----
VEA: ARTES VISUALES / PROGRAMA EDITORIAL







SE PRENDIÓ EXPOARTESANÍAS / ARTES VISUALES / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 06 de diciembre de 2016 / 16.10 horas, en Bogotá D.C.

SE PRENDIÓ EXPOARTESANÍAS *

Tal como ocurre año tras año en la capital de Colombia, se abrió el encuentro de los artesanos nacionales y los extranjeros que son convocados cada diciembre, para presentarse en la gran feria que cierra el periodo con la oportunidad de poner a la vista de todos lo que se produce en sus pueblos y terruños. Desde el 5 hasta el 18 de diciembre, ese despliegue artesanal está expuesto a la vista de la visita multitudinaria en lo que se considera la más importante convergencia de artesanos en Sudamérica. En los primeros tres días de feria unos 50 empresarios de más de una decena de países participan de las rondas de negocios, algo que hace de la artesanía un renglón de exportación todavía de poca trascendencia económica, pero de valor estratégico para el país cafetero.

Estos ejecutivos, de portafolio y tableta electrónica, llegan al evento con la intención de formalizar expectativas de compra sobre objetos elaborados en puntos lejanos del país, con hechura que une la tradición con elementos modernos y refinamiento del diseño, pues los artesanos del país reciben apoyo del Estado en lo que hace al perfeccionamiento de técnicas y manejo de materiales. Esto se lleva adelante con la inserción de programas educativos dirigidos a ese fin y en ciclos de trabajo docente en las distantes comunidades donde residen los artesanos. Debe señalarse que no pocos de estos trabajadores se localizan en zonas azotadas durante décadas por grupos armados ilegales y marcadas por la presión del desarraigo inducido. Las artesanías colombianas más requeridas por los compradores visitantes son las tradicionales vajillas en barro cocido y cerámicas de La Chamba, los tejidos wayúu, bisutería con semillas y alfombras de fibras naturales, entre muchos otros.

Los que vienen a comprar son diferentes de quienes llegan para exhibir: entre estos últimos arribaron representaciones de 18 países y en ese lote de invitados figuran la India, Bolivia, México, Perú y España. La materia prima de los objetos elaborados por los visitantes son el vidrio, la madera, el hueso, el cuero y las fibras textiles, en lista incompleta. En la suma, entre artesanos nacionales y extranjeros se agrupan unos 800 expositores, quienes desplegarán sus objetos sobre una superficie de unos 29 mil metros cuadrados del recinto ferial, localizado al occidente de la urbe anfitriona. La exposición cubre seis pabellones del recinto ferial, especialmente acondicionados. En el conjunto habrá a la vista unos 25 mil objetos artesanales y un entorno en el que no estará ausente la tradición y el exotismo gastronómico que incluye la “cocina de origen” de diversas zonas del país andino, así como también el sonido y ritmo de música y danzas propias de las diferentes regiones colombianas, las cuales por relación propia y obvia acompañan el trabajo de los artesanos.




                                                                                      

La política implícita de esta muestra que llega a su edición 26, se enmarca ahora en los propósitos de paz sobre regiones con conflicto persistente, después de la firma de los acuerdos con uno de los principales grupos armados y gran factor de confrontación, para así pasar la página de violencia extrema que azotó a los campos colombianos durante décadas. La acción docente y de jerarquización de la producción ya referida y continuada por parte del ente estatal Artesanías de Colombia, siempre se llevó adelante como un aporte a esa idea de pacificación, que es parte del texto constitucional del país y que varios gobiernos intentaron concretar con diferente y esquiva suerte a lo largo de los últimos años. La administración vigente pudo cerrar una de esas páginas negras como capítulo histórico de desencuentro entre hermanos. Los artesanos desde sus nichos de creación y producción mantuvieron el hilo histórico y cultural de poblaciones que sufrieron la lucha fratricida, pero que se empeñaron en continuar con el acervo que los identifica y ello permitió que no se pudiese borrar la memoria materializada en obra por los artesanos, con la disolución que es propia de la violencia.

Los números y la estadística -ese horóscopo de la modernidad- señalan que para la ocasión y con base el modelo trazado por los aforos anteriores, lleguen al encuentro 2016 de los artesanos, una cifra media entre los 80 y 100 mil visitantes, lo cual marcaría un hito en este tipo de convocatorias. Los datos consolidados indican además que las ventas de la edición del año anterior de Expoartesanías, entre ventas y merchandising de coyuntura, totalizaron más de 14 mil millones de pesos colombianos, cifra que equivaldría a unos 6 millones de dólares, en cotización del año pasado.  En tanto, las exportaciones colombianas en este renglón y en el mismo periodo llegaron a unos 5 millones de dólares. Esto representaría un valor pequeño en el total de exportaciones del país, pero de máxima importancia y, tal como se señaló, de gran peso simbólico para los sectores sociales vulnerables. Esa dinámica comercial aparece como un factor de empoderamiento comunitario, en espacios sociales por lo general deprimidos (aresprensa). 

------

* Fotos: Martha Liliana ROMERO


Visitas acumuladas para esta nota: 00546



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home