-----
VEA: ARTES VISUALES / PROGRAMA EDITORIAL







ARTBO: MÁS ALLÁ DE UN FIN DE SEMANA / ARTES VISUALES / PATRIMONIOS CULTURALES / A-P

Publicado el 17 de mayo de 2017 / 23.30 horas, en Bogotá D.C.

ARTBO: MÁS ALLÁ DE UN FIN DE SEMANA

Es una iniciativa curiosa pero para nada sorprendente: la marca Artbo con el respaldo de la Cámara de Comercio de Bogotá se dispone a lanzar su primer fin de semana de inmersión en diferentes opciones culturales, cruzadas de manera transversal por las artes visuales.  Se busca -dicen los promotores- fomentar la circulacion y visibilización de las manifestaciones estéticas que desde la tradición de la paleta y el caballete hasta la performance y la instalación, pueden decir algo más allá de la acostumbrada feria de cada octubre. Así, la capital y el país puedan poner en superficie la evolución de la producción estética local, sobre todo, pero sin excluir aquello que es internacional aun cuando se proyecte desde la capital andina. La agenda es amplia, quizá demasiado ambiciosa, pero no puede ser molestia el apostar a lo más alto, incluso si en la experiencia post-facto es necesario recoger algunas velas para no desaprovechar los buenos vientos cuando son escasos. Esto, porque aunque los indicadores económicos son lánguidos, el esfuerzo por formar cultura de coleccionistas y mantener el interés por aquello que en el arte es intercambio económico, no puede ni debe detenerse por las coyunturas. Por ahora,  la iniciativa parece responder a una política de largo plazo en lo que hace a la puesta en escena de lo que crean los artistas y pretenden hacer circular las galerías.

Reporta: Martha Liliana ROMERO

En la propuesta se quiere hilvanar una red urbana constituida no solo por galerías, sino además espacios independientes, museos, fundaciones, entre otros segmentos de exhibición. A esos escenarios van unidas algunas editoriales y es probable que si la apuesta se afirma se sumen otras posibilidades dentro de la idea de promoción de las artes. No es nada sencillo pero de manera alguna es imposible porque la oferta cultural de la urbe andina es hoy por hoy sólida y, desde hace algunos lustros, ya no tambalea. Para el caso de los grandes recitales -si se abordase el tema de las artes escénicas- ya es costumbre la presencia de grupos y solistas de gran caché internacional, sin que esa presencia extrañe a nadie, y se incluye a Bogotá en giras que vinculan a Río de Janeiro, Santiago o Buenos Aires.

Dentro de ese marco  debe señalarse que la experiencia que se inicia ahora en Bogotá no es nueva. Otras grandes capitales, incluso en el vecindario, ya avanzan con pie firme en esto de sacar a la calle las artes y quienes se interesan en ellas, con la salvedad de que esos interesados no sean siempre los mismos sino que el público y su relación con las obras se incremente de manera constante, con prisa o sin ella. Bogotá ya ha experimentado esto con la fotografía, entre otras expresiones, y existe vieja legislación que promueve el que los grande edificios “vistan” sus espacios con, por ejemplo, grandes esculturas. La teoría que surgió después de la aparición de las vanguardias en la segunda mitad del siglo XIX, se encargó de  vincular la vida diaria del ciudadano con el criterio de lo urbano, como forma de impugnación a lo hierático del clasicismo. Eso se complementó con visiones que patearon el tablero de los bienpensantes, entre ellas las de Freud y Nietzche, por citar sólo a dos iconoclastas que acompañaron la subversión del arte.

El sensorium de la sociedad de masas y sus tendencias inerciales de consumo, acompañaron la desacralización de las propuestas estéticas, su inserción en las lógicas del mercado y el compromiso con la vida cotidiana, en tanto que Walter Benjamin remató las cosas, para dar claves de comprensión sobre la relación entre tecnologías, consumos estéticos y una democratización irrefrenable en la relación arte-público. Ese recorrido permite entender y propiciar una legitimación del movimiento que se emprende desde Artbo para “ganar” la calle y los senderos hasta los  espacios dedicados a exhibir las  propuestas estéticas. Eso y la red dispuesta para el tránsito y el encuentro conforman en lo concreto una dialéctica y una estrategia de relación dinámica para hacer posible otra forma de llegar al arte y estimular el interés específico.

ARTBO 2016 *

En la suma, habrá 42 espacios dispuestos para la oferta estética. Cada punto estará ordenado por 3 recorridos que vincularán a sectores de la capital colombiana, tales como Chapinero, Norte, La Macarena, Centro y San Felipe. En ellos se encontrarán 24 galerías y 11 espacios independientes. De forma complementaria habrá 19 proyectos editoriales locales y 5 internacionales invitados. En este segmento, además de los mexicanos, habrá  una editorial inglesa y otra española, todas especializadas en la publicación de libros específicos,vinculados con las artes. Este otro escenario lo componen 7 instituciones -entre ellas un museo- que reúnen el trabajo de un centenar de creadores. Todo eso complementado con un servicio de transporte especial sin costo que unirá los nodos de la red. No es lo único gratuito, también lo es el ingreso a los escenarios puntuales programados y abiertos entre el 19 y el 21 de mayo.  

Las visitas serán guiadas, a nadie se le exige sabiduría previa aunque el arte, tal como se señaló, ya no pertenece a un distante “topos urano”, pues la Modernidad exigió su desacralización, con teorización vinculante y las correspondientes claves de comprensión. En el remate de la propuesta se llevará adelante un foro académico entre el 20 y el 21 de mayo, en la sede Chapinero de la Cámara de Comercio. bajo el rimbombante  título de “Más Allá del cubo blanco: percepción y conocimiento en acción”, bajo la orientación de la curadora Ana Sokoloff. El tema del coleccionismo y el del mercado del arte en los tiempos vigentes serán dos de las áreas de reflexión que conformarán el foro. La ciudad como museo es otro aspecto de abordaje convocante para el debate y el intercambio de iniciativas. Entre los disertantes internacionales invitados  a este espacio están los nombres de Renaud Proch y Stefania Bortolami, ambos de Nueva York. Curador el primero y galerista la segunda (aresprensa).

------

* Fotos: M.L.R.  


Visitas acumuladas para esta nota: 00269



¡SÍGANOS Y COMENTE!







MARKETING Y FELICIDAD por Nestor Diaz Videla

2Checkout.com Inc. (Ohio, USA) is a payment facilitator for goods and services provided by www.aresprensa.com.


Todos los derechos reservados ARES 2003 - 2016                   
Volver al home