noche -aclara Peñaranda- no se trata de imponer lo que se debe vestir sino que es una invitación a participar de la creatividad y afinar el sentido de solidaridad con todo aquello que significa preservar el ambiente. No sé de seguir tendencias sino de celebrar de la mejor manera la posibilidad  de estar en el mundo, lo que reclama formas de respeto, de  respeto por el planeta.

.

¿Cuáles son sus proyectos y qué lugar ocupa Colombia en ellos?

.

En el corto plazo, seguir construyendo, inspirando cuando sea posible y educando cuando los interesados lo acepten -advierte el emprendedor de la moda- para el largo plazo, nuestra tienda en Bogotá y fábricas en Colombia para poder dar trabajo a mujeres cabeza de familia. Junto con esto, que mi país sea sede importante de la moda. No tengo un plan B pero sí la certeza de que podré cumplir mis propósitos.  

.

Llegar a la cumbre cuando se es aún joven y pareciera que nada más se le puede pedir a la vida, exige un aprestamiento personal que no todo el mundo tiene. Para Peñaranda la humildad es una de las otras fortalezas que se requieren para no marearse y seguir con la mente en las estrellas, pero con los pies bien afirmados en la tierra. Dentro de ese panorama, ¿qué significa ser un invitado frecuente a la Semana de la moda de New York?

.

Podría decirse que es un testimonio de que la dedicación, la disciplina y la humildad son condiciones para llegar a un buen final -señala el diseñador- y eso es lo básico que puedo mostrar con mi trabajo (aresprensa).  

.

VÍNCULOS : RETORNA EL BOGOTÁ FASHION  //  PASARELAS Y GUERRA  //  COLOMBIATEX EN PLENO //  RAMIRO OSORIO MÚLTIPLE

.