VITRINA TURÍSTICA A CONTRAPELO

HEDONISMO  //  TURISMO  //  Publicado el 25 de marzo de 2021  //  17.45 horas, en Bogotá D.C.

.

Anato se lanzó a la aventura del año, tal como ya lo había anunciado. Lo hace en medio de un nuevo crecimiento de contagiados y fallecidos en Colombia, luego de un año de pandemia que no declina, en contraste con una lenta campaña vacunatoria. La organización colombiana que agrupa a los agentes de viajes ya anunció y reitera que hará de manera presencial su Vitrina Turística al finalizar abril. Planea realizarla con presencia de público en el lugar de siempre y con la misma gente vinculada con la industria, la que acompañará el desafío temerario aunque se estima que con menor número de asistencia frente a otras ediciones, en particular de la anterior. El lugar de siempre es Corferias, en el occidente de Bogotá. Es quizá un desafío a contrapelo de los temores que están presentes en no pocas personas, pero nadie le quita a la entidad la bandera de la resistencia hacia el repliegue que genera la peste y que sigue atacando con fuerza. Ello a pesar de que la ciencia ya puso a disposición de humanidad el antídoto y en Colombia la inmunización se lleva adelante, con un paso que se percibe para nada veloz, pero que avanza.

.

Está previsto que sea la Argentina el país invitado y es también el mismo que ya estuvo hace 4 años, con otro gobierno y funcionarios con diferente perspectiva de la vida y la democracia. Hace casi un lustro la Argentina estaba gobernada por un grupo que parecía estar integrado por ingenuos, bajo la presidencia de Mauricio Macri. Ahora el estado austral aparece bajo la conducción de un núcleo ideológico que no pocos califican de delirante, bajo la batuta delegada de Alberto Fernández y el arbitrio real de Cristina Fernández. Si la proeza propuesta por Anato consigue realizarse, se pondrá una pica en Flandes para otros gremios y otras convergencias que, como esta, tiene un arraigado aire de apertura e inserción más fuerte en un mundo atribulado. El universo de los viajes y todo lo que está con ellos vinculados es uno de los más golpeados por la crisis que desató la tragedia mundial. Impactado al igual que la infraestructura afín. Esta ya ha pasado varias líneas rojas de resistencia en un lapso prolongado de inflexión que ha dejado numerosas víctimas de la industria en el camino.

.

El tránsito hacia la normalidad hace tiempos que comenzó a recorrerse, la Vitrina es un ejemplo de ello. Pero son pasos tímidos y en conciencia de que puede haber retrocesos no deseados. Las líneas aéreas, la hotelería y una miríada de actividades ligadas de manera paralela y a veces marginal de la actividad en macro, se encuentra afectada de manera evidente. La Vitrina de Anato tuvo la fortuna de ser una de las últimas actividades de tipo ferial en los inicios del año pasado y el interés es que la cita anual no pierda continuidad, aunque ya sufre una demora de casi un trimestre. Todo sigue en orden de lo planeado para la feria turística de Colombia y se supone que se realizará al revés de los anuncios para nada auspiciosos de una segunda ola de contagios y consecuencias negativas más agudas que las vistas a lo largo del año anterior, sobre todo en el pasado diciembre y en las primeras semanas del nuevo año. Pero es claro que la vida individual y colectiva sigue, y debe continuar.

.

Ello no obstante las fatalidades, y la vida incluye a las empresas y a la necesidad de dar curso a un necesario hedonismo que limite el estrés sufrido en estos largos e interminables meses de feas noticias y de confinamiento. Semanas antes del anuncio de la propuesta en presencia, el gremio colombiano de los agentes de viajes realizó una encuesta en la que pudo precisar que un 80 por ciento de la muestra consultada tenía aspiraciones de viajar durante el 2021. El trabajo estadístico se realizó en un conjunto multigeneracional que consultó a más de 1.700 individuos. El wishful thinking está mediado por las restricciones pandémicas que van y vienen en la región sudamericana y en el resto, balanceadas ahora por las esperanzas sobre las vacunas que ya circulan y se aplican aunque en número y tiempo menor al esperado. La situación y percepción aún inestable ante el fenómeno pandémico no reduce la expectativa optimista ante un futuro con mejores y mayores perspectivas. Cierta laxitud social ante los peligros de contagio durante el proceso de vacunación es parte del panorama y de los riesgos que siguen ahí.

.

En paralelo los organizadores también realizarán una versión virtual del encuentro, por primera vez. Es una actualización más allá de la frontera anterior, tan tradicional como presencial y masiva, al tiempo que es un llamado previsivo, por las dudas, ante un panorama que podría empeorar. Eso resulta claro, pues aún quedan varias semanas para la realización de la actividad programada y están en primer plano las nuevas restricciones tanto en la región como en el país anfitrión. Lo previsto es igual pero diferente, pues mientras el encuentro cara a cara está enlistado para los 3 últimos días de abril, la coincidencia en pantalla se efectuará entre el 6 y el 7 de mayo, previo agendamiento. Sobre del apoyo tecnológico ya se dio aviso en el sentido de que incluso en el tramo presencial de la programación se tendrá un fuerte respaldo con las herramientas que puede aportar el soporte tecnológíco. En esa dirección ya se encuentra disponible el registro de expositores para que quienes no puedan asistir a la cita de abril -la presencial- puedan coordinar un encuentro en pantalla mientras corren las jornadas en Corferias.

.

Es parte de la señalada tradición el que los visitantes del extranjero vinculados con los flujos turístico sea el soporte potencial del incremento de esos visitantes al país cafetero. Este año la referencia local de la cita es la capital, Bogotá, y el área territorial que rodea a la gran metrópoli que, asentada en el llamado altiplano cundiboyacense -jurisdicciones de Cundinamarca y Boyacá en lo político aministrativo- tiene una población de que se acerca a los 10 millones de habitantes y es, en sí misma, un fuerte punto de atracción para el viajero que llega desde otros países. No solo lo es por su belleza locativa y el ser un centro que recoge la cultura diversa del país en su conjunto, sino que además porque debe señalarse que el sentido de metrópoli lo adquirió en los últimos decenios, cuando se convirtió en un espacio de confluencia internacional y, por tanto, también reúne a diferentes percepciones del orbe. Esto se expresa en lo gastronómico, en la evolución de la ciudad misma en lo que hace a su infraestructura y como gran centro de negocios de América Latina, en particular de la zona andina (aresprensa).

.

----------

.

VÍNCULO : SIGUEN LAS TRIBULACI0NES

.

VITRINA TURÍSTICA A CONTRAPELO
En: Hedonismo
Vistas: 156
25 mar 2021