------







SEGURIDAD CIUDADANA Y PÚBLICA, SEGURIDAD / ACTUALIDAD

Publicado el 12 de marzo de 2017k, 23.00 horas, en Bogotá D.C. 

SEGURIDAD CIUDADANA Y SEGURIDAD PÚBLICA 

La inseguridad en las ciudades se ha desbordado, en contraste sorprendente con el bajísimo número de denuncias por parte de las víctimas del delito. Es por ello que, en este artículo, se busca precisar conceptos y exponer estrategias a desarrollar, así como señalar las debilidades que suelen acompañarlas, como un aporte que sea de utilidad para reversar la tendencia actual que golpea a la ciudadanía como un todo.

Escribe: Néstor RAMÍREZ MEJÍA *

Por seguridad ciudadana se entiende el logro de un estado de tranquilidad como resultado del manejo adecuado de las condiciones, del diseño, y del espacio físico de la ciudad, en simultáneo con el afianzamiento de la tolerancia y, su correlato, el respeto y la solidaridad entre sus habitantes, es decir la convivencia. En síntesis, la solución a las falencias de la sociedad y del medio ambiente social en la urbe. No obstante, para el logro de dicho estado de tranquilidad, las ciudades deben en primera instancia eliminar las causales de inseguridad con presupuestos siempre deficitarios.

De poco serviría la acción de las autoridades sin eliminar las causas, aunque también es de advertir que sin la acción de la policía y de la justicia, aunque se diese solución a la problemática social y ambiental, tampoco se lograrían modificaciones sustanciales. Es por ello indispensable una sinergia que involucre el apoyo de la ciudadanía, y se comprometan los aportes económicos necesarios y suficientes, tanto de la nación como de la empresa privada. En el proceso y toma de decisiones de la seguridad, es fundamental la participación de los ciudadanos como elemento substancial de legitimidad, base social, y fuente de información.

Información de fuentes primarias sobre las áreas críticas a intervenir, muchas veces inexistente en fuentes oficiales. Es también ese ciudadano el medio más expedito para propagar conocimientos relacionados con programas, proyectos, acciones, resultados, y vehículo para estimular la denuncia y desarrollar encuestas sobre victimización.  En esa relación con la base social el Plan de Seguridad y Convivencia Ciudadana (PISCC), es el punto de partida, de la seguridad ciudadana, vista en una nueva perspectiva como igualdad de oportunidades y la neutralización de la pobreza, la desigualdad, la vulnerabilidad y la marginación.

Desde esta perspectiva señalada, se hará mayor énfasis en la seguridad en sentido estricto, es decir la denominada seguridad pública, como componente importante de la seguridad ciudadana, e identificada como objetiva y subjetiva, según J. Cubert.  Objetiva, entendida como la probabilidad estadística de ser víctima del delito y la subjetiva como el temor a convertirse en un dato más de la oscura estadística criminal. Según los estudiosos, existe una estrecha relación entre percepción de inseguridad y participación ciudadana. La población no participativa, es por naturaleza desconfiada cuando depende de una institucionalidad deficiente y aparece ante el resto -incluidas las autoridades- como carente de conciencia ciudadana.

Cuando estos núcleos desorientados conviven en espacios urbanos negativos, amplifican su percepción de inseguridad. Josep Ma. Pascual, divide las respuestas de prevención en tres ámbitos:

 

  • Positivistas, para el abordaje de las desigualdades sociales, por medio de reformas como las de empleo, educación, transformaciones, ambientales y habitacionales; 
  • Disuasivas, que denomina ambientales o situacionales -para la generación de oportunidades de comisión de un delito- como la iluminación y la vigilancia;
  • Comunitarias, como mezcla de las dos anteriores, enfocadas a una comunidad específica. 

 

Para hacer efectiva y eficiente la seguridad se requiere del liderazgo de los alcaldes sobre los actores de poder, la policía, la justicia y las autoridades en general. Ello implica el seguimiento y evaluación del PISCC y del plan de acción diseñado por la policía con base en el plan estratégico derivado a su vez de dicho PISCC. En el punto anterior, hay que tener en cuenta que la delegación de la seguridad en cabeza de las secretarías de seguridad o de gobierno debilita el ímpetu en la acción.

