TURISMO, SECTOR QUE ALIENTA
Vistas: 516

HEDONISMO  //  TURISMO  //  Publicado el 30 de marzo de 2024  //  12.30 horas, en Bogotá D.C.

.

Las apuestas por un fuerte desarrollo del turismo en Colombia, acrecienta el optimismo de autoridades y de los empresarios que están en el rubro. Ese es el ánimo de ambos sectores, debido a que, de una forma u otra, este crecimiento le pone color a lo grisáceo de la gestión oficial en otros segmentos de sus propuestas. Para los empresarios del sector no es necesario abundar en razones al respecto, las cosas marchan bien y eso es lo que importa. Que el fenómeno coincida o no con la brisa favorable y con el interés del sector oficial no incide de manera directa en las cifras ni en el movimiento afín que mueve las agujas del turismo. En todo caso, si en algo influyese lo es en favor de las expectativas y no se advierten nubes perturbadoras en el horizonte mediato. En el último trimestre del año pasado casi dos millones de colombianos se desplazaron con interés para visitar los numerosos puntos de atracción que tiene la nación cafetera. Un volumen superior cercano al 30 por ciento a lo censado en el año previo. Aunque también debe recordarse que el 2022 fue un periodo que debe estimarse como terminal de la postpandemia. El crecimiento dice mucho sobre la actitud masiva de un segmento voluminoso de población que destina su tiempo libre al descanso y la recreación, viajando por el país para este tipo de actividades. Pero en contraste debe señalarse que tales datos son inferiores en un 6 por ciento a la cota alcanzada en el periodo inmediato prepandémico.

.

Operadores del sector, como las agencias de viajes que informaron a través de Anato -gremio que las agrupa- señalaron que ese movimiento creciente ha permitido un alza en la tasa de empleo que suma a personal temporario y permanente, la que se estima en un 5 por ciento aproximado y con un incremento del salario nominal que alcanzó un 8 por ciento. Las fuentes informaron que casi el 90 por ciento del personal tiene contratos de acuerdo con las exigencias legales. También estos datos tienen contraste, la curva estadística señalada es inferior aún en un 33 por ciento a los índices que se mostraron en el periodo previo inmediato del golpe pandémico. La aludida curva indicaría que el movimiento esperado en el sector se incrementaría un 20 por ciento en el primer semestre que corre de este 2024. Los destinos locales más apetecidos por los turistas propios suelen ser los tradicionales: Cartagena, Medellín, Bogotá y el llamado Eje cafetero. Las cifras se incrementan en otros indicadores en un conjunto que refuerza el optimismo.

Esos indicadores dicen además y, de acuerdo con los destinos elegidos, que el interesado viajero busca destinos de playa y sol en un 60 por ciento. Diferente al interés demostrado por la mayoría señalada, un 11 reclama puntos de interés cultural y un 10 por ciento asiste a congresos, convenciones e incluso turismo médico y afines. Debe añadirse a lo expuesto que los destinos internacionales que convocan en mayor medida a los colombianos son: España, Estados Unidos, México, República Dominicana y Turquía. Estos datos se ensanchan con el llamado turismo receptivo y en este sentido la llegada de cruceros, como fenómeno reciente en términos relativos, resulta un aporte de importancia capital para los puertos principales que, al tiempo, son los que más frecuentan los pasajeros locales. Los barcos llegan a Santa Marta y Cartagena. A estos puntos de apostadero tradicional se ha sumado Buenaventura, en el Pacífico. Tales visitas se han incrementado en un 11 por ciento, comparado con el mismo periodo de inicio de año 2023.

.

También son apetecidos para la visita de los extranjeros embarcados, destinos como Utría, Capurganá, Zapzurro y también el archipiélago de San Andrés y el Cabo de la Vela, este último en el extremo norte de la península de La Guajira. El año anterior llegaron a Colombia 345 mil viajeros en estas naves. Fue un crecimiento porcentual en más del doble, comparado con el ejercicio anual previo. Al igual que las estadísticas aludidas, estos datos son inferiores en un 4 por ciento a lo alcanzado en la etapa anterior al azote universal de la patología sufrida. De la misma manera como ocurre con otras manifestaciones del turismo, los cruceros estimulan las expresiones culturales locales, ancestrales o modernas, no solo urbanas, sino además rurales y folclóricas. En el resumen inmediato queda claro que los datos alientan, tal como señalan las fuentes, y nada indica que en el horizonte mediato haya un reflujo de la corriente que estimula el turismo en beneficio de todos los comprometidos con el sector de este país andino.

.

Los responsables de Anato han informado que durante el desarrollo de la Semana mayor y en la proyección estadística, las ventas a diferentes destinos turísticos se habrían incrementado en un 19 por ciento y que las agendas de los viajeros han incluido a destinos no tradicionales, tales como Norcasia en el departamento de Caldas; Pradera en el Valle, Casanare en Yopal, Guaviare y Chigorodó, este último punto en Antioquia. Entre los destinos al exterior que eligieron los viajeros como destino de la semana de celebración religiosa, figuran, Bolivia, Cuba y Japón. Esta nación asiática participó por primera vez de la reciente Vitrina turística y resulta llamativa la demanda casi inmediata que ha tenido esa presencia como estímulo in situ. Bolivia mostró también su gran potencial cultural y ancestral como atractivo de primer orden, pues ha sido considerado como el mejor destino de Sudamérica, a partir de lo que ofrece al visitante el afamado Salar de Uyuni entre otros. Ese país resultó ganador del premio World Travel Awards.

.

El crecimiento señalado, que tuvo su impacto en la Vitrina y su calendario cerrado el primer día del mes que concluye, contó también con la asistencia señera de las entidades ONU Turismo y el Consejo mundial del sector. Un apoyo institucional de máxima relevancia para los propósitos que se plantean en esta industria local, importante por presencia y forma. Aunque el movimiento de viajeros por motivos de recreación y afines no se detiene luego de concluida la Semana mayor, queda esperar el próximo periodo vacacional de medio año para contrastar los datos estadísticos mostrados entre el inicio del periodo vigente y el intermedio de fin de marzo. Debe reiterarse que nada indica que la curva de crecimiento en el flujo de viajeros se reduzca en crecimiento durante las semanas que restan para llegar a la mitad del periodo anual. Queda pendiente en las expectativas la naturaleza del apoyo que puedan prestar los entes oficiales a esta ola de optimismo y dinámicas crecientes (aresprensa).

.

VÍNCULO

.

¡SÍGANOS Y COMENTE!