----
VEA: TURISMO / PROGRAMA EDITORIAL

 







FITUR 2017: EL TURISMO NI SE MOSQUEA / TURISMO / HEDONISMO / LOM

 

Publicado el 22 de enero de 2017 / 22.10 horas, en Bogotá D.C.

FITUR 2017: EL TURISMO NI SE MOSQUEA

Acaba de cerrar sus puertas la edición anual de Fitur, en la capital española. Además de la asistencia masiva de público, acostumbrada en la feria turística más importante de Iberoamérica, hubo una fuerte presencia de las entidades oficiales y privadas del sector. Esto en un mundo que, a pesar de las inquietudes y aprensiones vigentes, sigue viajando por negocios, razones académicas o placer, entre otros motivos. El turismo crece en este panorama de inquietudes variadas, con pérdida de los optimismos tradicionales en el futuro y contingencias inesperadas en lo político, en los conflictos vigentes y desconfianza en los liderazgos. La clase media -así lo mostró el reciente foro de Davos- que aporta lo más importante en la fortaleza turística, es fuente de atención por los bandazos de su opinión en los principales países que brindan y reciben flujos turísticos mayoritarios. Lo cierto que no obstante todas las preocupaciones, la gente viaja y la economía que la refuerza y la atiende no tiene mucho de qué preocuparse, por ahora.  La cita internacional se cumplió entre el 18 y el 22 de enero.

A la cita española acudieron casi 10 mil empresas y entes procedentes de 165 países, entre ellos la mayoría de los latinoamericanos. Estas representaciones de múltiple sesgo desplegaron su carta de ofertas en atractivos sobre unos 63 mil metros cuadrados que ocupó el recinto ferial, y asistieron al atractivo conjunto casi un cuarto de millón de visitantes. Más incluso que el año pasado, en que la cifra de visitantes se aproximó a ese cuarto. Es ahora el año del Año Internacional del Turismo Sostenible y eso fue ocasión para mostrar las estrategias dirigidas a propiciar esa doble vía de acciones que es, por un lado, atraer gente y, por otro, no alterar de manera significativa el equilibrio de la biota, los recursos de patrimonio cultural y el terreno que recorren los turistas potenciales. Para los países en desarrollo el turismo es una clave tan importante de las agendas económicas y políticas que unos 60 ministros de las carteras correspondientes acudieron al encuentro internacional celebrado en Madrid.

Entre las sorpresas que se vieron en esta feria fue el reconocimiento a Venezuela por su esfuerzo en internacionalizar el turismo. Reconocimiento expresado por la entrega en una medalla a la ministra de esa cartera, Marleny Ramos, que le llega al país caribeño como una suerte de extraña bendición, después de haber sido defenestrado hace poco tiempo del Mercosur y haber sido rechazada la representación de ese país en la última reunión de ese club de vecinos sudamericanos, en Buenos Aires.  Esto último aun cuando el país bolivariano muestra uno de los más altos índices de inseguridad en el mundo, así como también una de las más altas cotas de inflación, al tiempo que aumenta la crisis política y el abastecimiento de insumos básicos que vulnera los derechos de la población sin distingos de clase. Sobre todo, que impactan a los sectores que, se supone deberían ser los más protegidos por un gobierno que se presume levanta y defiende una bandera socialista

En sentido inverso, Venezuela y en buena medida por las perturbaciones de su tranquilidad interior y de su propia debilidad institucionalidad, arroja flujo turístico hacia Colombia y es el segundo aportante de extranjeros a su vecino regional, detrás de los Estados Unidos y por encima de Brasil y de la Argentina. Lo característico de ese turismo es que sus fines son a veces una forma de expulsión de los nacionales venezolanos como resultado de la señalada crisis. El cruce de la frontera hacia Colombia es de dos tipos: los que mantienen alguna liquidez económica dentro del empobrecimiento generalizado y buscan invertir incluso en pequeñas empresas, a veces familiares. Los otros son jóvenes que buscan trabajo y mejor retribución económica de la que hoy encuentran en Venezuela. Está por establecerse si esa forma de turismo de afán tiene mérito para ser considerado turismo puro o una forma coyuntural de refugio. En ese cuadro debe señalarse que casi todos los países de la región mostraron en el año pasado un crecimiento de sus flujos turísticos.

Azafatas - Fitur 2017 *

México, que también atraviesa un difícil periodo en su tranquilidad interior, aumentó casi un 10 por ciento el aforo de las visitas desde el exterior, en particular la de las corrientes que van hacia los destinos turísticos mexicanos, el D.F. entre esos puntos de interés. También hay tránsito hacia los Estados Unidos, pero esos grupos no pueden ser tenidos en cuenta como de tránsito turístico, porque buscan una meta de supervivencia inmediata hacia la frontera norte y con riesgo de la vida propia, amenazada incluso por la violencia que se vive a lo largo del país azteca. Otro que se benefició con las vertientes turísticas externas fue la Argentina, que pudo hacer cambios políticos democráticos y parece avanzar con trazabilidad positiva hacia su normalidad económica e institucional. Pero también los argentinos buscan destinos externos en los países cercanos, atraídos por la posibilidad de compra de artículos más baratos en Santiago de Chile o en Asunción, dado el atraso cambiario que se vive con el modelo económico impuesto por la nueva administración de Buenos Aires.

Lo cierto es que Fitur cerró con todos sus indicadores en alza, porque el turismo crece y no se mosquea, a pesar de los temores reinantes en el mundo. Las mesas de negocios estuvieron bien activas y los protagonistas operadores de turismo crecieron un 9 por ciento en asistencia, frente a las cifras registradas en el ejercicio anterior. Un punto por encima del indicador previo, mostraron las citas de operaciones sobre esas mesas. Al tiempo, un 23 por ciento de crecimiento en presencia mostraron las empresas de turismo con soporte tecnológico asistentes a esta feria. El tema de la sostenibilidad salió fortalecido de este encuentro, en parte por la demanda de los propios turistas, como corriente de opinión global que crece. El punto es una característica marcada de quienes se dedican a viajar, que podrá afirmarse con educación y actitud. El otro interés que se pudo observar por el recurso primario del turismo, la gente, es el del viaje con interés en la naturaleza -la observación de pájaros, entre otros- el turismo de aventura y la gastronomía (aresprensa).

------

* Foto: elfielato.es 


Visitas acumuladas para esta nota: 00195



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home