Igualmente es imperativo que el alcalde, como primera autoridad, supervise  tanto la adopción  del CompStat ** como el proceso de rendición de cuentas por parte de la policía así como también la elaboración y complemento de su plan de acción. Plan que debe determinar de forma clara el funcionario responsable de cada proyecto y de su evaluación, costo del mismo, plazos e indicadores de gestión, más de impacto cualitativo que numéricos. La inteligencia, como primer elemento de la estrategia, y ojos de la autoridad, debe mantener comunicaciones efectivas y en tiempo real, con los componentes de la reacción.

Las comunicaciones se constituyen en la herramienta para el trabajo en equipo eficiente y eficaz. El primer impacto de importancia en las comunicaciones lo produce la línea  123, en conexión inmediata con la unidad de reacción. La inteligencia debe ser la base para la toma de decisiones, siendo la denuncia, quizás su principal fuente. Por tanto es imperativo estimular dicho instrumento, diseñando un  sistema práctico, estandarizado y reglamentado para ser recepcionada por cualquier autoridad, en cualquier tiempo y lugar.

Toda información debe quedar registrada en archivos electrónicos de fácil consulta y en el mapa georreferenciado ***. En referencia a la reacción inmediata, queda claro que esta se debe dar desde el mismo lugar donde se adelantan las investigaciones y  en cercanía al suceso delictivo, como garantía de que el criminal no tendrá tiempo ni lugar para esconderse. En el mismo orden, la descentralización obligada de  la acción policial contra el homicidio, el hurto, referidos a la seguridad y, lesiones personales en accidentes de tránsito en cuanto a convivencia debe contar con el acompañamiento de la fiscalía y del juez.

La reacción con operativos efectivos y eficaces construye percepción de seguridad y por ende confianza ciudadana. La escasez de policía –menos de 2.5 por mil habitantes- genera dificultades, razón por la cual es importante maximizar la eficiencia y eficacia. Al Llegar a este punto debe enfatizarse  que, no sancionar a todos los infractores, sin excepción, estimula la profesionalización del delito y envía mensajes claros de tolerancia e impunidad. Contribuye a ello la condescendencia con el delincuente menor de edad, igual que la no penalización de robos de bajo monto.

Por otra parte, el combate al microtráfico y la red de distribución debe darse en forma coordinada pero descentralizada. El éxito en este campo repercute en   disminución de la violencia, protección de la juventud y la neutralización del mayor generador de otros delitos. Seguir exclusivamente a los distribuidores del microtráfico y no a quien dirige el negocio en el barrio es un error pues los primeros son desechables. Podrian haberse tratado otros asuntos como la rutina y la burocratización; las cárceles como cerebro de gran parte de los delitos y la importancia de crear redes de inteligencia en las mismas.

No obstante, lo que el alcalde o el asesor en seguridad deben saber y aplicar lo encontrará en los anteriores contenidos. Su aplicación le garantizará al menos indices espectaculares  similares a los  logrados en la decada de los 90 por el alcalde Rudolf Giulliani y por el comisionado policial William Batton en la ciudad de New York, sin las críticas que estos recibieron en su momento. El modelo expuesto recoge métodos organizativos y de acción fruto de experiencias internacionales exitosas contra el delito. Métodos que no excluyen la flexibilidad requerida para su implementación (aresprensa).

-----------

* General (RA) del Ejército de Colombia. Consultor y asesor de seguridad, terrorismo y contraterrorismo.

** CompStat (Computer Statistics), sistema diseñado por el Comisionado William Batton del Departamento de Policía de Nueva York. Emplea Sistemas de información geográfica para elaborar mapas del crimen y la identificación de problemas.  Semanalmente, el comandante, su estado mayor y los expertos disponibles se deben reunir con una unidad subordinada seleccionada por sorteo para comprobar el cumplimiento de metas, trazar las de la semana siguiente y solucionar problemas para la disminución de la criminalidad y, mejora de la calidad de vida en el área de responsabilidad.

*** La georreferenciación es un aspecto fundamental en el análisis de datos geospaciales, pues es la base para la correcta localización de la información de mapa y, por ende, de la adecuada fusión y comparación de datos procedentes de diferentes sensores en diversas localizaciones espaciales y temporales. El registro en tiempo real del delito en este mapa permite prever el comportamiento futuro del mismo, hora, tiempo, lugar forma, debido a patrones de comportamiento del delincuente.


Visitas acumuladas para esta nota: 00465



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home